Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Perros y niños: Cómo Educarlos para una Convivencia Perfecta

Perros y niños comiendo advice
© Shutterstock

Lo más probable es que si no tienes ya un perro, tu hija o hijo te haya pedido uno sin parar. Y es que no pueden resistirse a esos cachorros que ven por la tele. Pero muchas veces la llegada de un nuevo miembro a la familia no es como esperas, y hay que estar preparado para ello. Por eso, desde Wamiz te damos una serie de consejos para conseguir un perro bien educado y, por ende, una convivencia lo más perfecta posible.

Por Rodríguez Yanira

7 consejos para que tu perro esté bien educado 

1. En caso de adoptar un perro de raza, piénsalo bien

Cada raza de perro tiene unas características diferentes. No todos los perros son amables con los niños ni están preparados para ser educados mientras conviven con ellos, por lo que debes elegir bien la raza del perro teniendo en cuenta estos factores:

  • El temperamento. No todas las razas tienen el mismo carácter, hay algunas que son una mejor compañía para niñas y niños que otras. Por supuesto, decántate por aquellos perros que sean más dóciles, tranquilos y cariñosos.

  • El tamaño. No solo del perro, también de la casa. Si vives en una casa pequeña tenlo en cuenta para adoptar un perro que no sea muy grande. Los animales, por norma general, necesitan su espacio; pero si además el perro es grande y la casa pequeña va a ser incómodo para todos. 

  • El pelo. A los perros de pelo largo hay que cepillarlos casi a diario, por lo que si no tienes tiempo mejor que los evites.

  • El estilo de vida que lleves. Porque tener un perro no funciona igual de bien en todas las personas. Es una responsabilidad más y deberás plantearte si estás preparado para asumirla. Paseos, visitas al veterinario, comidas, baños, etc. Teniendo en cuenta la vida que llevas, pon todas las opciones en la balanza y toma la decisión que puedas asumir.

2. Educar a perros, niñas y niños por igual

La educación debe ser bidireccional. Enséñale al perro que debe tener cuidado con el niño o la niña, pero también explícale a los más peques que hay ciertas cosas que no debe hacer con el can.

Por ejemplo, algunas normas básicas: el perro no puede morder ni gruñir, la niña o niño no puede molestar al perro cuando éste come, ni tampoco puede montar encima de él.

3. Educarlo cuando es cachorro

Durante los tres primeros meses de vida es cuando el animal aprende a ser social por lo que hay que hacer más hincapié durante este tiempo, y educarle rodeado de niños y también de otros perros. Esto es importante cuando hablamos de razas que puedan ser más temperamentales o de gran tamaño. Si se acostumbran a estar con la niña o el niño desde bien pequeño mucho mejor. Educarlo desde cachorro es fundamental.

4. Cuida a tu perro

Al perro hay que dedicarle tiempo, ya sea para educarlo o para darle cariño; aunque está todo bastante relacionado. Conoce bien el tipo de perro que tienes en casa: qué raza es, qué temperamento tiene, cuánto ejercicio necesita, la comida, visitas al veterinario, etc. Un perro feliz es sinónimo de perro bien cuidado, y si está feliz será más dócil y cariñoso.

5. Atiende a las señales 

Los perros y los niños pueden ser una combinación explosiva. A veces, los más pequeños llegan a molestar a los perros aunque esa no sea su intención. En esos momentos es cuando debes estar atento a las señales que manda tu perro, ya que morder es el último recurso que utilizará. Si ves que tu perro gruñe o ladra cuando tu hija o hijo intenta jugar con él, lo mejor será que los separes.

6. Entiende que el perro tiene instintos 

El perro tiene instintos animales como pueden ser la actitud territorial, la caza y la dominancia. Por norma general, todos los perros tienen los tres instintos nombrados, solo que unas razas tienen más desarrollados unos que otros. Tanto los perros de caza como los dominantes y los que tienden a ser más territoriales necesitan más atención por tu parte para que los puedas educar de forma especial; teniendo en cuenta aquello que hay que frenar más.

7. Tu perro debe saber quien manda

De entre la manada, es decir la familia, siempre habrá una persona que el perro tome como líder y al que obedecerá más fácilmente. Siempre te será más fácil educarlo desde una posición de poder por lo que deja bien claro tu papel ante el can lo más pronto posible. 

Al seguir estos 7 consejos con paciencia, pero sobre todo con constancia, conseguirás que los perros y niños puedan convivir felices bajo el mismo techo y sean la compañía perfecta el uno para el otro. ¿A qué estás esperando para conseguir disfrutar todos juntos?