Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Todo lo que debes saber sobre la gripe en gatos

Gripe en gatos advice
© Shutterstock

La gripe en gatos se trata de una enfermedad vírica frecuente que tiene una presentación similar a la gripe humana. Resulta muy contagiosa y crea un gran malestar en el gato afectado. Debemos atenderlo en cuanto aparecen los primeros síntomas ya que se puede convertir en algo grave; incluso puede provocar la muerte del animal, por lo que la atención veterinaria será fundamental. 

Por Rodríguez Paula

¿Qué es la gripe en gatos?

La gripe en gatos está causada por dos virus principalmente: Calicivirus felino y Herpesvirus felino. Estos virus actúan debilitando el sistema inmune del gato, por lo que la enfermedad se puede complicar con infecciones bacterianas secundarias. La transmisión es muy rápida y se trata de una patología extremadamente contagiosa.

 La gripe en gatos se transmite por contacto directo con gatos infectados, vía aerógena (por el aire),  y por contacto con material infectado. Es decir, si un gato infectado (sintomático o portador) ha bebido de un recipiente o se ha tumbado sobre una manta, estos objetos albergarán el virus. El virus se excreta con la saliva, las lágrimas y la mucosidad. Aunque es similar a la gripe humana, no hay riesgo de contagio, ni de gatos a personas ni de personas a gatos. 

Gripe en gatos: síntomas

Cómo hemos mencionado, los gatos pueden tener gripe y es similar a la de las personas, por lo que no nos será difícil reconocer los síntomas. Estos son los síntomas de gripe en gatos:

  • Estornudos.

  • Constante moqueo. Vemos secreción nasal y mocos.

  • Conjuntivitis. Ojos inflamados y llorosos

  • Fiebre.

  • Apatía y depresión. Rechaza moverse y duerme todo el rato.

  • No tiene apetito.

  • Tos.

  • Dificultad para respirar, incluso abre la boca (muestra de que la enfermedad está muy avanzada).

Gripe en gatos: tratamiento

No existe un tratamiento específico para tratar la gripe en gatos. Los medicamentos para gatos con gripe están enfocados al control de los síntomas. Debemos acudir a un veterinario para que nos prescriba el tratamiento correcto y, bajo ningún concepto, debemos darle medicación de humana, o de perros, a nuestro criterio. Puede ser mortal ya que algunos principios activos son tóxicos y la dosificación varía entre unas especies y otras. El tratamiento establecido por tu veterinario incluirá:

Tratamiento médico: medicamentos para gatos con gripe

  • Agentes mucolíticos y expectorantes. Si tu gato tiene mucha mucosidad y le cuesta respirar, estos fármacos ayudarán a eliminar los mocos del organismo, aliviando sus vías respiratorias. 

  • Antibióticos. La gripe en gatos causa la debilitación del sistema inmune, por lo que es probable que entren al organismo bacterias provocando infecciones secundarias. Los antibióticos ayudarán a frenar la actividad y colonización de estas, evitando que la gripe se agrave. 

  • Antipiréticos. Otro síntoma de gripe en gatos es la fiebre. Si tu gato sufre mucha fiebre y no se ha podido controlar por otras vías, un medicamento indicado para rebajar la fiebre aliviará el malestar general de tu gato. 

  • Colirio ocular. Puede que tenga los ojos inflamados e irritados, con un constante lagrimeo muy molesto, un colirio con componente antiinflamatorio y antibiótico será de gran ayuda. 

  • Medicamento contra las aftas. En la gripe en gatos causada por Calicivirus felino, es frecuente que desarrollen llagas/aftas en el interior de la boca. Existen pomadas, comprimidos y/o infusiones que minimizan estas ulceraciones. 

Tratamiento en casa: acomodaciones en el hogar

  • Humidificar el ambiente. Puedes favorecer la respiración de tu gato utilizando un humidificador, ya que tendrá las vías respiratorias húmedas y ayudará a despejar la mucosidad. 

  • Comodidad. Prepara un ambiente acogedor y tranquilo. Sitúa su cama en zonas con poco ruido (pocos estímulos) donde tu gato pueda descansar. También evita las corrientes de aire y el frío. 

  • Hidratación. Es fundamental que tu gato esté hidratado. Estimúlalo para que beba o tome alimentos con alto contenido en agua. Si aun así no quiere beber, tendrás que darle agua con una jeringuilla poco a poco. 

  • Comida. La gripe en gatos provoca la pérdida de apetito, ya sea por malestar o por dolor en el interior de la boca. Es muy importante que tu gato coma, ya que a partir de las 24 horas (o antes) sin comer, pueden sufrir una descompensación muy grave, incluso sufrir un proceso conocido como triaditis felina. Intenta que coma comida húmeda en lata, además de hacerle más fácil la ingestión, se va a favorecer la hidratación.

Prevención de la gripe en gatos

Aunque no es posible proteger a tu gato por completo, se puede minimizar la incidencia de gripe en gatos siguiendo unas pautas básicas:

  • Mantén al día su plan vacunas y de desparasitaciones. Puedes vacunar frente a los virus que causan la gripe.

  • Limita el contacto con otros gatos, sobre todo si viven en la calle y desconoces su estado de salud.

  • Limpia con frecuencia los enseres de tu gato con productos desinfectantes. 

  • Proporciónale una nutrición adecuada durante toda su vida para mantener un sistema inmune fuerte y saludable. 

La gripe en gatos en una enfermedad con una presentación bastante frecuente. Como propietarios debemos asumir la responsabilidad que nos acomete y tratar que nuestro gato goce de buena salud y tenga una buena calidad de vida. Si tras leer los síntomas de gripe en gatos sospechas que puede ser compatible con lo que muestra tu amigo, acude inmediatamente al veterinario para poder actuar a tiempo, antes de que la enfermedad empeore.