Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Aprende cómo limpiar el arenenero de tu gato

Cómo limpiar el arenero de gato correctamente advice
© Shutterstock

El arenero es uno de los espacio más importantes para un gato. Siempre debe estar limpio y en el mismo sitio, pues una vez se acostumbren a hacer sus necesidades ahí, siempre irán al mismo lugar.

Es por ello que debes prestar especial atención a su cuidado y mantenimiento diario para que tu gato esté contento y limpio mientras que tu casa está recogida e impoluta. No olvides que los gatos son los animales más escrupulosos que existen.

Por Rodríguez Yanira

Lo primero que debemos saber es qué tipo de arenero queremos para nuestro gato puesto que existen areneros de distintos tipos. Por lo tanto, podemos encontrar cajas abiertas, o cubiertas para gatos que sean más tímidos y necesiten más intimidad.

Las que son cubiertas ayudan a que el olor no se expanda tanto, por lo que también es algo bueno para ti. Pero en las cajas abiertas, es decir sin cubierta, el gato tienen más movilidad y libertad. Por lo que si tu gato es más bien grande esta puede ser la mejor opción.

Arenero para gatos: consejos previos a su uso

Antes de meternos de lleno en cómo limpiar el arenero del gato, veamos algunos consejos generales previos sobre su uso:

1. Cólocalo en el espacio correcto

El lugar en el coloques el arenero no debe ser un lugar de paso ni concurrido. Y mucho mejor si está lejos de aparatos que hagan ruido o que den mucho calor, como por ejemplo podrían ser la lavadora o los radiadores. Puesto que existen determinadas cosas y lugares que le dan mucho miedo a tu gato y estas influyen a la hora de hacer sus necesidades. 

Recuerda que el gato se pone nervioso con el ruido mientras que el calor de los aparatos eléctricos hacen que el olor que hay en el arenero aumente considerablemente. Es importante tener estos dos puntos claros a la hora de decidir dónde colocamos su arena. 

2. Siempre lejos de su comida

El arenero debe siempre estar lejos de su bol de comida y de agua, pues los gatos son muy escrupulosos y no les gusta comer cerca del lugar en el que hacen sus necesidades; algo lógico por otra parte.

3. Elige la arena adecuada

Hay distintos tipos de arenas, no sirve la misma para todos los gatos. Escoge la que mejor se adapte a tu amigo en particular, aunque puede ser que necesites llevar a cabo un poco de prueba y error hasta que encuentres la adecuada.

4. Evita los productos químicos

Mejor si no utilizas ningún tipo de producto para enmascarar el olor del arenero, pues a los gastos les molestan los olores fuertes y le podría coger manía. De hecho podría incluso afectarles a la mucosa produciéndoles problemas respiratorios.

5. No te olvides de la limpieza

Mantén siempre la arena limpia. El gato podría hacer sus necesidades por la casa a modo de castigo si no lo está.

Cómo limpiar el arenero de tu gato correctamente

  • La caja hay que limpiarla con bastante frecuencia, y la arena hay que cambiar dos veces por semana, como mínimo. Todo depende de las circunstancias de cada gato claro.
  • Si puedes limpiar la arena todo los días, lo más probable es que no necesites cambiarla tan a menudo, pues se mantendrá seca por más tiempo. En cuanto notes que huele algo mal o está muy húmeda, es el momento de cambiarla.
  • A la hora de eliminar las heces y restos varios, el procedimiento es bastante sencillo y apenas te quitará un par de minutos. Para hacerlo, tan sólo debes inclinar la caja hacia atrás y agitarla.
  • Los gatos tienden a esconder tanto la caca como la orina que hace, por lo que tienes que remover un poco.
  • Después de eliminar los restos, asegúrate que en la base de la bandeja no se haya quedado arena pegada y, si es el caso, deberás removerla para despegarla así no se formarán grumos ni se apelmazará tan rápido. La tierra que ya sea imposible salvar se retitrá con la pala y se eliminará.

¿Cómo se cambia la arena paso a paso?

  1. Cuando la arena esté para cambiar, deberás vaciar el contenido de la caja en una bolsa. Entonces hay que lavar la caja en sí con algo desinfectante (asegúrate de que no sea tóxico para el gato).
  2. Los gatos siempre suelen hacer un pequeño desastre alrededor de la caja, aprovecha para barrer, fregar y ventilar el lugar. No olvides que también hay que desinfectar la misma pala con la que limpias la caja, ya que si no lo haces la porquería se irá acumulando.
  3. Ya sólo queda poner de nuevo la caja en su lugar y rellenarla con la arena favorita de tu gato. La capa de arena que haya en la caja no debe ser más alta que un par de dedos, porque si pones más se saldrá toda cuando el gato se ponga a escarbar.

Una vez ya sabes cómo limpiar el arenero de gato sólo te queda seguir a estos consejos al pie de la letra para tener contento a tu minino. Sobre todo porque lo gatos, como ya hemos comentado, son muy escrupulosos y necesitan tener el arenero bien limpio para poder hacer sus necesidades tranquilos.

De lo contrario, podrían sentirse nerviosos o enfadados por no poder ir al baño y eso podría influir en vuestra convivencia.

¡Un arenero limpio da como resultado un gato feliz! 😸