Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Qué debes evitar para no enfadar a tu gato

Qué no hacer para enfadar a tu gato advice
© Shutterstock

Los gatos son animales muy misteriosos e independiente y, a veces, es realmente difícil averiguar qué es lo que les molesta a los gatos. Y aunque no es tarea fácil, es más sencillo de lo que parece, sólo hay que aprender a entender su lenguaje corporal, entre algunas otras cosas.

Por Bosch Maica

A los gatos les da rabia multitud de cosas, y en algunas ocasiones de manera aleatoria y sin razón alguna. No obstante, debemos entender que, a los gatos, el mínimo cambio dentro de su rutina les hace sentir extraños y pueden malinterpretar algunas cosas y situaciones.

Es importante saber cómo entender todo aquello que les molesta a los gatos, así como algunos datos más sobre el enfado de estos animales y así poder interpretarlos.

Cómo saber si un gato está enfadado 

Normalmente, los gatos son animales domésticos con un actitud tranquila y amigable. No suelen ser animales de carácter nervioso pero sí que son muy sentimentales, a pesar de su fama de ser animales fríos y distantes.

En algunas ocasiones, cuando ya convivimos tiempo con un gato, decidimos que es momento de adoptar un perro, por ejemplo. Aunque hay mucho perros y gatos que conviven juntos sin problema, al principio siempre es algo difícil. Sobre todo si centramos nuestra atención en ese pequeño cachorro que acaba de llegar a la familia. Esto es algo que a los gatos les da rabia. Como ocurre con los niños, el gato se volverá celoso y, a parte de enfadarse con el perro, también empezará a ignorarnos pues para el animal, ese cambio, habrá sido como una traición.

Lo que queremos llegar a decir con este ejemplo es que el felino puede llegar a sentirse triste cuando no le damos el cariño que necesita y al que está acostumbrado. A los gatos les da rabia que les ignoremos, ellos quieren nuestros mimos y son conscientes de que se los merecen.

Qué les moles a los gatos: cosas que hacemos mal

Cogerlos mucho en brazos

Los felinos son independientes y no toleran estar en brazos mucho tiempo. Si agita su cola rápido y agacha las orejas es hora de bajarlo.

No limpiamos el baño con regularidad 

Los gatos son pulcros y no les gusta hacer sus necesidades en un baño con arena sucia. ¿Cómo saber si un gato está enfadado? Bien pues, si la caja apesta puede ser que el animal decida incluso hacer sus necesidades en otro sitio de la casa.

Demasiadas caricias

La tolerancia ante los mimos es diferente en cada gato, puede ser que al nuestro no le gusten mucho o los tolere por poco tiempo.

No cumplir con sus horas de comida

Los gatos son más felices cuando tienen una rutina constante para todo, pero especialmente para la comida. Debemos hacer que coma cada día a la misma hora para que esté siempre contento.

El lenguaje corporal como referencia del enfado

Lo que les molesta a los gatos son varias de nuestras actitudes pero, para saber realmente si están enfadados o no, deberemos fijarnos en su lenguaje corporal.

El gesto corporal más conocido para saber que el felino está enfado es el bufido. Aunque hay algunos más:

Gruñidos

Los ronroneos y los gruñidos no son los mismo y debemos aprender a diferenciarlos, porque esos dos gestos dicen dos cosas que son totalmente opuestas. Si acariciamos a nuestro gato y nos gruñe es mejor que le dejemos estar solo un rato hasta que sea él el que venga hacia nosotras.

Pone las orejas hacia atrás

Esto puede significar, o que tiene miedo, o que hay algo en el ambiente que no le gusta. La mayoría de las veces es la segunda opción. Puede ser que nuestros mimos le estén molestando o que está enfadado con nosotras y, ante nuestra insistencia para que nos perdone, se enfada todavía más. Una vez más, la opción más inteligente es dejar al animal tranquilo hasta que se le pase.

Nos muestra los dientes

Al gruñir un gato puede enseñar los dientes o no, en función del grado de enfado que haya alcanzado. Si nos los muestra debemos andar con cuidado. Será imposible intentar calmarlo porque ya ha entrado en ese estado y los animales no razonan. Lo mejor es alejarse.

Nos ignora

Puede ser que nuestro gato siempre acuda cuando le llamamos y que un día deje de hacerlo. El motivo está claro, y es que se ha enfadado contigo. Porque se ha quedado mucho tiempo solo, porque no le has dedicado suficiente tiempo… La cuestión es que ha habido algo que les molesta a los gatos.