Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Disnea en gatos: síntomas y tratamiento

Que es la disnea en gatos advice © Shutterstock

La disnea en gatos consiste en un proceso por el cual el minino tiene una gran dificultad para respirar e incluso en algunas ocasiones no lo logra. Esta incapacidad para respirar puede ser dolorosa.

Es muy importante acudir al veterinario en caso de disnea, los problemas respiratorios pueden llegar a producir la muerte en tu gato. Por ello, te recomendamos que sigas leyendo el artículo para conocer con mayor profundidad esta enfermedad. 

Por Rodríguez Yanira

Signos de la disnea en gatos

Para poder reconocer si tu gato está teniendo dificultades para respirar podemos observar signos primarios (habitualmente más visibles) y signos secundarios.

Signos primarios:

  • Aumento de la frecuencia respiratoria (más de cincuenta respiraciones por minuto).

  • La boca suele estar abierta y con jadeo constante.

  • Muestran bastante inquietud e incluso ansiedad.  

Signos secundarios:

  • Está más quieto de lo habitual.

  • Coloca los miembros anteriores bastante extendidos, para favorecer la respiración.

  • La temperatura puede elevarse gradualmente, hasta superar los 40ºC

  • Puede presentar anorexia, acompañada de vómitos.

  • Las mucosas palidecen hasta tornarse azuladas por la falta de oxígeno en el organismo.

  • Presentan dolor al contacto en la zona del tórax.

Si notas alguno de los síntomas no dudes en acudir rápidamente con tu gato al veterinario, puede que no sea nada, pero si realmente es algo grave, cuanto antes acudas, más posibilidades tiene tu compañero felino de sobrevivir. 

Causas de la disnea en gatos

Las causas por las cuales tu gato puede estar sufriendo disnea son varias: 

  1. Falta de oxígeno en la habitación: al estar mucho tiempo cerrado un sitio y sin ventilación el oxígeno del aire va disminuyendo pudiendo provocar un déficit del mismo en el ambiente. 

  2. Olas de calor: un ambiente demasiado caluroso y húmedo puede provocar dificultades respiratorias.

  3. Alteraciones en las vías aéreas altas: casi siempre se trata de obstrucciones que dificultan la entrada del aire.
    -Obstrucción completa: no hay sonido respiratorio alguno y los esfuerzos por respirar son muy fuertes e improductivos, la inspiración es muy fuerte y notoria en el tórax.
    -Obstrucción parcial: hacen mucho esfuerzo por respirar, consiguiendo poco aire, se ponen ansiosos y respiran con la boca abierta. Es habitual escuchar ronquidos durante la inspiración.

  4. Obstrucción de las vías aéreas bajas
    -Origen alérgico.
    -Origen irritante.
    -Origen infeccioso.
    Suelen manifestarse como respiraciones más largas y estar acompañadas de silbidos y/o crepitaciones secas y sonoras.

  5. Enfermedades del parénquima pulmonar
    -Edema pulmonar.
    -Bronconeumonía.

Suelen venir acompañadas de problemas a la hora de respirar, con poca expansión pulmonar, ruidos al respirar e incluso toses.

  1. Alteraciones del espacio pleural
    Cualquier patología que produzca un rellenado del espacio pleural acumulando material en el interior del mismo. Este puede ser:
    -Líquido.
    -Gas.
    -Masas o tumores (benignos o malignos).
    -Órganos abdominales.

  2. Alteraciones de la integridad de la pared torácica
    Pueden deberse a heridas abiertas o fracturas de costillas.

  3. Distensión abdominal severa con desplazamiento craneal del diafragma
    Se reduce el volumen del tórax, haciendo que el diafragma no pueda moverse con normalidad.

  4. Enfermedades no respiratorias

  5. Enfermedades neurológicas o neuromusculares
    Existen ciertas patologías que pueden producir una disminución de la función respiratoria. 

Diagnóstico de disnea en gatos

La disnea nos indica que la situación es grave y la vida del minino está en riesgo, por ello hay que buscar el origen y diagnosticar qué está produciendo la disnea. 

  • Radiografías: torácica, abdominal, cervical y/o de cráneo. 

  • Analítica básica de sangre.

  • Análisis de orina.

  • Punción y extracción del líquido pleural.

  • Analítica del líquido pleural.

  • Electrocardiograma

  • Ecocardiografía.

  • Analítica vírica felina (Inmunodeficiencia felina, leucemia felina, toxoplasmosis y peritonitis infecciosa felina).

  • Lavado traqueal o endoscopia con toma de muestras para analizar.

Tratamiento disnea en gatos

El tratamiento para la disnea de tu gato, va a depender de cual sea el origen de la misma. Lo más seguro es que tu minino deba quedarse hospitalizado para recibir oxigenoterapia y ayudarle a respirar mejor y a oxigenar todos sus órganos.

Hay veces que es necesario utilizar una sonda nasal para poder administrar oxigenoterapia o medicaciones. 

Lo más probable es que tu felino tenga que recibir medicación oral o incluso medicación intravenosa para ayudarle a respirar mejor.

Cualquiera de los tratamientos va a venir acompañado de indicaciones de reposo absoluto y completamente restringidas a las salidas al exterior. 

Cuando le den el alta a tu compañero gatuno y puedas llevarle a casa, recuerda seguir escrupulosamente las indicaciones de tu veterinario, administrar la medicación tal cual ha sido prescrita, vigilarlo y contar sus respiraciones por minuto en reposo para saber que todo está bien y no saltarte ninguna revisión. 

Escrito por: Yanira Rodriguez, auxiliar de veterinaria.