Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Día de Todos los Santos: el 90 % de los españoles aseguran que perder a un animal duele igual que perder a un familiar

perro y gato angelitos

No hay duda: el dolor por la pérdida de un animal es similar al de un familiar

© Shutterstock

Aprovechando el Día de Todos los Santos, en Wamiz hemos realizado una encuesta sobre el duelo por nuestros animales. Un estudio, realizado a más de 10.000 personas, que refleja datos muy significativos sobre la manera de afrontar la muerte por parte de los propietarios de perros y gatos. 

Por Vanessa Parapar, 31 oct. 2019

Perder a un animal de compañía es tan doloroso como perder a una persona

En eso estamos -aparentemente- todos de acuerdo. El 88% de los propietarios de perros y/o gatos asegura que el dolor que se siente al perder a un animal de compañía es similar al de perder a un ser querido (humano). Este dato, tan significativo y estremecedor, se recoge tras realizar una encuesta a más de 10.000 dueños de mascotas de diferentes países de Europa (España, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Polonia). 

Este sondeo pone de manifiesto que el dolor por la pérdida es semejante al de un familiar porque los animales forman parte de su familia durante toda su vida. Son un miembro más del clan. Por lo tanto, decirles adiós deja un vacío enorme en el núcleo familiar. 💔

Los resultados del sondeo de Wamiz coinciden con varios estudios americanos -publicados en la revista Perspectives in Psychiatric Care-  que hablan de los animales como miembros de la familia o amigos. Una ‘posición’ que determina que la muerte de la mascota implica un duelo profundo y doloroso debido al estrecho vínculo que existe entre el propietario y el animal y/o la mascota y los miembros de la familia. 

Acompañan a su animal a lo largo de toda su vida y en su último suspiro, comparten su dolor en las redes sociales y conservan recuerdos. 

Compartir el dolor es bueno

Cuando se habla de afrontar el duelo por la muerte de un animal, al igual que ocurre con la muerte de un ser querido, cada persona lo lleva como buenamente puede. En este sentido, cada propietario es libre de hacerlo a su modo, pero cierto es que hay gente a la que hablar de ello, expresar su dolor y/o compartirlo en las redes sociales es una válvula de escape. 

Al hilo de estas afirmaciones, y siempre ateniéndonos a los resultados de la encuesta de Wamiz, los españoles junto con los británicos son los europeos que más comparten su dolor en redes sociales. De hecho, uno de cada dos decide publicar un mensaje para compartir su duelo con la comunidad web. 

 

datos duelo wamiz españa

Un consejo: seguir adelante

Los expertos se ponen de acuerdo en un ‘consejo’ básico para afrontar esa nueva etapa: ''seguir adelante'' y hacer que la muerte sea algo ''natural'', sobre todo cuando hay niños en el entorno.

Nemours Children's Health System habla abiertamente sobre este tema en un post pensado para ayudar a los más pequeños de la casa -ya que no debemos olvidar que en muchas ocasiones los niños se enfrentan a la muerte de su animal de compañía antes que a la de un ser humano- .

En este sentido el doctor Steven Dowshen señala la importancia de comunicar los sentimientos que cada miembro de la familia profesa a ese animal que se acaba de ir o está a punto de hacerlo. ''Al principio, te puede resultar difícil hablar sobre un animal al que tanto echas de menos. Tal vez te apetezca más olvidarlo todo. Pero hablar sobre ello con una persona a quien quieres te ayudará a empezar a reponerte'', asegura el doctor. 

Como si se tratase de un humano, guardamos recuerdos de nuestros animales queridos

El 70% de los propietarios españoles guardan recuerdos ‘físicos’ de sus animales, frente al 90% francés, entre otros. La mayoría decide guardar fotos o un poco de su pelo, pero también hay quién guarda su ropita, su placa, su cama, sus bigotes, su collar, su comedero, su cepillo, sus colmillos, su mantita, etcétera.  

Sin embargo, hay propietarios que van más allá. Un cachorro de su último animal. Ese es el mejor recuerdo que algunos de los encuestados han guardado de su animal fallecido, según se ha podido comprobar en el sondeo de Wamiz. 

luto por animales wamiz es

¿Un nuevo compañero ayuda a sobrellevar el duelo?

Pese a su amor por los animales, el 42% de los españoles encuestados ha reconocido que fue tan duro perder a su animal que no pudieron recibir a otro. Así, solo el 58% de los encuestados optó por tener otro animal tras la muerte del último. De hecho, tan solo un 21% de los españoles adoptó o compró otro animal sin esperar, en el mismo mes en el que el último falleció. 

No obstante, muchos expertos coinciden en que la acción de traer un nuevo perro o gato a casa jamás debe hacerse pensando en reemplazar al primero ni tampoco adoptar o comprar sin reflexionar sobre lo que la persona necesita en ese momento preciso.

Begoña Elizalde, psicóloga coordinadora del grupo de trabajo en duelo y pérdidas del Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya (COPC), asegura en un artículo publicado en La Vanguardia que ningún dueño debe afrontar el duelo desde la vertiente de ‘sustituir’ a su animal fallecido por otro. 

Tradiciones funerarias muy diferentes de unos países a otros

Dos de cada tres franceses incineran a sus mascotas, ya sea incineración colectiva o individual. La mayor parte de los británicos también (el 73%). Sin embargo, tanto en España (65%) como en Polonia (75%), Italia (61%) y Alemania (53%) los propietarios deciden enterrar a su mascota.

La mayor parte de los españoles entierran a sus mascotas en su jardín u otros lugares por elección y/o tradición. Menos del 10% confiesa que es porque ''no sabían que otra cosa hacer o no tenían los medios para la incineración''. 

Con respecto al tema de dar el último adiós a nuestros amigos de cuatro patas en una ceremonia o rito parecida a la que se realiza con los humanos, los españoles y los polacos se identifican con esa posibilidad mientras que los italianos se sienten bastante reacios a ella. 

perdida animales datos wamiz españa

¿La baja laboral por pérdida de un animal de compañía debe existir?

Los animales son nuestros seres queridos, y su muerte nos afecta como tal. Por eso es vital hacerse la pregunta vinculada a la baja laboral por la pérdida de un animal. Aquí polacos, franceses, italianos, alemanes, británicos y españoles coinciden: ¡SÍ! Aunque los porcentajes no son los mismos en cada país. Por ejemplo, los británicos marcan esta cuestión en afirmativo casi al cien por cien (98% de respuestas positivas). 

Cómo está la legislación española al respecto

A pesar de los resultados del sondeo que subrayan que los españoles desean poder pedir la baja por la pérdida de su animal de compañía, la legislación española aún no contempla este supuesto. 

La ley española refleja, en su artículo 37. 3 b) del Estatuto de los Trabajadores, lo siguiente cuando muere un familiar: establece un permiso retribuido de ''dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad''.

Una ley que se aleja bastante de la petición popular de los dueños españoles de perros y gatos, pero también de la afirmación que hace la revista Perspectives in Psychiatric Care (mencionada al comienzo de este artículo) sobre cómo afecta la pérdida de un animal a la salud física y mental de los propietarios: 

''Este vínculo puede afectar a la salud física y mental'', aseguran los expertos.

A pesar del punto en el que se encuentra la ley en España, los españoles cuentan con otras opciones para no acudir al trabajo en caso de pérdida de su mascota. En este artículo hablamos de las diversas alternativas para pedir un día de permiso laboral que un español puede alegar en caso de perder a su animal de compañía.

La pregunta más polémica: ¿nos gustaría clonar a nuestros animales muertos?

Aquí son muy pocos los que dicen que sí: un 10% de franceses y un 33% de polacos ocupan los extremos. España está más cerca del pensamiento polaco, con un 30% de españoles que quisieran tener la oportunidad de clonar a sus mascotas.

Estudio realizado por: Wamiz Internacional en octubre de 2019