Ahora en Wamiz :

Publicidad

Qué es el déficit propioceptivo en perros y cómo detectarlo a tiempo

Déficit propioceptivo en perros advice

Qué ocurre cuando un perro tiene un déficit propioceptivo 

© Shutterstock

La propiocepción es la capacidad de nuestro cuerpo de reconocer su sitio en el espacio. Puede sonar esotérico pero no lo es, también es posible considerar la propiocepción como el sentido que informa al organismo de donde están nuestros músculos, articulaciones, responde a los movimientos automáticos como caminar, correr, etc.

Por Paula Rodríguez

Publicado el 21/8/20 15:58

¿Qué es la propiocepción?

La propiocepción es el sentido que interpreta la interacción del cuerpo del animal en el espacio que lo rodea. Informa sobre la posición de los músculos y de cómo están posicionadas las estructuras del cuerpo. También interviene en el movimiento, en las respuestas automáticas, en el equilibrio y en la coordinación de ambos lados del cuerpo.

Esto es posible gracias a que el sistema nervioso del cuerpo incluye unos receptores específicos llamados “propioceptores” que se localizan en músculos, articulaciones, tendones y aparato vestibular (encargado del equilibrio).

Estos propioceptores reciben la información, a nivel local, de la ubicación de las estructuras motoras corporales y la transmiten al cerebro, encargado de recopilar toda esa información.

Déficit propioceptivo en perros

Lo que ocurre cuando hay un déficit propioceptivo en perros, es que este sentido interno de la situación corporal no se interpreta correctamente y observamos movimientos anormales. Este déficit puede tener su origen en distintas causas, las principales son:

  • Lesión neurológica. Puede ser un síntoma de una lesión medular, donde el paso de información, a través del sistema nervioso, queda bloqueado. Un ejemplo puede ser que aparezca cuando un perro tiene una hernia discal, protrusión de disco intervertebral, etc. 

  • Traumatismo. Por ejemplo, puede aparecer a partir de un golpe muy fuerte, donde el tejido adyacente a los propioceptores se inflama gravemente y bloquea el flujo de información. También a raíz de una lesión ortopédica, donde el sistema nervioso está intacto pero el daño en las estructuras óseas limita la propiocepción. 

  • Intervención quirúrgica. Puede aparecer un déficit propioceptivo en perros tras una cirugía debido a la anestesia, al haber mantenido una posición incómoda durante mucho tiempo sobre la mesa de quirófano (sobre todo en perros mayores), etc. Será necesario trabajar la propiocepción durante el proceso de recuperación postquirúrgico. 

  • Causa parasitaria. La infección por parte de algunos parásitos provoca daños neurológicos y, entre ellos, un déficit propioceptivo. Por ejemplo, es el caso del protozoo Neospora caninum, que se aloja en el interior de células nerviosas, cerebro y médula espinal.

PERRO MALO
Acude a tu veterinari@ de inmediato cuando notes síntomas  ©Shutterstock

¿Cómo detectarlo a tiempo?

Lo más importante, es acudir a un profesional veterinario con urgencia, para la realización de un examen completo del animal y así confirmar el diagnóstico de déficit propioceptivo en perros.

Normalmente, será necesario realizar pruebas complementarias como analítica sanguínea, bioquímica sanguínea, estudio radiológico y estudio de imagen más específico como TAC o Resonancia Magnética

Signos que indican el déficit propioceptivo en perros

  • Ataxia. Este término se refiere a descoordinación al caminar. El perro se mueve de forma torpe y no es capaz de coordinar sus extremidades, las cruza, se tropieza, etc.

  • Paresia o parálisis. Nos encontramos ante una pérdida evidente de la propiocepción. El animal es incapaz de mover las extremidades o si las mueve, lo hace de forma muy débil y deficiente (paresia)

  • Lesión en los dígitos. En ocasiones, podemos observar como primeros signos de enfermedad, heridas en los dedos y en la base de las uñas. Esto nos indica que el perro está arrastrando sus patas y como resultado, se forman lesiones por el roce con el suelo. 

  • Pérdida del equilibrio. Puede considerarse de la ataxia. También puede mostrar ladeo de la cabeza. 

  • Apoyo en negativo. Esta es una prueba muy sencilla que consiste en doblar hacia atrás la porción final de la pata (lo que asociamos a la mano y/o pie). De esta forma, el perro quedaría apoyado sobre la parte dorsal, siendo un apoyo erróneo (en negativo). Si es capaz de corregir rápidamente la posición (volver a apoyar normal, con la almohadilla), el sentido de propiocepción es bueno, en cambio, si se mantiene de esa forma sin corregir, nos indica que hay un déficit, ya que no es consciente de que está apoyando la pata de forma incorrecta.

Nos gustaría destacar que todo lo descrito anteriormente, es una forma rápida de entender la propiocepción. No obstante, se trata de un proceso muy complejo y difícil de resumir, ya que está relacionado con la presencia de patologías neurológicas u ortopédicas...

Existen multitud de pruebas, además de exámenes neurológicos específicos muy completos para determinar el sentido propioceptivo, por lo que el presente artículo NO se trata de una guía sobre el déficit propioceptivo en perros, sino más bien, un acercamiento a este ámbito tan interesante.

Fuentes: Diagnóstico Veterinario, Vetpraxis