Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Cómo funciona el calendario de vacunas para gatos?

Vacunas para gatos advice
© Shutterstock

Las primeras vacunas que debe recibir un gato son justo después de dejar la leche materna. Cuando el gato ya es un adulto hay que volver a vacunarlo de algunas vacunas, en concreto cada cierto período de tiempo que, normalmente, es de tres años. Si tienes dudas sobre la vacunación de tu felino, en este artículo te mostraremos qué vacunas son imprescindibles y cuándo hay suministrárselas. 

Por Rodríguez Yanira

Consultas previas a las vacunas para gatos

Antes de empezar a vacunar a tu gato lo que debes hacer es visitar al veterinario para que le puedan realizar pruebas, y así consigan corroborar que todo está bien o si, por lo contrario, hay algún problema de salud en el animal. 

Este último paso es muy importante, sobre todo si el gato es adoptado o ha vivido mucho tiempo por su cuenta sin que nadie lo cuide, ya que eso significa que nunca ha tenido una atención veterinaria de calidad y podría estar en riesgo de sufrir alguna enfermedad mortal para gatos. También hay que tener en cuenta que es importante hacer una desparasitación del felino tanto externa como internamente.

Cuando el gato esté en óptimas condiciones y el veterinario conozca ciertos detalles como qué estilo de vida va a llevar o de dónde proviene, se podrá determinar en la misma clínica veterinaria el calendario de vacunación del gato. Lo mejor es que sea el veterinario el encargado de marcar cuáles serán las vacunas para gatos

Calendario de vacunas para gatos más común 

Algunas fechas de vacunas para gatos son clave y casi todos los animales las comparten. Estas fechas son:

  • Trivalente felina. Cuando el animal deja de tomar leche materna que suele ser a los 2 o 3 meses de vida.

  • Refuerzo de la trivalente felina. Cuando han pasado 3 o 4 semanas de la primera vacuna, es decir, sobre los 4 meses de vida.

  • Rabia y leucemia. Aunque no siempre es obligatoria conviene ponérsela antes de que cumpla un año. Serán dos dosis que se administran en intervalos.

  • Refuerzo de trivalente felina y refuerzo de rabia y leucemia. Cuando el gato cumpla 1 año.

  • Refuerzo de vacunas recibidas. Normalmente cada 3 años.

Aunque no todas las vacunas para gatos mencionadas son imprescindibles, sí que son aconsejables. Igualmente será la persona de la clínica veterinaria la encargada de decidir qué vacunas necesita y cuáles no.

Detalles clave sobre las vacunas para gatos

Las primeras vacunas

Los gatitos, al tomar la leche de su madre, además de nutrientes también están recibiendo defensas que necesitarán y utilizarán para estar protegidos durante las primeras semanas de vida; ya que están expuestos a enfermedades cuando son recién nacidos. Por lo que vacunar a un gato cuando todavía está recibiendo la leche materna es totalmente desaconsajable, pues la propia leche hará que el efecto de la vacuna desaparezca por completo del sistema del animal.

Cuando el gatito ya no necesite la leche materna se le aplicará su primera vacuna, conocida como trivalente felina y que es, de entre las vacunas de gatos, la más básica porque lucha contra la panleucopenia felina, la calicivirosis felina y la rinotraqueitis vírica felina.

Cuando pasan 3 o 4 semanas de la primera vacuna se hace un refuerzo de la misma. Estas primeras vacunas son obligatorias aunque el gato no haya tenido contacto con otros animales, ni lo vaya a tener, o no se vaya nunca a considerar que tenga contacto con el exterior.

Vacunas contra la leucemia y la rabia

El veterinario debe decidir, después de hacerle varias pruebas al gato, si aconseja o no vacunarlo con dos dosis contra la rabia y la leucemia. Estas vacunas siempre se aplican en intervalos de tiempo. También hay que tener en cuenta que en algunas comunidades autónomas de España, la vacuna contra la rabia es obligatoria para los felinos, por lo que deberás estar en posesión de esta información antes de adoptar a un gato.

Cuando el gato ya es adulto

Cuando el gato crece y se convierte en un gato adulto consigue cierta inmunología. Esto suele ocurrir sobre el año de vida. Es en este momento, al cumplir un año, cuando el gato recibe refuerzo de vacunas como la trivalente.

Hay profesionales de la veterinaria que recomiendan vacunar al gato cada año, pero está probado que el efecto de las vacunas para gatos -al menos de algunas de ellas como la trivalente-, puede durar hasta 3 años. Siempre depende de la vida que lleve el animal.

Esta es la información más básica sobre vacunas de gatos que todas las personas con felino deberían conocer. 

Pero como en todos los ámbitos de la medicina, la información cambia constantemente y se va actualizando a medida que se incorporan cambios y mejoras. Por lo que siempre debes estar investigando sobre los cuidados para tu gato. 

Lo mejor es que recurras a tu profesional veterinario de confianza para que te aconseje en todo momento qué debes hacer.