Ahora en Wamiz :
Wamiz Logo

Publicidad

¿Es bueno dormir con mi gato?

dormir con gato mujer advice © Shutterstock

Si eres de los que duerme con sus animales de compañía, ya sean perros o gatos, deberías saber que, científicamente hablando, hay más contras que pros.

En este artículo te mostraremos ambas caras de la moneda para que puedas formar una opinión clara al respecto.

Por Rodríguez Yanira

¿Duermes con tu gato, pero no sabes si es bueno o malo? A continuación; te mostramos cuáles son los pros y los contra de pasar las noches con tu animal de compañía. 

Dormir con tu gato, una decisión personal

Dormir con tu gato es siempre una decisión personal y, aunque desde la ciencia nos digan que esta conducta puede traer problemas para el animal, muchos veterinarios también alegan que la compañía de tu felino puede aportar muchos beneficios.

Tanto perros como gatos son animales que se utilizan en distintas terapias para ayudar a personas con problemas depresivos y son la compañía perfecta para gente que se pueda sentir sola como los ancianos. Además también está demostrado que consiguen mejorar la sensación de bienestar en las personas que los rodean.

Según el Centro de Control y Prevención de enfermedad de EEUU, casi el 56% de la población que tiene gatos los dejan dormir en la misma habitación y, de ese porcentaje el 50% duerme en las camas.

Algunos psicólogos tienen explicación para esta conducta, y es que la cercanía y complicidad que se alcanza al compartir la cama no podría lograrse de ninguna otra manera. Esta cercanía es notable tanto para los dueños como para los gatos, y es una de las bases sobre las que se construirá la convivencia entre ambos.

Por su parte la ciencia dice que dormir con un gato ni es bueno para la salud, ni tampoco ayuda a descansar mejor. Hay varios estudios que afirman que cuando las personas duermen con un gato, o un perro, duermen peor pues la postura del animal les molesta y afecta al sueño.

Además que la temperatura corporal de humanos y animales no se puede comparar ni se puede igualar. Cabe mencionar también que los gatos tienen un ciclo de sueño diferente al nuestro por lo que se hace casi imposible tener una noche tranquila si decides dormir con un gato.

El problema es que muchas de las personas que si deciden, no sólo compartir habitación con su gato, sino dormir con él, niegan que eso ocurra y dicen que descansan incluso mejor. Como puedes ver hay opiniones para todos los gustos.

Sin embargo hay más estudios en contra que a favor de esta práctica que, por supuesto, está totalmente desaconsejada para personas con asma o algún otro tipo de alergias por el tema del pelo del gato. Aunque si eres alérgico a puedes reducir tu alergia a los gatos con algunos trucos.

Pero entonces, ¿dormir con un gato es saludable o no?

Primero, tienes que saber cuáles son exactamente los hábitos que tiene tu gato. Tener estos datos sobre su rutina diaria es importante porque:

  • Cuando un gato pasa muchas horas en la calle, no es muy recomendable que duermas con él pues podría tener pulgas o cualquier otra infección. Y es que aunque sea domestico y lo cuides en casa, nunca sabes si un día puede comer algo en mal estado cuando sale a la calle, por ejemplo.

  • Si tienes un gato que pasa todo el tiempo en casa, hay ciertas enfermedades que te podría contagiar igualmente como la toxoplasmosis. No es una enfermedad que refleje ningún síntoma, pero podría padecerla igualmente sin que tu notases nada raro en el animal. Aunque las probabilidades de que esto pase son bajas.

Si tu minino no sale a la calle puedes plantearte dormir con un gato. Eso sí, siguiendo ciertas pautas:

  1. Acudir a la clínica veterinaria para que le pongan todas las vacunas correspondientes (en caso de no haberlo hecho ya), para descartar todo tipo de enfermedades o infecciones.

  2. Deberás bañar y peinar a tu felino de manera regular para que su pelo siempre esté lo más limpio posible. Aunque el gato es un animal pulcro por sí mimo, hay pequeñas zonas que es mejor que lavemos nosotros.

  3. Tener la casa -y la habitación especialmente-, lo más limpia posible. Ya que el gato se paseará por ahí y cuanto más sucio esté el suelo peor para el animal que luego se meterá en tu cama.

Detalles a tener en cuenta si duermes con tu gato

Las primeras noches que invites a tu gato a dormir contigo, seguramente se despierte durante la noche un par de veces y de paso te despertará a ti también. Suele pasar al principio hasta que al final os acabaréis acostumbrando el uno al otro y vuestras horas de sueño se sincronizarán.

Si te mueves mucho al dormir tenlo en cuenta pues podrías hacerle daño sin darte cuenta.

Si realmente quieres dormir con un gato, ten en cuenta que te aporta grandes beneficios como la mejora de vuestra confianza y el refuerzo en vuestros vínculos; pero que científicamente no está recomendado.

No obstante, si eres una persona amante de los animales sabes que despertar al lado de un gato puede ser el momento más bonito del día.

¡La decisión está en tus manos!