Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Callos en los codos de los perros: ¿Cómo tratarlos?

Tratamiento de callos en los perros advice
© Shutterstock

Es frecuente observar zonas duras con aspecto de callos en nuestros amigos peludos, sobre todo en los más ancianos. Estas pueden producir molestias y si no se cuidan como es debido, pueden derivar en una inflamación que produce dolor y posterior infección. 

Desde Wamiz, te contamos qué son y cómo curar los callos de los perros para que nuestras mascotas se sientan mucho mejor.

Por Rodríguez Paula

¿Por qué aparecen los callos en los perros?

Como hemos mencionado, los callos suelen observarse en los perros más ancianos, aunque no son exclusivos de ellos. Simplemente es así por el “factor tiempo”, cuanto más mayor es un perro más tiempo lleva expuesto a un problema, además su piel pierde elasticidad y no tiene una capacidad regenerativa tan buena como la de un perro joven. 

Los callos en los perros se localizan en zonas de apoyo, como codos (principalmente), pero también en caderas y nalgas. Aparecen por el roce constante con superficies duras, por lo que es común que lo sufran perros que duermen sobre suelo duro, cemento o tierra. 

Estos callos son áreas de piel dura, grisácea y sin pelo que se forma como adaptación ante este rozamiento repetido contra el suelo, la piel produce un exceso de queratina que se va depositando y finalmente, forma estas placas ásperas.

¿Cómo curar los callos de los perros?

Los callos en los codos no suponen un problema grave para nuestro perro, aunque sí puede sentir molestias al acostarse sobre ellos. Es recomendable atenderlos y saber cómo curarlos, y así minimizar cualquier riesgo.  

  • Lo primero es eliminar la causa del problema. Proporciona a tu perro una cama blandita sobre la que acostarse, que le aísle de la dureza del suelo. De esta forma no sentirá dolor al tumbarse sobre sus codos y podrá estar más cómodo. Si tu perro tiene más de un sitio en el que suele descansar, coloca una superficie blanda en cada uno de ellos.

  • Hay casos en los que estos callos se pueden ulcerar e infectar. A partir de este momento debemos tratarlo como una herida y aplicar antisépticos y pomadas con el objetivo de que sanen.

Necesitarás activar la cicatrización de la zona. Acude a tu veterinario para que establezca el tratamiento óptimo para tu animal. Nadie mejor que él para saber cómo curar los callos de los perros.

  • Aplica una crema hidratante con frecuencia para disminuir la sequedad y dureza de la zona. Esto aliviará a nuestro perro al proporcionar hidratación y elasticidad a su piel.

Es importante mencionar que, una vez formados, los callos en los codos son muy difíciles de combatir. La estructura de la piel de la zona en la que se han formado ya se encuentra alterada, el sobre crecimiento de las capas cutáneas y el exceso de queratina es irreversible. Los folículos pilosos que sirven de nacimiento para el pelo ya no existen, por lo que pasarán a ser zonas calvas. 

Únicamente podrás ayudar a tu perro aliviando cualquier síntoma derivado de ellos, como puede ser la formación de heridas, inflamación, dolor e incluso, infección. 

Cómo prevenir los callos en los perros

La clave reside en prevenirlos. Como hemos dicho, los callos aparecen -normalmente-, porque los perros descansan sobre suelos duros: asegúrate de que su descanso cuenta con una cama blandita y confortable. 

Los callos en los codos comienzan formándose en áreas más o menos redondas en las que van perdiendo el pelo, parecen agrietadas y están resecas. Este momento es fundamental para evitar su formación completa. Debes hidratar la zona aplicando una crema varias veces al día. En el mercado hay muchas de ellas destinadas a tratar las callosidades. Si tienes dudas, tu veterinario sabrá cómo ayudarte. 

Otro consejo es que apliques la crema justo antes de dar un paseo, ya que durante este tiempo evitarás que tu perro se lama el producto y la absorción será más completa. Éstas crema suelen estar formuladas con aloe vera, vaselina, vitaminas D y E, así como aceites vegetales.

Como conclusión, los callos en los codos no son un problema alarmante, ya que no van a afectar con gravedad a la calidad de vida de nuestro animal. De todas formas, debemos prestar atención y preocuparnos de ellos un momento al día para que nuestro perro se pueda sentir mejor. Lo más destacable, y el principal cambio que deberíamos tomar, es prestar atención en su descanso y, como ya conocemos la causa principal de su aparición, tratar de anticipar una solución. 

La clave reside en proporcionar el mayor confort con superficies blandas y agradables durante toda la vida de nuestro amigo. Un buen descanso es esencial para el desarrollo de sus actividades y su plena felicidad, así como para evitar otros problemas, no solo dérmicos sino también de salud, locomotores o incluso de comportamiento. 

Lea también