Publicidad

¿Cómo acariciar a un gato? ¡Estas son sus zonas preferidas!

humano intentando acariciar un gato

Humano intentando acariciar un gato

© Yanya /Shutterstock

¿Sabes cómo y dónde acariciar a un gato para que de verdad le guste? Hoy te decimos cuáles son sus zonas preferidas y las partes de su cuerpo que no debes rozar jamás. 

Por Stéphane Tardif

Actualizado el 22/6/21 11:11

Todo el mundo lo sabe, acariciar a un gato de la forma equivocada es exponerse a recibir un buen arañazo. Después de leer este artículo, comprenderás mejor a tu gato, para acariciarlo (o no hacerlo), y en el sitio adecuado.

Muchos propietarios de un gato afirmarán que no tienen necesidad de ningún estudio para saber, perfectamente, como acariciar y hacer cosquillas a su gato y que a este le guste. En efecto, si sabes observar a tu gato y conoces su temperamento, lo que le gusta y lo que no, ya sabes qué hacer para seducirlo con tus manos. Pero si no tienes la menor idea, ¡tu felino no estará contento con tus mimos!

¿Dónde acariciar a un gato? ¡Sus zonas preferidas!

  • Contorno de labios.
  • Mentón.
  • Mejillas.
  • Base de las orejas.
  • Cuello
  • Espalda. 

El gato tiene zonas privilegiadas para las caricias

Según te mostramos en la lista, los gatos adoran que los mimen y los rasquen en determinadas partes del cuerpo. Por ejemplo, la base de las orejas y la espalda.  

Esta información ha sido publicada en un estudio realizado por la universidad británica de Lincoln del cual sacamos conclusiones relevantes sobre la forma de tocar a nuestros amigos los gatos. 

¿Dónde debes acariciar a tu gato? ©Wamiz

La imagen muestra cuáles son las zonas preferidas de los felinos en lo que a caricias se refiere, dividiendo el cuerpo del gato en las partes identificadas como agradables y las más comprometidas. En el último aspecto, nos referimos a la cola. 

Según el dibujo, si quieres complacer a tu gato, hazle cosquillas sin cortarte en la cabeza, insistiendo en el contorno de sus labios, el mentón y las mejillas, donde los gatos tienen receptores sensoriales y glándulas odoríferas.

La base de las orejas es también una zona bien conocida como satisfactoria cuando de hacerle cosquillas a un gato se trata.

Los gatos adoran que les acaricien la cara ©I Wei Huang/Shutterstock

Este estudio, publicado por el medio Applied Animal Behaviour, fue realizado con 54 gatos y la mayor parte de ellos mostró rechazo cuando les acariciaron la base de la cola.

Importante: a la mayoría de los gatos no les gusta que les toquen la cola, las patas, las almohadillas y la barriga 👈

La cola de un gato es una zona particularmente sensible si se estimula por las caricias. Es, por tanto, un área a evitar, porque su estimulación, pues provoca, a menudo, el enfado del felino (como estos gatos enfadados que tanto nos han hecho reír en Instagram) y puede llevar a una respuesta agresiva por su parte muy rápidamente.

¿A todos los gatos les gustan las caricias?

No, algunos gatos odian las caricias. Y lo más importante: a los felinos no le gusta ser acariciados por desconocidos.

Las respuestas agresivas suelen ser superiores cuando el animal recibe caricias por parte de una persona que no es de su entorno, pues el gato puede reconocernos perfectamente y diferenciarnos del resto. 

No es la primera vez que los investigadores de la Universidad de Lincoln trabajan sobre este asunto. Ya en 2013, el profesor Daniel Mills y su equipo afirmaron que las caricias podían llegar a ser una fuente de estrés para el gato, aunque la mayor parte de ellos se mostrarían tolerantes a estas más de los que no las apreciaban.

Si tu gato te quiere, te dejará acariciarlo (en la barriga) 👌