Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Cómo evitar que mi gato se escape?

Evitar que un gato se escape advice
© Shutterstock

Los gatos son animales muy independientes, y esta necesidad de libertad muchas veces los lleva a irse de casa para estar en la calle. Por esto, una preocupación muy común entre los dueños de esta mascota es cómo evitar que un gato se escape de la casa por miedo a que se lastime, se pierda o simplemente decida no volver más. 

Sabemos lo preocupante que puede ser esta situación, y por ello te ofrecemos una guía rápida y sencilla para poder entender las necesidades de nuestro gato y satisfacerlas de modo que se sienta a gusto en el hogar y no piense en escaparse. 

Por Rodríguez Paula

¿Qué debo entender de mi gato para evitar que escape? 

Los gatos son animales territoriales, con cierto orgullo y al igual que las personas necesitan de su espacio personal para sentirse cómodos. Este espacio lejos de la casa, lo aprovechan para cazar o pasear en manada con otros gatos, llenando así una necesidad social.

Salen a explorar cada cierto tiempo para entretenerse o marcar su territorio. Esta es una situación muy normal, así que no hay nada de qué preocuparse. Los gatos siempre vuelven a casa cuando sienten hambre u oscurece. 

También puede salir a buscar una pareja cuando es época de apareamiento. Este motivo es más común en las hembras que en los machos. 

Si mi gato quiere escapar, ¿significa que no quiere estar aquí? 

Nada que ver. A pesar de su carácter seco, está demostrado científicamente que los gatos pueden desarrollar afecto por sus dueños más allá de la conveniencia y una cierta resistencia a dejarlos. 

En un experimento conducido por investigadoras de la Universidad Estatal de Oregón y la Universidad de Monmouth para la revista Behavioural Processes, se buscó poner a prueba el viejo dicho de que los gatos buscan al humano por oportunismo. 

El experimento consistió en encerrar a un grupo de gatos de distintos hogares y procedencias, en un cuarto sin persona alguna durante dos horas y media.  

Después de pasadas las dos horas y media se sacó al grupo de gatos del aislamiento y se usó comida, juguetes, olores e interacción con un grupo de humanos para observar frente a qué estímulos se reaccionaba con mayor rapidez y cuál de todos prefería: un 65% de los gatos prefirió el contacto con los humanos. 

Por lo tanto, se demostró que el dicho no es completamente cierto. Así pues, tu gato no está contigo solo por el interés en la comida, sino que siente un cariño genuino y si sale, es simplemente por buscar otras cosas que lamentablemente no le puedes ofrecer. 

Formas prácticas de evitar que tu gato se escape ¡Sigue estos consejos!

1. No se puede evitar que salga de casa

Primero que nada no es posible evitar que el gato sienta deseos de salir por completo, ya que es una necesidad. Por eso lo mejor es abrirle la puerta con cierta regularidad, presta atención a sus necesidades, observa cuándo siente deseos de salir y déjalo marchar. Volverá.  

Hacer esto es indispensable para llevar una buena relación entre ambos. 

2. Cerrar bien puertas y ventanas

Si bien no se puede evitar que el gato salga si se puede controlar cuándo sale. 

Para esto hay que asegurarse de cerrar bien la puerta cuando entra y sale de la casa y no dejar las ventanas abiertas o sin seguro, así se acostumbra a que es su dueño quién pone los horarios de salida y de entrada. 

3. Brindarle entretenimiento

Los gatos son depredadores por genética, por lo que, una parte de su energía está destinada a cazar y sienten el impulso de drenarlo cada cierto tiempo. 

Se le pueden comprar juguetes como ratones de felpa y demás para que drene esta energía jugando con ellos. El mismo dueño también puede participar en los juegos, así el gato se entretendrá y no sentirá deseos de salir. 

4. Alimentarlo bien, es importante que tu gato sepa que lo amas

Algo importante a considerar para evitar que un gato escape es su dieta: tan pronto como sienta mucha hambre saldrá a cazar cualquier cosa. 

Necesitan comer carnes varias, proteínas y la ocasional golosina para sentirse satisfechos, y si esto se tiene en consideración, serán menores las probabilidades de que el gato quiera salir a la calle. 

5. Brindarle compañía, un hermanito es lo mejor

Para saciar su deseo de socializar no hay nada mejor que buscarle un compañero o compañera con quien pueda pasar el tiempo, así no necesitará salir para socializar y será más feliz dentro del hogar. 

Puede ser desde otro gato hasta un perro. Por muy difícil que pueda parecer la convivencia de ambos al principio, es posible. 

Por otra parte, se debe tener en cuenta que los gatos son territoriales y demandan atención, por lo que al principio el primero no se lo tomará bien pero es normal: con algo de tiempo y dedicación ambos felinos terminarán llevándose bien.  

Con los perros es mucho más fácil que se lleven bien, si se criaron juntos, pero si este no es el caso, no hay problema: con entrenarlos y darles tiempo, es más que suficiente. 

6. Esterilizarlos

Este es el método más radical de la lista, y está a criterio de cada uno si aplicarlo o no, pero como ya dijimos, la búsqueda de pareja es un motivo fundamental que empuja al gato a salir, por lo que la esterilización corta de raíz dicho problema. 

Es una opción limpia y que evitará muchos problemas en el futuro, por lo que sería bueno sopesar con detenimiento los pros y los contras de la misma. Puedes pedir consejo a tu veterinario de confianza sobre este hecho, él te explicará todas las ventajas e inconvenientes para que puedas tomar una decisión de la forma más acertada. 

7. No olvides cuidar de tu gato por querer evitar que escape

Todos los métodos ofrecidos arriba son seguros, pero siempre queda la inquietud de que el dueño termine cediendo ante la ansiedad de perder a su amigo felino y adopte una actitud tiránica. 

Hay que recordar siempre que el mejor método para evitar que un gato escape es teniendo una buena actitud con tu mascota en todo momento. 

Dale su espacio, aliméntalo bien, cuida de su higiene, préstale atención, muéstrale afecto y consientelo en la medida de lo posible, son métodos verdaderamente infalibles, y harán que donde quiera que se encuentre el gato cuando se escape, quiera volver siempre a su hogar junto a su familia. 

Escrito por: Paula Rodriguez, graduada en Veterinaria y especializada en Medicina Tradicional China y Terapias Naturales.

Lea también