Publicidad

los gatos pueden comer queso

¿Los gatos pueden comer queso?

© Lysikova Irina / Shutterstock

¿Los gatos pueden comer queso?

Este artículo ha sido verificado por Tonatzin Rojas . Veterinaria en colaboración con Wamiz.
Por Luis Piqueras Ferriz Redactor | Traductor

Publicado el

Si los gatos son carnívoros por excelencia, ¿pueden consumir productos lácteos? Y más concretamente, ¿los gatos pueden comer queso?

Los gatos son carnívoros por naturaleza, lo que significa que digieren y procesan principalmente carne. Pero, ¿eso significa que no pueden ingerir productos derivados de la leche?

A juzgar por la imagen popular de los gatos disfrutando de un plato de leche o de Garfield devorando una lasaña, es lógico que pensemos que los gatos pueden comer queso o productos lácteos en general.

Sin embargo, la realidad es bien distinta.

¿Los gatos pueden comer queso?

Aunque los gatos pueden comer queso en pequeñas cantidades, no es adecuado para su dieta

En vídeo:
El queso tiene alto contenido de grasa y sal, así como lactosa, que la mayoría de los gatos no pueden digerir correctamente. 

Al contrario de lo que se suele pensar, los gatos no cuentan con las enzimas digestivas adecuadas para descomponer los azúcares de la leche, lo que significa que estos permanecen en los intestinos y fermentan, causando malestar.

Asimismo, la leche, el queso y los productos lácteos en general contienen una cantidad significativa de carbohidratos que los gatos no necesitan

Además, se debe tener especial cuidado con los quesos aromatizados, ya que algunos contienen ingredientes tóxicos para los gatos, como cebolla, ajo, especias y otros condimentos y conservantes artificiales.

¿Los gatos pueden comer queso blanco?

El queso blanco es un tipo de queso fresco muy común en la dieta humana, aunque puede ofrecer proteínas y calcio al animal, su contenido en lactosa puede causar problemas digestivos en algunos gatos.

Sea el tipo de queso que sea o alimento en general, consulta siempre con tu veterinario/a si tu felino puede consumirlo y vigila siempre cualquier reacción adversa. 

¿Los gatos pueden comer queso crema?

Aunque el queso crema tiene un sabor que puede atraer a los gatos, también tiene un alto contenido de grasa que puede no ser ideal para ellos.

Un pequeño lamido ocasional no debería causar problemas, pero no debe convertirse en un hábito regular. Vigila siempre posibles reacciones digestivas.

¿Los gatos pueden comer queso de cabra?

El queso de cabra es conocido por tener un menor contenido en lactosa en comparación con otros quesos, lo que podría hacerlo más adecuado para algunos gatos.

Sin embargo, sigue siendo importante ofrecerlo en pequeñas cantidades y siempre con el visto bueno del veterinario.

gato comiendo queso
¿Los gatos peuden comer queso? © Tatianasoba / Shutterstock

¿Los gatos pueden comer queso fresco?

Como con los otros, los gatos pueden comer queso fresco en pequeñas cantidades y de manera ocasional, pero su consumo excesivo puede llevar a la obesidad debido a su alto contenido calórico.

Qué pasa si mi gato ha comido queso

En función de cada gato, consumir queso ocasionalmente puede provocar síntomas leves. Sin embargo, el consumo regular de queso puede llevar a problemas de salud más serios y crónicos.

Posibles problemas a corto plazo

  • Vómitos y diarrea, especialmente si el gato es intolerante a la lactosa.
  • Molestias gastrointestinales, como gases y malestar abdominal.

Posibles problemas a largo plazo relacionados con la obesidad

El alto contenido calórico y graso del queso puede llevar a un aumento de peso significativo, que puede derivar en:

  • Problemas respiratorios.
  • Sistema inmunológico debilitado.
  • Letargo: los gatos con sobrepeso tienden a ser menos activos.
  • Diabetes: el exceso de peso es un factor de riesgo para la diabetes felina.
  • Distocia: problemas en el parto debido al exceso de grasa corporal.
  • Lipidosis hepática: una enfermedad grave del hígado común en gatos obesos.
  • Osteoartritis: el peso adicional puede provocar desgaste en las articulaciones.
  • Inflamaciones de la piel: la obesidad puede aumentar el riesgo de problemas dermatológicos.
  • Enfermedades del tracto urinario.

Conclusiones

Aunque los gatos pueden comer queso, pues este no se considera tóxico para ellos, sí que puede causar malestar al animal, por lo que es recomendable evitarlo y optar por alternativas más saludables, como snacks elaborados especialmente para gatos.

Aunque no es muy probable que necesites llevar a tu gato al veterinario si ha comido un poco de queso, es importante mantenerlo bajo observación durante el resto del día. 

Como tutor/a responsable, debes siempre tener en cuenta la salud de tu amigo peludo al proporcionarle comida y consultar siempre con un profesional cualquier cambio en su dieta

El contenido de Wamiz es exclusivamente informativo. En ningún caso sustituye el diagnóstico, el consejo o la intervención de un profesional.

Más sobre...

¿Te ha sido útil esta información?

¡Gracias por tu opinión!

¡Gracias por tu opinión!

Comentarios
Comentar
¿Quiere compartir este artículo?