Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Hidroterapia para perros: beneficios inigualables para tu amigo

Hidroterapia en perros advice
© Shutterstock

En la actualidad, el desarrollo de nuevas formas terapéuticas para tratar a nuestras mascotas está en auge y debemos favorecer este crecimiento. El apoyo de la medicina clínica, con tratamientos innovadores, tendrá multitud de beneficios, además de mejorar la evolución y el pronóstico del paciente. En este grupo nos encontramos con la hidroterapia, ya adaptada para los perros. En el siguiente artículo, desde Wamiz hablaremos sobre esta terapia y cómo puede ayudar a nuestras mascotas.
 

Por Rodríguez Yanira

¿En qué consiste la hidroterapia para perros?

Se trata de una terapia muy utilizada en el ámbito de la fisioterapia y rehabilitación canina, donde la principal característica es que se desarrolla en un medio acuático.

Dependiendo de las infraestructuras disponibles, en veterinaria se puede utilizar una piscina, una cinta subacuática, bañeras de hidromasaje e incluso, fuentes naturales de agua.

La clave del éxito de esta terapia se basa en todas las propiedades beneficiosas que presenta el agua y, por lo tanto, los efectos terapéuticos sobre el perro

Beneficios de la hidroterapia en perros 

1. Fortalece la musculatura

Una de las propiedades del agua es su viscosidad, es decir, presenta mayor resistencia a la fricción que el aire, de forma que el movimiento se hace más complicado dentro del agua. Además, cuando el perro camina dentro del agua, sus músculos deberán desplazar esa masa de agua, por lo que trabajarán más que en la superficie.

2. Sensación de flotación

Basándonos en principios puramente físicos (principio de Arquímedes), un cuerpo sumergido en agua experimentará una fuerza vertical que lo impulsa hacia arriba debido a la diferencia de densidades relativas entre el cuerpo del perro y la del agua. Esto permitirá que el animal “floté” y por lo tanto, sus articulaciones soportarán menos peso que en la superficie

Por esta razón, la hidroterapia en perros es muy útil en casos de atrofia muscular, animales postrados (parálisis del tren posterior, por ejemplo), animales geriátricos con movilidad reducida, etc.  El porcentaje de carga en las articulaciones varía según la altura del agua (cuanta más agua, menos peso soportado). 

3. Reducción de dolor e inflamación

Otra de las propiedades del agua es la presión hidrostática. Al someter al cuerpo a la fuerza de esta presión constante, se favorece la reducción de inflamación y edema, además de mejorar la circulación sanguínea. 

4. Mejora la agilidad y movilidad

Durante la hidroterapia en perros, el animal se siente más cómodo y con menor sensación de dolor. Aunque esté realizando mayor esfuerzo físico, él no es consciente de ello y le resulta más fácil caminar dentro del agua. Esto ayuda a que sus articulaciones se extiendan y flexionen correctamente, favorece el apoyo de todas las extremidades y por lo tanto, una carga de peso por igual en todo el cuerpo (liberando contracturas y sobrecargas musculares por compensación). 

No obstante, aunque la hidroterapia para perros presente tantos beneficios, es importante contar con un buen plan terapéutico y de fisioterapia, ya que no todos los casos se tratan de la misma forma. Debemos adaptarnos al problema y necesidades del paciente, ajustando el volumen de agua, ritmo e intensidad del ejercicio. 

Un buen conocimiento es la base del éxito en la hidroterapia para perros. En este plan puedes apoyarte de tratamiento farmacológico, pero también de terapias alternativas como la acupuntura.

Indicaciones de la hidroterapia en perros

Siempre debemos estar correctamente asesorados por un profesional veterinario, ya que dependiendo del problema del perro, la hidroterapia estará o no indicada. No obstante, la hidroterapia en perros tiene multitud de aplicaciones y funciona muy bien como parte del tratamiento de:

  • Recuperaciones post-operatorias de cirugías ortopédicas. Como por ejemplo, tras una operación de rotura del ligamento cruzado de la rodilla o tras una operación de hernia discal.

  • Artrosis. La hidroterapia es útil como terapia complementaria al tratamiento farmacológico, ya que ayuda a mantener la musculatura y la movilidad, ralentizar el proceso degenerativo y participa en el control del dolor. Otro apoyo contra la artrosis, es el uso de condroprotectores para perros. 

  • En problemas locomotores como displasia de cadera y/o de codo.

  • Patologías neurológicas con déficit de posicionamiento y movilidad.

  • Obesidad. Como ayuda para conseguir la pérdida de peso y recuperar la forma física.

  • Animales geriátricos débiles. Puede ayudar a mantener la musculatura, facilitar el arco de movimiento y reducir dolor.

  • Problemas circulatorios utilizando baños de contraste frío-calor. 

Contraindicaciones de la hidroterapia en perros

Como hemos mencionado, es fundamental que un veterinario supervise el plan terapéutico, ya que la hidroterapia también tiene contraindicaciones, y podemos complicar el problema. La hidroterapia para perros no está indicada en los siguientes casos:

  • Si el animal presenta problemas gastrointestinales, como un cuadro de diarrea y/o vómitos.

  • Si el perro tiene una lesión cutánea y no sea recomendable la humedad, por ejemplo, una infección fúngica (hongos).

  • Si el perro presenta una herida abierta o una incisión sin cicatrizar. Tampoco se recomienda si el perro ha sido operado y todavía tiene los puntos de sutura quirúrgicos.

  • Si el animal tiene problemas cardiovasculares y/o respiratorios que lo hagan intolerante al ejercicio. Por ejemplo, un perro con asma, neumonía o síndrome braquiocefálico, un perro con déficit en el funcionamiento del corazón o un animal con riesgo de tromboembolismo grave como por ejemplo, en caso de Dirofilariosis (“gusano del corazón”), con una carga parasitaria exagerada en las cámaras del lado derecho del corazón. 

Para finalizar, no hay duda de que la hidroterapia en perros se ha convertido en una de las terapias complementarias más completas y con mejores resultados, que existen actualmente. El agua proporciona multitud de beneficios que ayudarán a nuestro perro a superar distintos problemas en una sola terapia. 

Es importante destacar que no se trata de una “panacea universal” y que es fundamental estar bien aconsejado por un veterinario, y contar con un buen plan de rehabilitación para que los resultados sean los deseados. 

Lea también