Publicidad

3 trucos que seguro desconocías para enseñar a tu perro: ¡Y no te olvides del snack de premio!

trucos para perros

Son muchos los trucos que puedes enseñarle a tu perro

© Shutterstock / Oleksandr Tsymbaliuk

Existen otras habilidades más allá del tumba o dar la pata que tu perro y tú podéis practicar juntos. Otra forma de estimular su mente y jugar junto a él. 

Por Rocío R. Gavira

Publicado el

Cuando un perro llega a casa, rara es la persona que no quiere enseñarle algún truco para presumir de perro. Que tu perro te dé la pata o aprenda a tumbarse son algunos de los clásicos. ¿Y si das un paso más?

El educador Sergio Tallón, de Senda Canina, comparte con los lectores de Wamiz España algunas habilidades para realizar junto a tu perro. Esta forma de juego y entrenamiento sirve tanto para estimular la mente de tu perro como para fortalecer vuestro vínculo

Trucos para perros: Hacer que tu perro camine hacia atrás

Lo primero será crear un pequeño escalón que luego usaremos. Puedes poner en el suelo un libro o una caja no demasiado alta. No debe superar la mitad de la pata del perro

El siguiente paso será colocar el perro frente a ti, cara a cara, de forma que el escalón quede tras él. 

Con la ayuda de comida, diriges al perro hacia atrás hasta que sube las patas en ese escalón creado. Con que dé un solo paso hacia atrás la primera vez, es suficiente. Puedes usar el comando “atrás” para que el perro lo asocie. 

Se premia con chuches, con comida, dos veces: la primera por llegar a subirse y una segunda para estabilizar. Luego lo sacas de ahí y vuelves a repetir la operación. 

Poco a poco aumentarás a dos pasos hacia atrás, a tres… hasta que el perro se suba en la plataforma, que será su referencia. 

trucos para perros target de manos
Tocar la palma de tu mano es otro de los juegos ©Shutterstock Ksenia Raykova

Trucos para perros: Target de manos con tu perro

En el target de manos el perro toca con el hocico la palma de tu mano

El perro está de pie delante de ti, no sentado. Tendrás premios en un lado, ya sea en tu bolsillo o en una bolsa, y en la otra mano nada. 

Usas la mano en la que no tienes nada, incluso poniéndola en forma de cuenco para lograr que el perro se venga. Cuando el perro se acerque y toque la palma de la mano, dices “muy bien”, coges un premio y tiras esa chuche para el perro en dirección contraria. 

Es decir, si la mano que toca es la derecha y el premio es con la izquierda, lo tiras en esta dirección para que el perro coja el premio en el suelo. Guardas la mano derecha, y cuando el perro esté viniendo, sacas de nuevo la mano derecha para que el perro interiorice el juego y vuelta a repetir. 

Recuerda en los trucos para perros: paciencia y repetición, sin saturar al perro a la hora de enseñarle habilidades. E importante, ¡los premios! 
perro tumbado frente a una pelota
¿Un perro sin moverse frente a una pelota? ¡Se puede! ©Shutterstock mountaintreks

Trucos para perros: Perro quieto ante una pelota o comida

Para que el perro no se mueva cuando tiramos una pelota o cuando tenemos comida (practica este ejercicio con lo que más le guste), el perro estará sentado o tumbado o de pie, como suela estar más estable. Coges la pelota o el trozo de comida y lo pones en el suelo

El perro se pondrá nervioso, querrá cogerlo. Le dices que se siente o tumbe, lo estabilizas y lo tranquilizas. Se trata de que el perro no vaya a por la comida o el juguete hasta que no se lo indiques, levantando la mano, por ejemplo, y con el comando “coge”.

Cuando logras eso, que el perro se estabilice y no esté nervioso por tener ese estímulo delante, empiezas a premiarle con otro trozo de comida diferente u otra pelota que tirarás en dirección contraria

Por ejemplo, si el perro está sentado mirando la pelota que hay en el suelo, le tiras la pelota de premiar hacia atrás, de forma que el perro se tenga que dar la vuelta e ir a por ella

El siguiente nivel en este juego sería, en la misma posición, hacer botar la pelota que está en el suelo solo un poco. En el momento que el perro se mueva un centímetro, no le dices nada al perro, simplemente quitas la pelota de ahí. Repito, sin decirle nada al perro. 

¿Qué el perro permanece sin moverse? Liberas la pelota que has dejado caer. ¿El perro sigue aguantando? Liberas con otra pelota. E iremos alternando liberar la pelota hacia delante o hacia atrás de la posición del perro para que tenga un doble enfoque.

Poco a poco habrá que aumentar el bote de la pelota, 4 centímetros, 5 centímetros, de forma muy, muy progresiva. Y siempre teniendo claro el orden: el perro, la pelota, tú

Cuando consigas esto, puedes probar con ponerte al lado de tu perro y dejar rodar la pelota un poco. ¿Qué el perro aguanta? Liberas con la otra pelota (la de premiar) en dirección contraria. 

Todos estos ejercicios son a base de mucho repetir, de paciencia, de ánimo en el entrenamiento y sobre todo de no saturar al perro. Se trata de que disfrute aprendiendo y tú junto a él. 

 
Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar