Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Cada cuánto tiempo hay que bañar a mi gato? ¡Te lo contamos!

cada cuanto hay que bañar a un gato advice
© Roberto Herrero

Te contamos todo lo que tienes que saber sobre el baño y la higiene de los gatos y además te contamos cuál es la frecuencia adecuada para bañar a tu animal. ¿Una vez al mes?, ¿dos veces al año? ¡No te pierdas nada!

Por Roberto Herrero

Como ya te hemos comentado en alguna ocasión en Wamiz, los gatos son unos animales extremadamente limpios, que se preocupan enormemente por su higiene. Prueba de ello es la gran cantidad de tiempo que pasan acicalándose, lamiéndose todo el pelaje. No obstante, a pesar de esto, sí que es cierto que conviene bañarlos de vez en cuando para mantenerlos perfectamente aseados, aunque bien sabemos que ellos no se sienten especialmente atraídos por el agua… En este sentido, muchos dueños de gatos tienen dudas sobre cuál es la frecuencia adecuada para bañar a un gato, ya que, al no salir fuera de casa, tampoco es que se les note especialmente la suciedad. Por eso queremos darte los mejores consejos para que mantengas la higiene de tu gato en el mejor estado posible, bañándole lo justo y necesario.

¿Cómo sé que ya ha llegado el momento de bañar a mi gato?

Esta es la cuestión clave. Los gatos, al no salir de casa generalmente, no se ensucian tanto como otros animales, los perros, por ejemplo. Por eso es bastante más complicado determinar el momento adecuado para el baño, ya que no se manchan de barro, del agua de lluvia o de la contaminación de la ciudad. Sin embargo, hay algunas señales que sí nos pueden indicar cuándo es necesario que el gato pase por el baño. Para detectarlas, debemos fijarnos en el pelaje del animal. Si ha perdido ese brillo característico o si el pelo se agrupa formando pequeños montoncitos, si ha dejado de ser un manto uniforme, ha llegado el momento de bañarlo. También debemos poner atención en el olor del animal. Si comprobamos que no huele como siempre o si desprende algún olor desagradable, está claro que debemos bañarlo.

Ya sé que tengo que bañarlo, pero, ¿cada cuánto tiempo tengo que hacerlo?

No hay una frecuencia exacta para bañar a tu gato. Evidentemente, todo dependerá del estado en que se encuentre el animal. Si detectas los síntomas que te hemos señalado anteriormente, sabrás que ha llegado el momento de bañarlo. Sin embargo, si quieres conocer un tiempo medio, este podría establecerse en torno a los dos meses. Hay expertos que señalan que con bañarlo cada seis meses es suficiente. Sin embargo, los hay que sostienen que debe hacerlo cada cinco o seis semanas. Por eso, desde Wamiz nos decantamos por un punto intermedio. Aunque, como ya te hemos señalado anteriormente, lo mejor será que tú mismo estés pendiente del estado de tu animal para saber cuándo necesita un baño.

Vale, ya sé cada cuánto hay que bañarlo, pero, ¿unos consejitos para hacerlo?

Imaginamos que ya sabrás que los gatos no se sienten muy cómodos en el agua. Tienen una piel muy sensible que reacciona a los cambios de temperatura. Por eso, te recomendamos que lo bañes siempre con agua tibia para que le sea mucho más agradable. De esta manera, conseguirás que el gato esté mucho más tranquilo durante el proceso. Utiliza una toalla para la base, de esta manera, notará algo caliente y blandito bajo sus patas y será todo mucho más fácil. Intenta que el proceso dure lo menos posible, no seas brusco, pero sí tienes que hacer movimientos decididos. Utiliza un jabón específico y frótale mientras al mismo tiempo lo acaricias. Si puedes, solicita la ayuda de una segunda persona, lo cual te facilitará enormemente el trabajo.

¿Hay que utilizar champú o vale solo con agua?

En las tiendas específicas de animales puedes encontrar champús adecuados para gatos, que tienen un Ph neutro adecuado para su piel. El pelaje de los gatos tiene una especie de aceite que le aporta capacidad impermeable y por eso es importante no abusar del champú, ya que podría perderla si no utilizamos el adecuado o si no utilizamos uno adecuado. Tampoco hay que usar demasiada cantidad, por lo que un bote de champú puede durar mucho tiempo.