Publicidad

Mi gato me muerde cuando lo acaricio y juego con él: ¿por qué lo hace?

mi gato me muerde la mano

Gato mordiendo la mano de su humana

© Shutterstock

¿Por qué mi gato me muerde? El mordisqueo felino es un comportamiento bastante común te explicamos por qué y cómo ponerle remedio a ese comportamiento. 

Por Marie-Hélène Bonnet

Actualizado el 10/2/21 11:53

Con demasiada frecuencia escuchamos a personas “afectadas” por los mordiscos de su gato decir expresiones como “necesita salir más”, “mi gato tiene el síndrome del tigre” o “es un gato dominante, entre otras. No, tu gato no se cree un tigre; no, no es dominante, ni tampoco quiere fugarse y huir por la carretera.

El gato no es una especie gregaria, la noción dominante, en sí, es desconocida para él. Incluso si en una comunidad de gatos hay uno con un posicionamiento jerárquico, éste no está basado en el dominio, sino por haber llegado antes al territorio. Esto es clave para responder a la siguiente pregunta: por qué mi gato me muerde. 👇

¿Mi gato me muerde sin motivo?

Tener un gato que muerde seguro que le ha pasado a todo el mundo: tú y tu mascota estáis jugando tranquilamente cuando él, en un momento dado, te muerde sin motivo. 

"No está enfadado, no está asustado, pero ¿por qué me muerde mi gato?", la pregunta se la han hecho al menos una vez todos los dueños de nuestros amigos felinos. El gato que muerde no es fácil de entender.

Hay varios motivos que llevan a un gato, que está bien y no se siente en una situación de peligro, a morderte, y todos están relacionados -aunque te parezca extraño- con el cariño que siente por ti. En definitiva, tu gato te muerde porque te quiere. ❤️ 

Mi gato me muerde: ¿por qué lo hace?

1. Los gatos muerden por afecto

No te sorprendas, es cierto: los gatos que muerden también lo hacen por el cariño que quieren demostrarte.

Si acaricias a tu gato, aunque le gusten los mimos y los arañazos, puede que estés traspasando una especie de "límite" que él está dispuesto a recibir. Cada gato tiene su propio umbral, y su propia personalidad, y llegado un punto en el que recibe mimos puede volverse "loco" y decidir morderte.

Jackson Galaxy, veterinario experto en el comportamiento de los gatos, explicó que en este caso "la mordedura del gato se debe a una sobreestimulación de los receptores del folículo piloso. Su gatito ya no puede hacer frente a otros estímulos, por muy agradables que sean".

Así pues, un mordisco también puede (y sobre todo) producirse en un momento de total armonía. En estos casos, sin embargo, el felino no suele apretar la mandíbula con fuerza, sabiendo que podría causar más dolor a su dueño. Esta es, sin duda, una de las razones que responden a la pregunta: por qué mi gato me muerde cuando lo acaricio. 

Gatito mordiendo a su dueña en la mano ©Shutterstock

2. El gato muerde porque tiene problemas de socialización

Esto se debe implemente a que lo apartaron demasiado pronto de su madre, aquí hablamos más en profundidad de las consecuencias del destete prematuro, y no reconoce la autoridad de su dueño o dueña. 

Un gato es socializado por su madre. Durante alrededor de dos meses y medio, aprende a comportarse en el seno de un grupo, a reconocer a las especies y a diferenciar quién tiene la autoridad. Aprende también a establecer los límites: cuándo hay que parar, dónde comienza el juego, qué puede y qué no puede hacer... 

Pero si su madre no tuvo el tiempo suficiente para enseñarle todas esas informaciones indispensables para vivir con seres humanos, entonces él actúa por instinto. ¿Y qué provoca el instinto? ¡Defenderse!

3. El gato muerde porque quiere tu atención

Un gato también muerde porque quiere llamar tu atención: si con el roce y el maullido no consigue lo que quiere, pasará a formas más fuertes, llegando a morder las manos o las piernas de su dueño.

La veterinaria Karen Becker dice que este comportamiento típico de los gatitos puede darse también en la edad adulta: en este caso tu gato sólo quiere que le hagas caso enseguida.

4. Los gatos muerden por estímulos neurológicos

Hay casos en los que tu gato reacciona mordiendo debido a un simple estímulo neurológico. Si no te das cuenta y acercas los dedos a la boca de tu gato, éste abrirá las mandíbulas de forma natural: la estimulación oral le produce placer.

Sin embargo, no debería estar tan tensa como para que el mordisco te duela.

5. Mi gato me muerde porque no confía en mí

Hay algunos casos, en cambio, el mordisco sirve al gato para evitar mostrar sus emociones de manera evidente.

Tu gato, quizás recién llegado a casa o adoptado, te quiere, pero procura no demostrarlo demasiado "confundiéndote" con algunos mordiscos.

Este es un comportamiento típico del felino cuando tiene que ver con personas en las que aún no confía mucho, pero con las que le gustaría tener una relación. En este caso, este hábito está destinado a desaparecer con el tiempo, por lo que no es un gato agresivo.

¿Por qué los gatos lamen y luego muerden?

A veces, cuando acaricias a tu gato, éste alterna entre pequeños mordiscos y lametones, en sus manos y pies. Si el animal adopta este comportamiento, es porque quiere cuidar de ti, igual que lo haría consigo mismo o con uno de sus gatitos.

El felino, de hecho, incluso con sus propios gatitos, alterna entre mordiscos (muy débiles) y lametones: en este caso, ¡te considera uno más de la familia!

Gatito adorable mordiendo la mano de su humano ©Shutterstock

Cómo castigar a un gato que muerde 

¿Cómo interpreta un gato que le regañes? Sin duda, él percibe tu descontento pero, normalmente, una mamá gato cuando regaña y no está contenta incita al gatito a hacer lo mismo pero con más fuerza: es decir, cuando le regañas, lo más probable es que la próxima vez muerda más fuerte aún…

De hecho, a diferencia de nosotros los humanos, que cuando regañamos a un niño es para hacerle comprender que no debe hacer determinada cosa, la gata regaña para amplificar la última acción del gatito.

Nuestros códigos sociales, guiados por nuestros instinto, son muy a menudo diametralmente opuestos a los de nuestros pequeños felinos.👇👇 Y así debemos llamarle la atención al gato:

Muerde: ¿le regañas, paras el juego, aíslas al gato con la esperanza de que comprenda que tiene que parar de morder? Con todo esto él entiende que tiene derecho a volver a empezar, y más fuerte; y al aislarlo se tomará su tiempo para pensar cómo hacerlo mejor la próxima vez. Morderá de nuevo y tu lo castigarás de nuevo. Es un círculo vicioso.

¿Cómo evitar que mi gato me muerda?

Comunica en ''modo gato''

No hay que hacer gran cosa para que pare. Actúa como una gata, páralo delicadamente, sin gritar, y dale la oportunidad de volver con una actitud más adecuada.

Si es necesario, puedes solicitar la ayuda de un especialista de comportamiento del gato, que te ayudará a comunicar en “modo gato” con tu pequeño mordedor. 

Cómo lidiar con un gato que muerde

Sea cual sea el motivo de la mordedura de su gato, esta puede ser dolorosa o molesta. He aquí, pues, algunos consejos para conseguir que deje de moderte y evitar que sufras ataques felinos.

  1. Pocura no utilizar nunca las manos como juego, ni siquiera cuando aún es un cachorro.
  2. Utiliza juguetes especialmente diseñados para gatos: evitarás que el felino, una vez que sea adulto, embosque tus manos, como si fueran su presa.
  3. No lo acaricies durante demasiado tiempo, ya que podrías sobreestimularlo y conseguir que te muerda.

Cuando te muerda, entonces, regáñale con firmeza y decisión y deja de prestarle atención, trasladándote a otra parte de la casa: entenderá que no te gusta su actitud.