Publicidad

¿Qué es un gato feral y cómo puedo ayudarlo?

gato feral

En la ciudad viven gatos domésticos, gatos callejeros… y gatitos ferales.

© Shutterstock

No todos los gatos que andan en la calle son candidatos a la adopción, pues algunos no son callejeros, sino ferales. A continuación se explica la diferencia.

Por Jaime Hernández

Actualizado el

En esta época de rescatistas y animal lovers, muchas personas encuentran un gatito en la calle e inmediatamente quieren rescatarlo, llevarlo a casa y darle toda la comida y el amor que merece.

Sin embargo, pensando en el bienestar del gato, si el minino es feral hacer esto puede representar muchas consecuencas problemáticas tanto para el gato como para su nueva familia.

Efectivamente, no todos los gatos que viven en la calle son candidatos a ser parte de una familia humana. A continuación se explica por qué.

¿Qué es un gato feral?

No es novedad que convivimos en nuestras zonas habitacionales con los gatos, algunos caseros, otros callejeros, otros ferales.

Los primeros dos son los que están acostumbrados al contacto humano, ya sea por que viven con humanos (los caseros) o porque crecieron con humanos y terminaron en la calle (callejeros).

Un gato feral es un gato salvaje o semi-silvestre, que no está acostumbrado al contacto con humanos y por lo general vive en colonias felinas con sus congéneres.

Estos gatitos descienden de gatos callejeros (o incluso de gatos domésticos abandonados) y no han tenido contacto directo con seres humanos, por lo que no están acostumbrados a convivir con ellos.

No son gatitos que quieran ser apapachados, o que se puedan acostumbrar a vivir encerrados en una casa.

Son gatos salvajes que viven en las ciudades.

Los gatos nacidos lejos de los humanos son gatos ferales o semisalvajes. © Shutterstock

¿Se puede socializar un gato feral?

Si bien es cierto que la mayor parte de los gatos ferales no son 100% salvajes, muy pocos dependen sólo de la caza; muchos viven en lugares abandonados y se alimentan de sobras que dejan los humanos.

Esto no significa que puedan domesticarse, ya que en realidad, socializar un gato feral dependerá de muchos factores.

De acuerdo con el libro Return to Field de la organización Animal Sheltering, que un gato feral pueda domesticarse dependerá de su grado de salvajismo.

Esta característica depende de muchos factores, entre los que se resaltan los siguientes:

  1. Edad: En general, después de las 7 semanas, es difícil socializar a un gato y acostumbrarlo a convivir con los humanos. Esto es cierto con mayor razón en el caso de los gatos que han nacido al aire libre.
  2. Cuántas generaciones de ferales tiene el gatito: Si su madre se acerca a los humanos, es más factible que las crías aprendan a hacerlo. Si toda la colonia y su mamá incluida evitan totalmente el contacto humano, es muy complicado que el gatito llegue a acostumbrarse.
  3. Cantidad de contacto con los humanos: Si los humanos son una presencia constante en el área donde vive el gato y con más razón, si hay contacto con ellos, es más fácil que se dé una cierta socialización. Por ejemplo, las colonias de gatos ferales muchas veces acaban por reconocer a la gente que les da alimento y hasta acercándose voluntariamente a ellos.
Es difícil que un gato feral se vuelva mascota. © Shutterstock

¿Cómo ayudar a los gatos ferales?

Si se desea ayudar a un gato feral, o a una colonia de ferales, las acciones no consistirán necesariamente en buscarles un hogar.

Algo que sí se puede hacer es alimentar a una colonia felina de la zona, dejándoles comida en un espacio seguro, libre de perros o de humanos. De esta forma se contribuye al bienestar de estos gatos sin alterar su estilo de vida.

Sin embargo, es importante no contribuir simplemente al crecimiento de la colonia sino buscar también soluciones de esterilización para evitar que haya crías y ahorrarle el sufrimiento a cientos de nuevos gatitos.

Igualmente, se puede buscar proporcionarles atención veterinaria dentro de lo posible.

Si se alimenta a gatos ferales, se debe hacer con responsabilidad. © Shutterstock

¿Existen refugios de gatos para gatos ferales?

Como hemos mencionado, los gatos ferales no quieren vivir dentro de un espacio restringido y es difícil que se acostumbren a ello. Sin embargo, sí hay asociaciones que se dedican a ayudarlos de otras formas.

Por ejemplo, CEMS Querétaro genera campañas de Capturar, Esterilizar, Marcar y Liberar a gatos ferales.

Así se les esteriliza permitiéndoles una vida más larga, contribuyendo a su bienestar y disminuyendo el riesgo de enfermedades (o lesiones por buscar aparearse), además de que se controla la cantidad de gatos ferales en la zona.

Este tipo de asociaciones existen en varios estados de México.

Gato feral: promedio de vida

La vida de los gatos ferales no es tan corta como se tiende a creer. De acuerdo con un estudio realizado en una universidad de Florida, el 83% de los gatos que conformaban la colonia de gatos ferales estudiada había estado presente durante más de 6 años, por lo que su esperanza de vida era por lo menos, esta cifra.

Por supuesto, hay que tomar en cuenta las condiciones específicas de cada entorno y la situación en la que se encuentren las colonias felinas.

En el siguiente video se aborda una posible solución ante las colonias de gatos ferales:

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar