Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Por qué bufan los gatos? Significado del bufido en distintas situaciones

bufido gato beso advice
© Shutterstock

Los gatos tienen muchas y variadas maneras de comunicarse con nosotros, de entre las cuales podríamos destacar el bufido. Los felinos son capaces de decirnos con un bufido que no están cómodos en ciertas situaciones y que debemos dejar de hacer lo que sea que estemos haciendo porque no le gusta. Es por eso que dedicamos el post de hoy a hablar sobre por qué bufan los gatos, y así evitar llevar acabo esas cosas que molestan a nuestros felinos.

Por Rodríguez Yanira

¿Qué conocemos como bufido felino?

El bufido es el sonido que hacen los gatos ante situaciones incómodas, y es una acción que no suele gustar mucho a las personas pues te puede asustar por la agresividad del gesto, que no de las intenciones.

La definición más literal del bufido es que se podría entender como un resoplido pero más fuerte, sonido que también hacen otros animales como por ejemplo el caballo o el toro.

Los gatos bufan porque es su medio de defensa. Lo utilizan como aviso para hacer saber que algo no les gusta, es una forma de comunicación felina y, para ello, abren totalmente la boca para expulsar el aire mostrando todos los dientes. Con este bufido los felinos no buscan problemas, más bien hacen el aviso para que los dejen en paz.

7 razones de por qué bufan los gatos

Si conoces las situaciones de por qué bufan los gatos te será más fácil evitarlas. Así que allá vamos:

1. Temor

Un gato puede llegar a soltar un bufido por miedo. El miedo puede venirle de situaciones de maltrato que haya sufrido anteriormente, o porque realmente no entiende qué es lo que va a suceder y siente miedo por cómo te desenvuelves.

Si tienes un gato especialmente temeroso, cuida tus movimientos extraños frente a él para evitar momentos de tensión y miedo en el minino.

2. Defensa el territorio

Los gatos tienen un instinto territorial muy grande, y pueden soltar algún que otro bufido demandando el espacio que les pertenece. Por ejemplo, pueden sentirse atacados, territorialmente hablando, cuando otro gato con el que no conviven llega a casa, y esa es la manera que tiene de hacer saber que le resulta ofensiva su presencia

Si traes otro gato a casa, primero será mejor si los mantienes alejados algunas horas, al menos al principio. Poco a poco se acostumbrarán a convivir y cada felino tendrá su espacio.

3. Dolor o molestias

El gato también pueden bufar si siente dolor por alguna herida o contusión de la que no eres consciente todavía. Por lo que puedes intentar revisarlo por ver si tiene algo. Sobre todo si tu gato suele salir al exterior pues puede ser fruto de alguna pelea.

4. Cambios

Los gatos no llevan muy bien los cambios de rutina, así que bufan porque no les gusta cambiar de domicilio y esa es su manera de mostrártelo. Aunque siempre ayuda que en ese cambio de casa no cambien las personas que lo acompañan.

5. Los gatos son independientes

Si ya has convivido con un gato, o convives con uno, sabrás que son seres independientes y a menudo les pedimos demasiada atención. Si te pones algo pesada o pesado con el animal te bufará para decirte que le dejes tranquilo porque quiere estar solo. 

Cuando quiera cariño y mimos será el gato el que te busque a ti. 

6. Aburrimiento e infelicidad 

Puede ser que tu gato esté malhumorado porque no tiene un espacio propio donde se sienta bien, o no tenga juguetes que despierten su interés, incluidos los rascadores que son muy importantes. 

Su arena siempre tiene que estar limpia, sino esto es algo que también les enfada y pueden llegar a hacer sus necesidades por la casa. También tener una rutina de comidas siempre es bueno para que tu gato esté contento.

7. Pájaros 

A los gatos, desde siempre, les llama mucho la atención todo aquello que vuele, especialmente, las aves. Cuando bufan, en estos casos se dice que están imitando el propio canto de los pájaros para atraerlos o que simplemente han avistado algo en movimiento, ya sea un pájaro o una ardilla, y se sienten atraídos y con ganas de atraparlo.

Conociendo todo esto seguro que ahora ya te es más fácil entender por qué bufan los gatos. Pero recuerda que este sonido no es algo gracioso aunque pueda parecérnoslo. De hecho, si ves que tu gato lo hace de manera habitual, lo mejor es que acudas al veterinario para que puede descartar cualquier clase de trastorno y se le puede poner remedio antes de que se agrave la situación.

Sabiendo por qué bufan los gatos, ya sabes qué situaciones debes intentar evitar a toda costa pero, sobre todo, no dejes que esto complique la convivencia con tu felino. Continua con la rutina que llevabas hasta ahora e intenta integrar poco a poco los conocimientos que vayas adquiriendo.