Ahora en Wamiz :

Publicidad

Los mejores juguetes de gatos para divertiros juntos

gato jugando con juguetes advice

Gato enredado en una riestra de corazones de tela

© Shutterstock

Te contamos cuáles son los mejores juguetes de gato para que te diviertas con él en casa. La mayoría seguro que los conoces, pero hay otros que deberías probar si quieres estrechar lazos con tu animal.

Por Roberto Herrero

Publicado el 2/9/20 12:42

Hoy te traemos algunos de los mejores juguetes para gatos con el objetivo de que disfrutes a su lado lo máximo posible. 

Todo el que haya convivido con un gato sabe que a los felinos les encanta jugar. De hecho, juegan siempre que tiene oportunidad tanto solo como acompañados por sus papás humanos. 

Por eso queremos aconsejarte sobre cuáles son los juguetes más adecuados para tu minino, los que entrañan menos peligro y los que pueden estrechar vuestro vínculo lo máximo posible. 

Los mejores juguetes de gatos

1. Juguetes y juegos caseros para gatos relacionados con la caza

gato jugando al escondite
Gato jugando al escondite ©Shutterstock

Dado que los gatos tienen muy desarrollados los instintos relacionados con la caza, los juegos que más les suelen gustar son los que simulan esta situación.

El juego de la caza para gatos

Queremos recomendarte un juego que siempre tiene éxito entre los gatos. Quédate mirando a tu animal desde una distancia prudencial, pero reclama su atención de alguna manera. Cuando hayas conseguido que te mire y que se fije en ti, escóndete rápidamente para después volver a salir.

Verás cómo el animal permanece totalmente quieto, con los ojos clavados en ti, como dispuesto para atacar a su presa.

Vuelve a esconderte y sal de nuevo, tu gato seguirá quieto como una estatua, pero esta vez habrá avanzado un poco hacia ti en el tiempo que has permanecido escondido.

Cada vez que lo hagas, el gato avanzará un poco. Pero lo hará siempre cuando tú estés escondido, impidiendo así que le veas avanzar.

Cuando esté lo suficientemente cerca podrás salir de tu escondite y tu gato saldrá corriendo para esconderse de nuevo. Sin duda, ¡un juego muy divertido para ambos!

2. Juguetes de gatos con cuerdas y cordones

cuerdas para gatos
Un gato mordiendo un lazo rojo ©Shutterstock

Las cuerdas y los cordones ejercen una atracción impresionante en los gatos. Si quieres pasar un rato muy divertido con tu mascota, te recomendamos que cojas una cuerda y que se la enseñes.

No tardará en levantarse y perseguirla como si le fuera la vida en ello. Haz que corra y que salte, algo que le vendrá muy bien para mantener un tono físico adecuado.

Dásela de vez en cuando para que la muerda y la arañe, pero vuélvesela a quitar para que siga persiguiéndola.

Un juego clásico que puedes practicar en cualquier momento, ya que siempre tendrás una cuerda o un cordón a mano.

3. Bolas y caninas para gatos

gato jugando pelota
Gato jugando a la pelota ©Shutterstock

Si quieres que tu gato se entretenga jugando solo, lánzale una canica o una bola pequeña que ruede fácilmente por el suelo.

El animal irá como loco a perseguirla y la lanzará de un lado a otro, corriendo sin parar por toda tu casa.

Este juego, como los anteriores, está relacionado también con su instinto cazador, por eso tiene tanto éxito.

Es muy probable que tu casa acabe con muchas bolas y canicas escondidas por todos los rincones, pero, sin duda, esa es una de las cosas divertidas de tener un gato.

4. Ratones de mentira y plumeros para gatos

juegos para gatos ratones
Un gatito jugando con un ratón ©Shutterstock

En las tiendas especializadas puedes encontrar algunos juguetes muy apropiados para los gatos.

Hay ratones de mentira colgados a una varita con una goma elástica que son irresistibles para ellos. Puedes jugar con él enseñándoselo y quitándolo rápidamente de su alcance. El animal se volverá loco intentando perseguirlo. Verás como cuando le dé caza, no tardará en hincarle el diente, ya que es lo más parecido a un ratón de verdad que va a tener cerca.

También puedes encontrar varitas con plumas en la punta que también son muy divertidas, pero que requieren siempre de tu presencia porque son indicadas para que salte y las persiga continuamente, algo que no se puede hacer sin una persona pendiente.