Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

El educador canino responde: ¿Cómo enseñar a un perro a dormir en su cama?

Perrito durmiendo en su cama advice
© LOLA DUARTE

¿No consigues que tu perro se vaya de tu cama? Sigue estos consejos y haz que duerma en su cama

Por Lola Duarte

En el proceso de educación de un perro hay muchos temas que les preocupan a sus humanos, especialmente porque pecamos de padres perrunos primerizos. Uno de ellos es lograr que tu perro duerma en su cama. Su mirada roba corazones intentará encandilarte para dormir contigo en tu cama, pero si lo que quieres es enseñar a tu perro a dormir en su cama sigue estos consejos para lograrlo.

Cómo enseñar a un perro a dormir en su cama

Cuando hablamos de educar a un perro, lo que siempre nos dejan claro los expertos es que hay que ser claros, uno de los errores más comunes. No se le puede pedir una cosa y al rato pretender la contraria. Ese mensaje confunde al perro y puede que al final haga lo que quiera sin más. Con el tema de que duerma en su cama ocurre lo mismo. Hay personas que no quieren ni que el perro duerma en el sofá ni con ella en su propio colchón. Tienen claro que solo quiere que el perro descanse en su propia cama. ¿Cuál es la mejor manera de conseguir esto? “Restringir el espacio para que duerma en su cama”, dice claramente Sergio Tallón, el educador perruno de Senda Canina. Es decir, “si tu pones a tu perro a dormir en su cama un día en mitad de la cocina y otro en mitad del salón, por ejemplo, quizás el perro haga por buscar un sitio más confortable para dormir”.

Limitar el espacio

Esto de restringir el espacio no implica, ni mucho menos, que encerremos al perro en un sitio con su cama, no. “Solo implica que hay que dejarle claro que esa cama es su espacio para descansar, apunta el adiestrador consultado por Wamiz. Para eso es necesario:

  • Comodidad. ¿A ti te gusta dormir en una cama bien cómoda, verdad? A los perros también. “Hay veces que algunos dueños ponen a los perros en unos sitios que si el animal hablara…” No se trata de comprarle a tu perro un colchón viscoelástico, tranquilo, pero sí que sea un espacio confortable y no una cama de los chinos.

Confort y mensaje claro

  • El segundo punto a tener en cuenta es que al perro le guste esa cama o ese espacio destinado al descanso. “Aunque la mayoría estarían bien con tener un sitio confortable –continúa Tallón –, como hemos dicho antes, algunos, por ejemplo, casi que preferirían dormir en el exterior de la casa porque les gusta”. O están los que son felices con dormir en sobre una manta o directamente en el suelo.

  • Siempre haciéndolo igual. “Cuando llegue la hora de descansar, tienes que dejarle claro que se tiene que marchar a su cama, que también es importante que siempre esté en el mismo sitio. Aconseja el amigo de Senda Canina que al principio “es buena idea poner su cama cerca del sofá o de donde duermes tú para tener controlado que el perro está en su cama”.

Evidentemente, la idea de este proceder es para que se realice antes de cometer el error –para algunos– de que tu perro haya catado ya tu cama. Ahí puede ser bastante más complicado hacerle entender que donde tiene que dormir es en la suya. Ya se sabe, más vale prevenir que curar.