Publicidad

¿Por qué mi gato se orina en la cama?

gato pipi cama humano

Gato tras hacer pipí en la cama de su humano

© Shutterstock cunaplus

Un gato que hace sus necesidades fuera del arenero puede ocasionar un verdadero problema dentro del hogar. Especialmente si sus sitios preferidos para orinar son la cama, el sofá o el sillón de su cuidador/a. 

Por Vanessa Parapar

Actualizado el 26/11/21 16:36

Expertos en comportamiento felino aseguran: ''en ningún caso el gato hace sus necesidades en la cama de forma maliciosa. Al contrario, a veces desarrolla ese comportamiento porque se siente solo y echa de menos a su dueño.''

Sin embargo, existen más razones que incitan al gato a hacer sus necesidades fuera del arenero y el propietario del animal no debe ignorarlas.

A continuación, desarrollaremos cada una de ellas. 

¿Por qué mi gato hace pis en mi cama?

El propietario del animal debe saber son exactitud si el problema surgió desde que el gato era un cachorro o comenzó, de repente, en la edad adulta.

Qué hago si un gato bebé orina en mi cama 

Si la situación se refiere a un cachorro que acaba de llegar al hogar, el cuidador/a debe enseñarle desde el minuto cero a usar el arenero. 

En caso de que el propietario/a haya puesto todo de su parte para educar al nuevo miembro de la familia, es posible que la razón sea otra muy distinta. Tal vez, el gatito haya sido separado de su madre demasiado pronto y consecuentemente su progenitora no haya tenido a tiempo de educarlo en este sentido. 

También puede ocurrir que el bebé gato no asocie el arenero con el lugar establecido por su madre para hacer sus necesidades, por ejemplo; tierra y hojas. 

Por otra parte, es posible que un cachorro asimile la cama como el nido donde solía hacer sus necesidades antes de buscar una superficie adecuada para este fin. En este punto, suele ser útil forrar el arenero con paños y llevar al gatito allí cuando tenga necesidad de orinar o defecar. 

gato pis en la cama
Orina sobre la cama. ¿El culpable es el gato?©Shutterstock Billion Photos

¿Por qué un gato adulto orina en la cama?

Si el problema viene de un animal adulto que ha empezado a orinarse en la cama de forma repentina, es necesario saber cuál es el problema a la mayor brevedad posible.

En primer lugar, el cuidador/a debe revisar que la caja de arena del gato:

  1. Está limpia 
  2. Se cambia de manera regular
  3. Se encuentra en un lugar de fácil acceso para el animal. Descubre aquí dónde colocarla. 
  4. No está demasiado cerca de su comida
  5. No se limpia con un producto que huela fuerte o moleste al gato. Por ejemplo, el vinagre
  6. No es pequeña ni demasiado alta
  7. No es el arenero de siempre. En ese caso, el gato necesita su tiempo para aceptar su nueva caja de arena. 
⚠ La arena muy fina se pega a las patas del animal y la muy gruesa no cubre bien los excrementos, ¡hay que encontrar la ideal para cada gato! 👈

En segunda instancia y tras revisar los puntos destacados sobre estas líneas, se habla del número de gatos que viven en el hogar y del tamaño de este:

  • Si en casa hay más de un gato, puede ser necesario comprar dos o más areneros para que cada mascota pueda hacer sus necesidades tranquilamente. El propietario/a tiene que asegurarse de que cada gato se sienta seguro en el arenero y no sea atacado por otro gato. Este tipo de ataque puede fomentar la defecación fuera de la bandeja sanitaria, ya que se asocia con el peligro.
  • Si el gato vive en una casa grande es importante colocar varias bandejas en el hogar, para que el animal de tenga que recorrer largas distancias cuando la necesidad sea urgente. 

El gato se orina en la cama como consecuencia de una enfermedad

Si la arena, el arenero y el libre acceso a este están bien, el cuidador/a del animal debe considerar la base sanitaria o de comportamiento con el problema. Es decir, un gato puede orinar en la cama porque hacerlo le produce dolor y esta dolencia la asocia directamente con el arenero. 

Trastornos del tracto urinario en gatos

Las enfermedades del tracto urinario se dan en los gatos con bastante frecuencia. Se trata, por ejemplo, de cistitis, arena en las vías urinarias o cálculos renales. Los expertos aseguran que si un amo tiene dudas puede quitárselas prestando atención a la postura que adopta el gato al orinar: 👇

Un gato sano tiene la columna vertebral erguida, las patas delanteras enderezadas y la cabeza levantada durante la micción.  Sus patas traseras están dobladas pero libres.

En cambio, un animal que siente dolor al orinar está tenso. Tiene los músculos tiesos, el lomo arqueado, las patas traseras fuertemente contraídas, mientras que las delanteras están enderezadas al máximo. La cabeza está inclinada hacia abajo, pegada al cuerpo. El gato puede vocalizar y en la mayoría de los casos, el animal orina con frecuencia, pero en pequeñas cantidades, incluso en forma de gotas. Esta situación requiere un contacto inmediato con un veterinario.

Los gatos mayores y los trastornos musculoesqueléticos

Los gatos ancianos pueden orinar fuera del arenero. En este caso, el problema puede estar vinculado a la altura de la caja. Si es muy alta, será de difícil acceso para el felino; por ejemplo. En este caso, quizás; el felino esté sufriendo un trastornos musculoesquelético. 

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) se refieren a cualquier tipo de lesión, daño o trastorno de las articulaciones u otros tejidos de las extremidades superiores o inferiores.

Si el gato presenta algún problema de este tipo, necesitará un arenero amplio, poco profundo y con una entrada baja. Características que sirven también para felinos jóvenes que sufren trastornos del aparato locomotor. 

¿Mi gato se orina en la cama por celos o estrés?

Problemas de comportamiento

Una vez que se han descartado las causas sanitarias, toca prestar atención a los posibles problemas de comportamiento del gato.

El estrés puede ser la causa de que un felino orine fuera del arenero debido a que cualquier cambio significativo en el entorno del animal puede afectar a su comportamiento. 

En este sentido, el propietario/a debe reflexionar sobre los siguientes puntos: 

  1. ¿Ha llegado un nuevo miembro a la casa recientemente, o quizás alguien se ha mudado?
  2. ¿Llegó una nueva mascota, o tal vez murió una mascota que fue compañera de nuestro pequeño durante mucho tiempo?
  3. ¿Se ha renovado o redecorado la casa?

En ocasiones, lo que para el cuidador/a resulta ser algo insignificante para el gato es un mundo. Tanto que este cambio afectará a sus hábitos, a su rutina y a su comportamiento. 

A veces, el estrés también puede deberse a que su dueño/a esté demasiado tiempo fuera de casa. Los gatos que se quedan solos en la casa, pero que están fuertemente apegados al dueño y no toleran su ausencia, pueden orinar en su cama, manifestando su añoranza, y al mismo tiempo dejando su olor en un lugar saturado de olor humano.

¿En qué lado de la cama orina el gato?

Si el gato no se ha visto afectado por ninguno de los puntos anteriores, el propietario/a debe observar en qué lado de la cama orina el animal. ¿La razón? Quizás esté señalando una especie de celos en caso de que una nueva personas haya entrado en la vida de su cuidador/a (una pareja, un hijo...).

En este punto, hay que darle al gato la oportunidad de conocer y oler a ese ser humano que ha comenzado a compartir la rutina del felino y su amo. Estos gestos deberían dar al animal una sensación de estabilidad y hacer que deje de orinar o defecar sobre la cama. 

Gato naranja sobre la cama ©Shutterstock

 

¿Cómo evitar que mi gato orine en la cama?

La solución al problema está directamente relacionada con la causa. Si el gato tiene problemas de salud, es de vital importancia llevarlo al veterinario para que el doctor le recete el tratamiento adecudado. 

Si, por el contrario, la causa es el estrés, el propietario debe minimizar al máximo los factores que lo causan. Además de darle al gato una sensación de seguridad y hacer que se sienta lo más cómodo posible. Para ello, el amo debe rodearlo de olores familiares, darle tiempo, tener paciencia... En caso de que la situación no se calme, puede acudir a un experto en comportamiento felino. 

Si el problema está vinculado con la soledad, el cuidador/a debe asegurarse de no dejar a su animal de compañía solo durante mucho tiempo. Si esto no es posible (por ejemplo, debido al trabajo), puede ser una buena idea adoptar una segunda mascota.

Sin embargo, esta solución se recomienda a las personas que puedan dedicar el tiempo suficiente para introducir un segundo gato en la casa, están seguras de que su mascota actual aceptará esta solución y de que el motivo por el que se hace pis en la cama no es un problema completamente distinto.

En algunos casos y aunque se haya eliminado la causa del problema, el gato puede seguir haciendo sus necesidades en la cama bien porque se ha acostumbrado al nuevo lugar o porque sigue asociando el arenero con el dolor o una situación estresante. La solución en este caso puede ser cambiar la bandeja de la arena de lugar para que el gato no lo asocie con estímulos desagradables sino como algo nuevo. 

Además, es conveniente cerrar la puerta del dormitorio. Esto evitará que el animal orine en una zona no autorizada. También hay que asegurarse de que el gato no asocie la cama con la micción. Esto se puede hacer dándole comida en la cama porque los gatos no orinan cerca del lugar donde comen. 

En caso de duda, un veterinario o de un especialista en comportamiento felino tendrá más claves para resolver el problema.