Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

5 trucos para proteger las almohadillas de tu perro del suelo o la arena caliente

Perro paseando al sol advice
© Shutterstock

Cuando hace sol, el suelo puede calentarse rápidamente, y las almohadillas de nuestro perro están en contacto directo con el asfalto, por lo que es muy importante protegerlas, ya que podrían terminar lastimadas. Te contamos de qué manera debes hacerlo para que tu mascota no sufra. 

Por Jade del Arco

Cómo proteger las almohadillas de tu perro: consejos prácticos

1. Pasea a tu perro las horas de menos calor 

No hace falta decirlo: para que los paseos no sean un calvario, tanto para ti como para tu perro, sácalo a pasear en las horas menos calurosas del día: lo más temprano posible por la mañana, o lo más tarde posible por la tarde/noche. ¡Pasea por la sombra y evita el asfalto! Este consejo es primordial para proteger las almohadillas de tu perro desde el minuto cero. 

2. Toca el suelo con la mano 

Para saber si el suelo está muy caliente para tu perro, es suficiente con que lo toques tú mismo con la mano. Si te quemas (con el asfalto, la arena o la superficie que sea), tu perro se quemará también. Ten en mente que las almohadillas de tu perro están en contacto directo con el suelo, como si tu caminases descalzo por la calle. 

Ante la duda, debes tocar el suelo con tus propias manos para evitar que tu perro se haga heridas en las almohadillas

3. No te quedes estático 

Fuera, tu perro no debe quedarse quieto, pues corre el riesgo de quemarse. Hazlo caminar y no lo obligues a esperarte en el mismo lugar sin moverse (delante de una tienda o en un paso de peatones, por ejemplo, mientras hablas con alguien en la calle).   

4. Reduce el tiempo del paseo 

Haz pequeños paseos, más numerosos, pero más cortos. Si sientes que tu perro está frustrado por falta de actividad, multiplica las interacciones en el interior, principalmente jugando con él en casa. También puedes ofrecerle un largo paseo por la noche, para compensar. 

5. Utiliza protector de almohadillas para perros 

Para proteger las almohadillas de tu perro, puedes aplicar un bálsamo protector hidratante (pide consejo a un veterinario o en un establecimiento especializado), o vaselinas especiales para las patas de los perros, antes y después del paseo; o bien utiliza zapatillas para perros diseñadas para proteger sus patas. Después del paseo, rocía sus almohadillas con agua fresca.   

Mi perro se ha quemado las almohadillas, ¿qué hago? 

Si, a pesar de tomar todas la precauciones, tu perro se niega a caminar, se lame las patas o sus almohadillas parecen dañadas o despellejadas (ampollas, enrojecimiento, etc.), lo más seguro es que se haya quemado. No obstante, debes verificar que se trata de una quemadura, pues hay otros motivos por los que tu perro puede lamerse las patas. 

En caso de que se trate de una quemadura, cógelo en brazos si puedes, y llévalo a un lugar fresco. Rocía sus almohadillas con agua fresca y aplica un producto antibacteriano suave o sigue estos consejos.  Si la herida es importante, consulta con el veterinario.