Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Cómo curar la sarna en gatos

Curar sarna en gatos advice © Shutterstock

¿Te preguntas qué es la sarna en gatos? La sarna en gatos es un tipo de enfermedad que aparece en la piel y que es muy contagiosa. Justo por esa razón, es muy importante llevarlo al veterinario en el momento que sospeches que puede estar sufriéndola. Así evitarás que tu gato contagie a tus otras mascotas, en caso de que las tengas.

Por Rodríguez Paula

Cuáles son las causas de la sarna en gatos

La sarna en gatos aparece por los ácaros y se puede transmitir mediante el contacto físico. Hay distintos tipos de ácaros que afectan de muchas maneras a los animales, desarrollando diferentes tipos de sarna. Entonces, ¿cómo puedo saber si mi gato tiene sarna? Lo fundamental es conocer qué tipo de sarna puede tener:

  • Ácaro notoedres cati: sólo afecta a felinos y es el que ácaro más común que produce la sarna. Al principio afecta a la cabeza y a las orejas del animal pero si no se trata, puede llegar a expandirse por todo el cuerpo. La sarna que produce este ácaro se llama Sarna Notoédrica.

  • Ácaro otodectes cynotis: Este ácaro es el culpable de que los gatos sufran otitis aunque no es exclusiva de ellos ya que, también se ha visto en perros. El tipo de sarna que produce este ácaro se conoce como Sanra Otodécticaes.

  • Ácaro cheyletiella blakei: Se asemeja a la caspa y por eso es más fácil diferenciarlo de los otros tipos de ácaros. De hecho, es realmente difícil diferenciarlo de la caspa y pasa prácticamente por desapercibido. Este tipo de sarna se llama Sarna Queiletielosis aunque coloquialmente se conoce como caspa caminante.

  • Ácaro demodex cati: Afecta más a gatos que a perros pero también se han detectado canes afectados por este tipo de sarna. La sarna que produce, se conoce como Sarna Demodécica y es la menos contagiosa de esta lista por la simple razón de que los ácaros viven en los folículos del pelo.

¿Cómo saber si un gato tiene sarna?: Síntomas

Hay diferentes tipos de sarna en gatos y por lo tanto hay distintos síntomas. Aún así, hemos preparado un listado con los más comunes para que te sea más fácil detectarlos:

  • Piel irritada y con erupciones

  • Picor extremo

  • Pérdida del pelo y de peso

  • Sentimiento depresivo

  • Piel más roja de lo normal

  • Aparición de costras y heridas

  • Mal olor en heridas y piel en general

Cómo se cura la sarna en los gatos

Si crees que tu gato podría estar padeciendo sarna, lo primero que debes hacer es acudir a un especialista veterinario para que le haga un diagnóstico y pueda administrarle el tratamiento adecuado, dependiendo del tipo de sarna que sufra y de lo avanzada que esté.

Consejos para cuidar a un gato con Sarna

El consejo más lógico tras conocer que la sarna es contagiosa, sería que el gato debe estar aislado del resto de mascotas. Aunque tampoco está de más que se mantenga también algo alejado de la gente porque no sería la primera vez que una persona se ve afectada por este motivo.

Ahora llega el momento de desinfectar. Coge todas sus cosas como cama, peluches, comederos y lávalos para desinfectarlos. Incluso no está de más limpiar bien a fondo las zonas de la casa donde el gato pasaba más tiempo.

Para tocar al gato, siempre debes usar guantes para protegerte de la infección y lavar a diario los objetos que use el felino, pues cada vez que toca algo lo infecta y será así hasta que acabe el tratamiento.

El veterinario te recetará los medicamentos necesarios y te explicará con detalles el procedimiento así como la duración del mismo, que dependerá del estado en el que se encuentre el gato. Y así es como se le quita la sarna a un gato.

Hay algunos remedios caseros que sirven para mejorar los problemas en la piel producidos por la sarna como el azufre, el vinagre blanco, los aceites esenciales o algunos extractos de plantas como el poleo, el romero y el orégano. Eso si, estos remedios no acaban con la sarna sino que tan solo ayudan a mejorar el aspecto de la piel del animal, al mismo tiempo que se toma el tratamiento.

Prevención: ¿Cómo tratar la sarna en gatos?

Los métodos preventivos son los únicos que ayudan a que no aparezca la sarna en gatos. Puedes tomar estas precauciones:

  • Higiene: estar pendiente de la higiene corporal del gato pero también del estado de su cama y sus juguetes. No viene mal desinfectar todas sus pertenencias de vez en cuando para eliminar precisamente los parásitos que puedan estar viviendo ahí.

  • Desparasitación: aplicar las pipetas a los gatos cuando toca para que el gato tenga una correcta desparasitación y hacerlo tanto externa como internamente. Estos siempre bajo la supervisión de un veterinario.

  • Baños antiparasitarios: Existen jabones para gatos específicamente destinados a acabar con los parásitos mientras los bañas.

Esperamos que este artículo te sirva de ayuda y puedas proteger a tu felino de la sarna que sufren los gatos, recuerda que siempre es mejor el remedio que la enfermedad, por lo que toda prevención es poca.