Publicidad

En el corazón de Europa: un país autoriza el sacrificio y consumo de carne de perro y gato

cuchillo con sangre dog-cat-angry

Imagen de ilustración: cuchillo con sangre

© PeJo / Shutterstock

Guiso de perro y ensalada de lengua de gato: el estómago de los amantes de los animales se revuelve con este menú. Los hábitos alimenticios de nuestros vecinos son horrorosos. 

Por Vanessa Parapar

Publicado el 18/5/21 9:01

Para muchos comer carne de perro y gato es un tabú, pero cabe destacar que en otros países del mundo nuestros queridos animales están expuestos -lamentablemente- en sus menús. Sin ir muy lejos; en el corazón de Europa, hablamos de Suiza, no está prohibido el consumo de perros y gatos. 

Según un activista por los derechos de los animales de la cuidad Appenzell, alrededor de 250.000 suizos no tienen problemas en comer carne de perro y gato. Pero... ¿hasta qué punto es legal esta práctica culinaria?

Carne de perro en Suiza

En el país helvético existe un vacío legal a través del cual el consumo de carne de canes y felinos está permitido puesto que la prohibición expuesta en la ley no se aplica a sus mascotas. Es decir, si el dueño del animal lo desea puede sacrificar y comerse a su perro o gato. 😡😡

A pesar de que su comercio es ilegal, en Suiza no existe una prohibición directa acerca del consumo de carne de perro.

A tenor de informaciones vertidas en el diario HOY, el 3% de la población helvética consume estos animales. Destacando que esta práctica está extendida entre las personas que viven en las zonas montañosas del país donde algunos perros terminan cubiertos de sal, ahumados o convertidos en salchichas (una delicatessen navideña para los vecinos suizos). 

¿En España está autorizado el consumo de carne de perro y gato? Responde en nuestro FORO 👈

''La Table Suisse'', una aberración

El vídeo sobre el restaurante “La Table Suisse” causó sensación en las redes sociales. En el clip se ve al propietario ofreciendo a sus comensales la cocina tradicional suiza, en la que se incluye carne de perro y de gato. ¿Su truco? Los visitantes del local primero adquieren el animal como su propiedad y luego se lo comen.

Afortunadamente y tras el revuelo de miles de grupos que luchan a diario por los derechos de los animales (entre los que destacan Peta y la Vegan Society of Switzerland) se descubrió que el vídeo era falso, supuestamente una agencia de publicidad alemana lo creó en nombre de una asociación vegetaniaria para concienciar sobre el consumo de perros y gatos en el país helvético.