Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Valen la pena los areneros eléctricos para gatos?

Arenero eléctrico advice © Shutterstock

El estilo de vida de nuestros gatos es muy distinto al que llevarían en la naturaleza. Se han convertido en mascotas sedentarias y que, normalmente, no tienen acceso al exterior, por lo que es importante que en casa cuenten con un espacio exclusivo para hacer las necesidades y con el producto que mejor se adapte a las necesidades del felino y a las características del hogar.

En el siguiente artículo hablaremos sobre el arenero eléctrico y cuáles son sus ventajas e inconvenientes, comparándolo con el resto de areneros.

Por Bosch Maica

Los gatos son animales muy limpios y siempre harán sus deposiciones en un mismo lugar -si se encuentran seguros y cómodos en él-, por lo que la elección del arenero correcto, es clave para la convivencia en casa. Actualmente, ya no es sólo el confort del gato y sus preferencias lo que se tiene en cuenta a la hora de elegir el arenero, sino que también se valora la comodidad para el propietario de atender al arenero. Por esta razón, el diseño del arenero convencional ha evolucionado hasta crear el arenero eléctrico para gatos, un invento innovador, eficaz y cómodo que asegura la higiene sanitaria de nuestros mininos.

La elección del mejor arenero para gatos

Lo primero de todo, debemos tener claro qué características debe tener un arenero para que sea apto para nuestro gato. Lo mejor es realizar distintas pruebas, ya que los gatos responden de manera muy individual a la elección del arenero y lo que puede ser perfecto para uno, resulta terrorífico para otro. No obstante, existen unas reglas básicas que debemos tener en cuenta para todos:

  • Tamaño. El tamaño del arenero debe ser acorde al de tu gato. El arenero perfecto es aquel en el que tu gato cabe entero y tiene espacio suficiente para estirarse, darse la vuelta y moverse con libertad, por lo que no escatimes en las dimensiones.

  • Arenero abierto o cerrado. Esta es una elección estrictamente vinculada al gato. Los areneros más simples constan de una bandeja con arena abierta al exterior; mientras que hay otros que cuentan con una cubierta superior sobre esa bandeja inferior.  Las ventajas, para los propietarios, de los areneros cubiertos son muchas, por ejemplo, que se evita que la arena se salga cuando los gatos escarban, se reducen los olores y evitamos el contacto por parte de niños u otros animales, con la arena sanitaria.

Sin embargo, esta elección no dependerá de nosotros ya que para un gato puede resultar agobiante introducirse en un espacio tan cerrado y prefiera hacer sus deposiciones en un arenero abierto donde pueda ver lo que está ocurriendo a su alrededor; o en su lugar, entender el arenero cubierto como un lugar seguro e íntimo para orinar y defecar.

  • Altura de la bandeja. Debemos ajustarnos al tamaño de nuestro gato, edad y a su movilidad para que pueda acceder con facilidad al arenero.

  • Limpieza. Este aspecto es fundamental ya que el arenero debe estar limpio para asegurar la salud de nuestro gato, y la nuestra. Lo mejor es que sea un arenero de fácil limpieza y con superficies que se puedan desinfectar con comodidad.

  • Localización. El arenero debe colocarse en un lugar tranquilo de la casa, donde nuestro gato se encuentre cómodo y seguro, respetando su intimidad.

Arenero eléctrico para gatos: qué opciones tengo

Lo último en areneros es el arenero eléctrico para gatos. Se trata de un arenero autolimpiable eléctrico que facilita la vida del propietario. Estos areneros detectan cuando el gato ha hecho sus necesidades y se ponen en marcha para limpiarse. Separan la arena de las deposiciones a través de una criba, por lo que es mucho más fácil recogerlas y de esta forma, aprovechar el resto de arena por más tiempo. También cuentan con filtros que reducen el olor, distintos en unos y otros, pero todos los modelos consideran la eliminación de olores para beneficiar la convivencia en casa.

A continuación, te mostramos dos modelos disponibles en el mercado que parecen sacados de una película de ciencia ficción:

SmartScoop Self-Scooping Cat Litter Box

Se trata de un arenero eléctrico con un diseño abierto bastante tradicional, con la diferencia de ser autolimpiable. Consta de una bandeja asociada a un rastrillo automatizado. Cuando el gato hace sus deposiciones, el rastrillo avanza sobre la bandeja, retira las bolas de suciedad y las vuelca en un depósito independiente. Para retirarla, basta con sacar la bolsa del depósito y directo a la basura ¡fácil y rápido! Este producto sólo se comercializa en Estados Unidos y Canadá.

Litter-Robot Open-Air

Este arenero eléctrico para gatos parece una nave espacial. Se trata de un arenero cerrado, de forma esférica, con una entrada elevada. Cuando termina de hacer sus necesidades y sale de la cúpula, esta gira 360 ° y, a través de unos filtros, separa la arena limpia de las deposiciones. La suciedad cae al fondo quedando alojadas en una bandeja con una bolsa, y simplemente basta con sacar la bolsa y directamente a la basura. Puedes encontrarlo en Amazon

Ventajas e inconvenientes del arenero eléctrico

Como es obvio, las ventajas son muchas ya que facilitan mucho la tarea de limpieza del arenero y aseguran, por más tiempo, la higiene del baño de nuestro gato. Además, eliminan los olores y la dispersión de arena, por lo que la convivencia con nuestro gato será mucho mejor.

Sin embargo, Internet está cargado de usuarios que cuentan sus experiencias con estos artilugios y algunas veces, nos encontramos ciertas desventajas. Lo primero de todo es que se trata de un producto muy caro (su precio no baja de los 200 euros); además no nos asegura que nuestro gato se vaya a sentir cómodo en él. Aquí viene la principal desventaja, y es que muchos gatos no consiguen acostumbrarse al arenero eléctrico porque hacen ruido, les aterroriza ver cómo se mueven solos y quedan abrumados ante tal avance de la tecnología.

Muchos usuarios comentan que el periodo de adaptación es muy largo y hay que tener paciencia:

  • Primero se recomienda empezar por ponerlo en marcha sin arena para mostrar el funcionamiento y que el gatito explore y se acostumbre al ruido.

  • Más tarde se añade la arena, y se aconseja que no sea arena limpia, sino que sea arena que nuestro gato haya utilizado con anterioridad para que tenga un olor familiar (una buena idea es poner la arena “sucia” del arenero conocido).

  • Finalmente, podemos conseguir que nuestro gato no se asuste y utilice el arenero eléctrico como parte de su rutina, cosa que nos hará la vida más fácil.

Ahora ya has visto las nuevas opciones de areneros eléctricos para gatos. Si después de conocer las ventajas e inconvenientes estás interesado en adquirir uno, te animamos a que busques por Internet las webs de los fabricantes, en ellas encontrarás una descripción mucho más precisa, así como el modo de adquirirlos.