Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Qué son los seguros de responsabilidad civil para perros?

Seguros de responsabilidad civil para perros advice
© Shutterstock

Son muchos los hogares españoles que ya tienen una mascota, concretamente alrededor de un 20%. El seguro de responsabilidad civil para perros no es obligatorio, pero sí recomendable aunque nuestro perro no se considere como potencialmente peligroso.

Son más perros que gatos los inscritos en estos seguros y, entre las razas registradas, las más populares están: los Yorkshire Terrier, seguida del Pastor Alemán, el Bichón Maltés, el Chihuahua y el Labrador Retriever. En cambio, entre los gatos inscritos son pocos los de raza, pero de entre las razas que sí están apuntadas en el registro destacan los gatos Siameses y los Persas.

Por Rodríguez Yanira

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil para perros?

El seguro de responsabilidad civil es el seguro más conocido, el más básico para cualquier tipo de mascotas. Para lo que funciona este seguro es para cubrir la obligación del dueño de la mascota si alguna vez ocurriera algún accidente que causase daños a perros de otras personas, o a terceros.

El capital que se asegura siempre depende de la compañía aseguradora y también del perro, es decir, de su raza. Por norma general, la cuantía que cubre oscila entre 60.000 y 300.000 euros. Pero como decíamos siempre depende de la compañía.

El seguro de responsabilidad civil para perros también llega a cubrir los daños que nosotros podamos tener en algún accidente con cualquier otro perro, es decir, si nos ataca o si nos rompe algo de valor. Algunas aseguradoras también ofrecen la opción de asistencia jurídica en caso de que la necesitemos.

¿Es el seguro de responsabilidad civil para perros obligatorio?

Este seguro aunque no es obligatorio y se contrata de manera voluntaria, ya es preciso para algunas comunidades autónomas como la Comunidad de Madrid, sin importar la raza del animal en cuestión. Para el resto del país, el seguro de responsabilidad civil es imperativo tan sólo para aquellas razas que fueron etiquetadas como potencialmente peligrosas. Aunque cada Comunidad Autónoma se rige según unas normas, por lo que depende de la ciudad en la que viva el perro.

Las razas etiquetas como potencialmente peligrosas

Este tipo de perros, a los que se les denomina potencialmente peligrosos deben de cumplir con una serie de requisitos para serlo y, por tanto, para que su dueño contrate el seguro de responsabilidad civil para perros. La Ley aprobada en 1999 en referencia a los perros PPP establecía que un can era peligroso dependiendo de sus genes y del aprendizaje, además de por su entorno y ambiente.

En el año 2002 se cambió esta ley para corregir e intentar afinar esta definición. En esa Ley se incluyó un listado de las razas Potencialmente Peligrosas, que son: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

También los cachorros que nazcan de cruces entre estas razas son considerados como peligrosos. Se añaden además a la lista todos aquellos que, a pesar de no pertenecer a ninguna de las razas antes nombradas, poseen las siguientes características:

  • Gran musculatura, cuerpo robusto, vigoroso y resistente.

  • Carácter fuerte

  • Entre 60 y 80 centímetros de perímetro torácico con una altura entre 50 y 70 centímetros.  Además de pesar más de 20 kilos.

  • Mandíbula grande, fuerte y de cabeza grande.

  • Patas muy musculosas.

Para poder tener en posesión cualquiera de estos perros se necesita acreditar que se tiene un seguro que cubra unos 120.000 euros. Este mínimo puede variar anualmente dependiendo de la subida de precios.

Pero siempre dependerá de la Comunidad Autónoma en la que se esté residiendo, pues algunas de ellas ya tienen un mínimo que es superior al nacional. Entre estas comunidades se encuentran: Galicia, Madrid, Valencia, Cantabria, Castilla y León y Cataluña.

¿Es recomendable tener un seguro de responsabilidad civil para perros?

Siempre es recomendable asegurar al animal por nuestra propia tranquilidad. Así, si el perro llegase a causar algún daño, no seríamos nosotros los que tendríamos que hacernos cargo de los gastos.

De igual manera, los perros y otras mascotas, deben estar identificados siempre con el conocido microchip que se coloca baja la piel del animal. Esto sí que es igualmente obligatorio para todos y ayuda a que el perro sea identificado en caso de extravío del mismo.

Cómo elegir un seguro de responsabilidad civil para perros

Cuando nos lancemos a buscar un seguro para nuestro perro, vamos a encontrarnos con que las posibilidades son bastante amplias. Pero siempre podemos acudir a buscadores de precios o a expertas aseguradoras para que nos aconsejen.

Lo mejor no sólo es comparar los precios de cada seguro de responsabilidad civil para perros, sino también fijarnos en la cobertura del mismo en comparación con el precio. Porque si una póliza nos sale algo más cara pero nos cubre ante más situaciones, puede ser que nos convenga más.

¡Esto ya depende de ti!

Lea también