EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Quiero adoptar un gato pero soy alérgico, ¿qué hago?

adoptar un gato siendo alergico advice

¿Puedo adoptar un gato si soy alérgico?

© Shutterstock

Si eres alérgico/a a los gatos pero tienes en mente adoptar igualmente uno, ¡debes tener muy claros los pasos a seguir para que la convivencia con el animal salga a pedir de boca y no lo abandones después! 

Recuerda: la adopción siempre hay que hacerla de manera responsable y pensando en la felicidad del gato 🙏

Por Vanessa Parapar

Publicado el 17/10/20 14:43

Quiero adoptar un gato pero soy alérgico, ¿qué hago?

Si tienes claro lo que representa tener un gato, sobre todo si eres alérgico/a, pasamos a enumerar alguna de las acciones a tener en cuenta para prevenir una alergia antes de llevar a cabo una adopción de manera responsable. 

1. Alergia a los gatos: la genética es importante

familia alergica a los gatos
Madre e hijo acariciando a un gato ©Shutterstock

La ciencia asegura que existe una predisposición genética a la alergia, conocida como atopia. Hablamos de un fenómeno hereditario en el cual el sistema inmunológico de los humanos produce anticuerpos IgE en exceso para luchar contra cualquier sustancia alérgica. 

Estos anticuerpos reconocen, en cuestión de minutos, los alérgenos a los cuales la persona es sensible y desencadenan los síntomas.

En el caso de la alergia a los gatos, las síntomas más comunes son rinitis, conjuntivitis, dermatitis atópica y asma. 

Tras explicar el 'protocolo de actuación' de nuestro sistema inmunológico, destacamos -siempre teniendo en cuenta las declaraciones que profesionales de la salud han hecho a este medio- que existe una predisposición familiar a la alergia a los felinos, ligada lógicamente a la genética.

Un niño con dos padres que sufren alergia respiratoria o cutánea (especialmente alergia a los gatos) tiene un riesgo del 60% de desarrollar los síntomas por sí mismo, comparado con un 30% de riesgo si sólo uno de los padres está afectado y un 15% de riesgo si ninguno de los padres está afectado.

Es importante destacar que lo que se transmite es la predisposición no la alergia a los gatos en sí misma.

Esto significa que los niños no serán necesariamente sensibles a los mismos alérgenos que los padres, pero la genética es caprichosa y normalmente cuando un miembro es alérgico; el hecho de adoptar un gato puede multiplicar por cuatro el riesgo de sufrir alergia y/o asma debido a la reactividad cruzada.

2. Comprueba que no eres asmático

gato abrazo humano alergico
Gato en brazos de un humano ©Shutterstock

El asma es una enfermedad respiratoria crónica que se da debido a la hipersensibilidad de los tubos bronquiales a ciertos alérgenos como el Fel d1, la proteína secretada por los gatos. 

En caso de sufrir asma, se recomienda no tener contacto con los gatos debido a que una simple reacción alérgica puede ser la causa de una ataque de asma. 

Esto no quiere decir que las personas asmáticas no tengan gato. Ellas pueden sensibilizarse gradualmente con el felino a través del contacto con el animal y, por lo tanto; llegar a reducir los síntomas. 

3. Pasa tiempo con un gato adulto

gato adulto caricias alergia
Un gato adulto disfrutando de las caricias de un humano ©Shutterstock

Antes de dar el salto y adoptar un gato, es importante determinar si tú o cualquier miembro de tu familia sois alérgicos a los gatos sobre todo si tienes dudas al respecto. 

¿Cómo saber si eres alérgico a los gatos inmediatamente?

Una manera sencilla de saberlo es compartir tiempo con un gato adulto. Visita una casa en la que haya un felino o cuida uno en ausencia de su dueño, por ejemplo; puedes formar parte de esas personas que se postulan como familia de acogida.

Si eres alérgico, normalmente notarás los síntomas de manera inmediata. Pero es importante destacar, según informes publicados por la Fundación Affinity, que una persona puede convivir durante años con un gato sin problemas y desarrollar una alergia de un día para otro debido a las siguientes causas. 

4. Hazte la prueba de la alergia a los gatos

prueba alergia gatos
Las pruebas cutáneas son muy útiles para determinar si una persona es alérgica o no ©Shutterstock

Las pruebas cutáneas (pruebas de punción o intradérmicas) son muy útiles. Estan deben realizarse siempre por un alergólogo, y consisten en inyectar en la piel de la persona pequeñas cantidades de alérgenos que reproducen las manifestaciones cutáneas de la alergia.

Esta inyección se aplica en el brazo o en la espalda y causa una reacción en el paciente en 15 o 20 minutos.

En caso de alergia, aparece una hinchazón o enrojecimiento en la piel parecido a una picadura de ortiga. La prueba se lee 15 minutos después de realizarse y se mide el diámetro de la reacción. Este test puede completarse con un análisis de sangre. 

La prueba de la alergia responde a la siguiente pregunta: ''cómo sé que soy alérgico a los gatos'' y es determinante para marcar el tratamiento de un alérgico siempre dictado por un médico; aunque debemos saber que existen remedios naturales y de la abuela para paliar los síntomas. 

Los alérgicos no renuncian a convivir con un gato

mujer alergica con gato en brazos y mascarilla
Mujer coge en brazos a un gato con mascarilla ©Shutterstock

Según datos de la Fundacion Affinity, entre el 5 y el 10% de la población mundial sufre alergia a los animales, siendo la alergia a los gatos la más común de todas ellas. 

Con esto y con todo, los amantes de los mininos que presentan este problema de salud se niegan a renunciar a convivir con un gato.

En 2018, siguiendo informaciones sacadas de un estudio realizado por Wamiz en Francia, el 29% de los hogares galos cuentan con un gato y la una gran mayoría -sacada de la muestra de la encuesta- indicó su deseo de adoptar uno a pesar de sufrir alérgica a los michis. 

Una aspiración que se traslada a España. A tenor de datos publicados por SOS Gatos Madrid, la mayoría de las personas que piensan en adoptar un gato dejan a un lado el hándicap de la alergia.

''Prefiero tener un gato y sufrir las consecuencias que no tenerlo'', aseguran muchos adoptantes en las redes sociales. 

A pesar de todo el amor que quieras darle al gato y al hecho de salvar una vida, no hay que olvidar que este animal es responsable de muchas reacciones alérgicas. Y dado que la adopción no es un acto inocuo, es necesario pensar en el riesgo de alergia que representa el animal y de las consecuencias que puede tener para ti si sufres los síntomas. 

Con este queremos subrayar, sencillamente, que si adoptas un gato siendo alérgico tengas en cuenta que el animal no se devuelve. ¡Ningún felino debe sufrir las consecuencias de un dueño caprichoso! 🙏

 

Preguntas Frecuentes

😼 ¿Existen gatos para alérgicos?

🙀 ¿Qué puedo hacer si tengo un gato y soy alérgico?

🙏 ¿Existe una solución definitiva para la alergia al gato?