Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Cómo curar las heridas infectadas a mi perro

Curar heridas infectadas a un perro advice
© Shutterstock

Los perros suelen ser animales activos, por lo que nunca se les debe quitar el ojo de encima cuando se sale a pasear con ellos, pues pueden ocurrir accidentes en los que el can salga herido. Actuar rápidamente ante situaciones de este tipo y curar la herida lo antes posible debe ser siempre tu prioridad. En este post te enseñamos cómo curar las heridas a un perro de una manera rápida y eficaz. 

Por Rodríguez Paula

¿Cómo y con qué curar heridas a un perro?

El tipo de heridas que más se suelen hacer los perros son superficiales y, a pesar de que no es motivo de gran preocupación, hay ciertos momentos en los que deberás intervenir para curar las heridas de tu perro. Aunque no sean graves, las heridas pueden infectarse y hay que evitarlo.

Para explicar cómo curar la herida de un perro bien, lo correcto es hacer una separación dependiendo de en qué parte del cuerpo se encuentre la herida, así como la forma en la que se ha hecho el animal esa herida:

Cómo curar heridas en patas de perros

Esta zona es bastante propensa a sufrir heridas, sobre todo si tu perro es una animal muy activo y le encanta correr porque puede hacerse daño paseando por el campo o incluso jugando. Para saber cómo curar heridas en patas de perros y evitar su infección, lo que hay que hacer es seguir ciertas pautas, que son:

  1. Si lo crees necesario, empieza por colocarle un bozal al perro. Si piensas que puede revolverse para morder como reacción al dolor que le puedas causar curándole, lo mejor que puedes hacer es curarte en salud y protegerte poniéndole un bozal o algo que no le permita morder.

  2. Observa la gravedad de la herida, ya que si es algo superficial seguro que fácilmente se la puedes curar tu desde casa. Pero si ves que ya es algo profundo y que puede llegar a ser grave, lo mejor es que lleves el can al veterinario para que no se le infecte. Aquí te dejamos toda la información sobre cuánto cuesta una visita al veterinario. 

  3. Consigue todo el material que necesitas para curar una herida a un perro. Normalmente lo que vas a necesitar es agua oxigenada, betadine, suero fisiológico, gasas, guantes de látex… Lo mismo que si curaras una herida a una persona. Prepáralo con antelación para tener todo a mano cuando lo necesites.

  4. Si no consigues ver la herida porque la zona en la que está tiene mucho pelo, córtalo. Es la única manera de saber donde está realmente la lesión. Con mucho cuidado vacía la zona afectada hasta que veas claramente la herida.

  5. Para limpiar la herida de la pata, sujétalo con cuidado, levántalo un poco y pon algo bajo de la pata. Ahora puedes echar suero fisiológico por encima para desinfectar la zona. Con una gasa limpia el área de la herida.

  6. Con otra gasa limpia, echa agua oxigenada sobre la herida. Puedes aplicarla dando toques suaves sobre la zona si ves que el animal se queja mucho. Por último, pon yodo y deja que se seque al aire.

  7. Cuando ya le haya dado el aire y se empiece a secar, puedes cubrirle la herida al can con unas gasas. Y si lo crees necesario, ponle al perro un collar isabelino para que no se quite el vendaje ni se chupe constantemente la herida. O puedes contemplar otras opciones más cómodas para tu perro.

Todo será más fácil si consigues que el can se tumbe y se quede quieto. Si crees que necesitas ayuda para esto pide a alguien que te lo aguante para que se calme y tú puedas curarle.

Cómo curar heridas por mordeduras

Si te ves en la terrible situación en la que tu perro se está peleando con otro can y no puedes separarlos, puede que el desenlace sea un tanto desagradable para los animales. Por eso siempre viene bien conocer cuál es el proceso de cura tras una mordedura.

Para saber cómo curar la herida de una perro que ha sido hecha por otro can, tras morderle, tan sólo debes recordar los 4 primeros pasos que habíamos explicado en el apartado anterior, pues también te sirven en este caso.

Para curar una herida a un perro hecha por una mordedura seguirás el mismo proceso de limpieza de la zona que tiene la lesión pero, al tratarse de una herida provocada tras una mordedura, lo más posible es que se infecte.

Es por ello que tras una primera limpieza y desinfección de la herida, la opción más lógica es llevar a tu perro al veterinario para que lo examine bien y descarte cualquier contagio.

Cómo curar una herida infectada a un perro

Si la herida del perro tarda tiempo en curarse porque no cierra bien o porque se la muerde y no cicatriza, puede ser que llegue un momento en el que se infecte. Esto lo verás de manera clara y es que normalmente la herida supurará pus cuando esté infectada. Ese pus puede ser tanto de color amarillo como de color verde.

Para curar una lesión así, lo primordial es hacer una limpieza muy profunda en la zona infectada. Y para ello puedes seguir los mismos pasos explicados en el primero apartado, eso sí, teniendo en cuenta que el pus acumulado en la herida hay que sacarlo. Si no todo, la máxima cantidad posible. Siempre teniendo en cuenta que ello no le implique un gran dolor al animal.

Para que la pus desaparezca del todo, también deberás administrarle al perro antibióticos y para eso necesitarás visitar a tu veterinario de confianza. Además, las curas hechas por un profesional siempre serán mejores.

Lo principal es contener la infección para que no se generalice y tratarla correctamente para que no vuelva a aparecer.

Por regla general, siempre que tengas que curar una herida a un perro debes tener en cuenta de qué tipo es y acudir al veterinario a la mínima duda que tengas.

Ya ves que hay heridas de distintos tipos y, aunque el proceso de curación suele ser el mismo al principio, los pasos finales dependerán de cómo se haya hecho el perro la herida y, por lo tanto, el procedimiento de cómo curar una herida a un perro será diferente.

Lea también