Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Cómo reducir la alergia si convivo con gatos?

Gatos que no dan alergia advice
© Shutterstock

Estudios recientes indican que un 26% de los europeos sufre alergia a los gatos. Lo más destacable es que la mayoría de los alérgicos no lo son al pelo del animal (como popularmente se piensa), sino a una proteína concreta conocida como Fel D1.

Por Rodríguez Paula

¿Cómo se produce la proteína Fel D1?

Esta proteína se segrega a través de las glándulas de la piel, saliva, orina, glándulas sebáceas y sudoríparas y en el fluido acuoso lagrimal. Por lo tanto, cuando un alérgico se encuentra con un gato, sufre una reacción al entrar en contacto con la proteína que está distribuida por todo el cuerpo del felino, además de quedar impregnada en el pelo al lamerse y acicalarse. 

Es importante saber que esta proteína se encuentra en todos los gatos, por lo que todos los gatos van a producir alergia; la única diferencia es que algunas razas secretan menores cantidades de Fel D1 y, en casos de alergia leve, pueden no aparecer síntomas. 

Desde Wamiz, en el siguiente artículo hablaremos sobre cuáles son las razas de gatos que no dan alergia, o al menos producen menos cantidades de Fel D1.

Gato Siberiano

Si eres alérgico a los gatos y aún así deseas convivir con un felino, este es tu gato. El gato siberiano, además de su belleza y gran tamaño, es el menor productor de proteína Fel D1, por lo que es uno de los mininos que no suelen dan alergia.

Su secreción en la saliva es mínima, por lo que prácticamente nada quedará impregnado en su largo pelaje. Está indicado en casos de alergias leves o intermitentes, ya que si sufres una alergia muy grave también puedes ser sensible a esta cantidad mínima de proteína. 

Te recomendamos que primero conozcas a un gato siberiano en un periodo de prueba y, si no hay ninguna reacción negativa, estarás listo para convivir con estos gatos tan dulces, sociables y cariñosos.  

Gato Bengalí

Siguiendo al anterior felino, el gato bengalí puede dar menos alergia porque produce menos proteína. Estaría indicado para alérgicos que no estén muy sensibilizados, aunque hay que conocer el carácter de estos preciosos gatitos. 

Pese a la apariencia salvaje de estos mininos, que los hacen muy atractivos, necesitan un amo que siga su ritmo, ya que son muy activos y juguetones.

Gato Devon Rex 

Este minino presenta dos ventajas para las personas alérgicas, ya que producen menor cantidad de proteína de lo normal y, además, casi no sueltan pelo, por lo que será muy difícil que distribuya el alérgeno por la casa. 

En cuanto a su carácter, suele ser un gato muy dependiente de su dueño y adora la compañía, por lo que precisa mucha atención.

Gato Azul Ruso

Es otra de las razas de gatos que no dan alergia. Y es que el gato azul ruso también produce niveles bajo de proteína. Además, estos alérgenos quedan atrapados en su espeso pelaje, en la línea más cercana a su piel, por lo que el contacto directo y la dispersión en el ambiente resultan complicados. 

Se trata de un gato tímido al principio pero que con el tiempo, cuando coge confianza, se vuelve muy cariñoso y juguetón. 

Gato Sphynx

Por último, mencionamos esta raza para desmentir muchas creencias. Al tratarse de una raza sin pelo puede pensarse que no produce alergia pero, como ya hemos visto, no es el pelo si no la proteína Fel D1 lo que causa la sensibilidad, y estos gatos tienen una producción de la proteína en niveles totalmente normales. Por lo tanto, el gato esfinge no es recomendable para personas con alergia, ya que las distribución del alérgeno patógeno es abundante y desencadenará una reacción alérgica como cualquier otro gato común. 

¿Cómo reducir la alergia si convivo con gatos?

En situaciones donde ya convives con gatos y te es difícil separarte de ellos, o si deseas adoptar un gato de raza “apta para personas alérgicas”, existen algunas medidas que puedes tomar para reducir las reacciones alérgicas. Te comentamos algunas de ellas:

  • No dejes que tu minino tenga acceso a tu habitación o la habitación de la persona sensibilizada. Si tu gato se pasea por tu cama y todos los rincones de tu habitación estará liberando alérgeno por todas partes y durante tu descanso estarás respirando alérgeno continuamente. 

  • Fuera alfombras y moquetas. Estos objetos tienden a atrapar el polvo y todo lo que se encuentre en suspensión en el ambiente, por lo que será un almacén de alérgeno constante.

  • Cepillar al gato con frecuencia. Quizá la persona alérgica no sea la más indicada para realizar esta tarea, pero puede encargarse otro familiar. De esta forma se retira el pelo que se desprende eliminando también los alérgenos atrapados en él. 

  • Mantener el arenero estrictamente limpio. Al igual que el cepillado, no debería realizarlo la persona sensible a los gatos. Con la higiene del arenero eliminamos los alérgenos secretados por la orina.

  • Castración. La proteína Fel D1 está asociada a la síntesis de progestágenos (testosterona y progesterona), por lo que es recomendable esterilizar a nuestro gato. En machos, la producción de testosterona se verá reducida considerablemente y del mismo modo ocurrirá en hembras, pero en este caso gracias a la reducción de la progesterona. 

Si aun adoptando todas las medidas el problema sigue existiendo, te recomendamos acudir a un médico para que supervise tu evolución, y deberías replantearte la convivencia con los gatos, ya que se puede terminar siendo un riesgo grave para tu salud.