Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Qué hacer si un gato se pierde y no vuelve a casa

gato perdido vuelta a casa advice
© Shutterstock

Es sabido que los gatos se caracterizan por ser animales independientes y curiosos, esta faceta suya hace tentador salir a explorar más allá de la puerta de casa y conocer los territorios de alrededor. Esto puede suponer un problema ya que, por diversas razones, nuestro gato puede retrasar su vuelta o no volver y, además de ser una situación muy traumática para la familia, el perder a una mascota querida, nuestro gato estará expuesto a muchos peligros y amenazas que no podremos controlar. 

Si un gato se escapa vuelve a casa normalmente, pero por si acaso en el siguiente artículo te daremos ciertos consejos para cómo hacer que un gato vuelva a casa. ¡Sigue leyendo!

Por Bosch Maica

¿Por qué los gatos se van de casa?

Lo primero es conocer las razones que hacen que nuestro gato tenga la tentación de salir de casa para así, poder evitarlo en futuras ocasiones. Los gatos son animales muy inteligentes, independientes, curiosos y con un fuerte instinto de caza por lo que la calle les resulta un mundo muy estimulante. 

A continuación, te mostramos las razones que pueden llevar a tu gato a ser un escapista:

1. Época de celo

Durante la época reproductiva, tanto machos como hembras muestran un fuerte instinto de deseo por reproducirse. Durante los días en los que una hembra tiene el celo, su único objetivo será buscar pareja y querrá salir a por ella, además de vocalizar y maullar para avisar a todos los machos de la zona. Por otro lado, los machos que puedan sentir hembras cerca en celo, querrán salir a buscarlas con gran insistencia.

Por esta razón, lo mejor es esterilizar para evitar escapismos y camadas indeseadas (además de muchos otros peligros), pero si no consideras esta idea, durante la época de celo trata de extremar las medidas de seguridad para que ni tu gato y/o gata pueda escaparse. 

2. Explorar y cazar

Como hemos comentado, los gatos mantienen un comportamiento cazador muy salvaje, aun siendo un animal domesticado. Para tu gato será muy emocionante salir a perseguir ratones o pajarillos.

3. Comer comida de la calle

Puede que en tu casa reciba todo el cariño del mundo y que le alimentes con el mejor pienso del mercado, pero si se topa con un “banco de comida” para gatitos de la calle puede crear la rutina de acudir con frecuencia por diversión. También es frecuente que alguna persona del vecindario o de algún comercio salude a tu gato cuando lo vea pasear por la calle y le haga algún mimo, desde ese momento puede ser un visitante habitual. 

4. Estrés en casa

Si tu gato jamás se ha escapado de casa y desde que ha habido algún cambio, lo hace con frecuencia, puede que esté estresado. Estudia la situación, si ha llegado un nuevo miembro a la familia, niños, obras en casa, etc. Puede que tu gato quiera evitar estar en casa por lo que deberías preocuparte en volver a instaurar un ambiente de calma en el hogar. Y sino prueba a dar un paseo con él. 

¿Cómo hacer que un gato vuelva a casa?

Ahora que conoces los motivos que llevan a tu gato a salir puedes prevenirlo, aunque nosotros te daremos algunos trucos sobre cómo hacer que un gato vuelva a casa. Normalmente, los gatos vuelven a casa después de unas horas de ruta, pero si esta vez se alarga la situación más de lo normal y mi gato no vuelve a casa, puede hacer lo siguiente te pueda ayudar:

  • Salir a buscarlo. Si tu gato lleva más de 24 horas fuera de casa, debería preparar un operativo y salir a buscarlo. Pide ayuda a familiares y amigos y recorre todo el vecindario, no te dejes ningún rincón. Búscalo tanto de día como de noche, ya que de noche es su momento de mayor actividad. Una buena idea es pegar carteles por si alguien lo ve, incluso algún vecino puede haberlo cogido pensando que era un gato de la calle.

  • Dejar un acceso abierto en casa. Por seguridad en este caso, alguien debe permanecer en casa esperando su vuelta.

  • Coloca sus enseres en la puerta de casa. Puede que se haya desorientado y no encuentre el camino de vuelta por lo que si colocas su manta o su caja de arena en la puerta puede reconocer el olor y volver a casa.

  • Avisa a la policía. Da el aviso a la policía y sociedades protectoras de animales, puede que alguien lo encuentre y contacte con ellos antes si no ha visto tus carteles.

  • Anúncialo por redes sociales. Pon un anuncio en las redes sociales para difundirlo más allá de tu vecindario y crear una alarma más amplia.

  • Ofrece una recompensa. Aunque parezca egoísta, si ofreces una recompensa económica para quien lo encuentre, crearás más interés en que aparezca. También, si te lo han robado, puede que te lo devuelvan.

¿Los gatos vuelven a casa?

Los gatos cuando se pierden vuelven a casa en la mayoría de los casos. Por desgracia, cuando un gato no regresa, puede acarrear las peores noticias. La calle entraña muchos peligros, puede que tu gato haya sido robado (especialmente si es un gato de pedigree), o haya sido atropellado. Por esta razón, lo mejor es prevenir, evita que pueda escaparse de casa, y si tiene acceso al exterior, colócale el microchip, muy parecido al de los perros, y una placa identificativa, además de esterilizarlo. 

Si tu gato vuelve a casa después de haberse escapado durante uno o más días, es importante llevarlo al veterinario para realizar un chequeo completo. Puede haber tenido algún enfrentamiento con otro gato callejero y tener lesiones o haberse infectado de alguna enfermedad vírica. Además, cuando llegue a casa, ofrécele descanso, agua y comida, ya que puede no haber comido en días y sentirse estresado. 

Cuando un gato no vuelve a casa, puede convertirse en una situación muy angustiosa para una familia que lo espera. En la mayoría de los casos, un gato perdido vuelve a casa, pero si no es así, aplica los consejos de cómo hacer que un gato vuelva a casa lo antes posible para poder encontrarlo a tiempo. Además, debes tener en cuenta los motivos de sus escapes y tratar de limitar el comportamiento si no quieres que tu gato se exponga a los peligros de las calles, tanto posibles atropellos como contracción de enfermedades.  

Lea también