Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Por qué mi perro le tiene celos a mi bebé?

perro celoso de mi bebe advice
© Shutterstock

Los perros, por norma general, son animales muy sociables y son capaces de crear vínculos realmente especiales con las personas que los rodean. Esto es posible gracias a la oxitocina, también presente en humanos, y es que se trata de la hormona encargada de crear esos vínculos gracias al amor y al cariño pero también a través de los celos o la envidia. Cuando un animal doméstico está acostumbrado a compartir espacio con otros humanos no hay problema, pero cuando más animales, u otras personas, invaden parte de ese espacio lo que ocurre es que se sienten amenazados. Por eso es posible que hayas notado que tu perro tiene celos del bebé.

Por Bosch Maica

Perros celosos de los bebés: cómo preparar la llegada de los pequeños

Los perros se acostumbran a tener su espacio dentro de tu vida y para ellos es muy difícil entender los cambios en su rutina diaria, como bien puede ser la llegada de un bebé. Por eso, lo primero que hay que hacer es evitar dejar al can de lado y seguir mostrándole el mismo afecto que al principio aunque la situación en casa hasta cambiado.

Si durante el embarazo tienes la oportunidad de dejar al perro acercarse a la barriga; este puede llegar a entender lo que está pasando dentro de ella. No debes tener miedo, pues el perro en ningún momento querrá hacer nada malo simplemente quiere interaccionar con aquello que está por llegar.

Para que el perro no sienta celos del bebé, también es buena idea mostrarle la habitación que ocupará el nuevo miembro de la familia para que la sienta como parte de la casa. Que reconozca el lugar y los olores que, dentro de poco tiempo, formarán también parte de su rutina. La idea es que nada le pille por sorpresa.

Al nacer la niña o el niño, y mientras la madre siga en el hospital, lo que puedes hacer es llevar alguna prenda que tenga el olor del bebé para que el perro lo pueda conocer y no le resulte extraño una vez entre por la puerta. El olor del recién nacido siempre es muy característico y sabrá identificarlo a la primera.

La llegada del bebé a casa es uno de los momentos más importantes. Lo peor que puedes hacer es entrar por la puerta e ignorar al perro, pues el animal ya relacionará la llegada de la niña o niño como algo malo. Mientras entráis en casa, una persona puede sostener al bebé y la otra puede acariciar al perro y prestarle atención.

En este momento es cuando se hará la presentación oficial entre ambos. Deja que el can huela al bebé, recuerda que ya conoce su olor por lo que no le hará nada. De esta manera entenderá que hay una nueva persona en casa y que es parte de la familia. Además con esta presentación, el bebé será ya parte de la ‘manada’.

Hay que dejar tiempo para que se conozcan por lo que debes conseguir que se relacionen, pero siempre bajo tu supervisión, claro está. El perro sabe que es un bebé por lo que aunque éste tenga reacciones bruscas lo entenderá, aun así siempre debes estar presente.

Signos que determinan que el perro tiene celos del bebé

En algunas ocasiones, a pesar de haber seguido los pasos antes comentados para que el perro no sienta celos del bebé, este no es capaz de aceptar la nueva situación. Este malestar se reflejará en actitudes algo agresivas y a las que debes prestar atención para cortar le problema de raíz.

Algunas de las señales que indican que los perros tiene celos de los bebés son:

  • Ladra mucho, sobre todo cuando estás cerca del bebé o lo tienes en los brazos.

  • El perro está cada vez más irritable.

  • Hace pis dentro de casa porque quiere llamar tu atención, o porque busca marcar el territorio que, según el animal, le ha sido robado.

  • Está más agresivo, llegando incluso a romper cosas, una vez más, para captar tu atención y mostrar su enfado ante la situación.

Y en caso de que tu perro esté muy celoso del bebé, es decir, que se pueda considerar un caso extremo, lo mejor es que acudas a una persona especializada en educación y adiestramiento canino para que pueda echarte una mano. Esta persona te dará las pautas a seguir para que el comportamiento del can cambie, y éste se alegre finalmente de la llegada del nuevo miembro de la familia.