Publicidad

Mujer compra un cachorro de husky: cuando el veterinario lo ve, se echa las manos a la cabeza

cachorro husky dog-angry

Cachorro husky 

© Shutterstock

Una situación desafortunada que podría haberse evitado estando más atentos.

Por Águeda S. Lastra

Publicado el

Una mujer que responde al nombre de Sophie y vive en Francia quería tener un cachorro de husky siberiano desde que era niña. Cuando por fin pudo cumplir su sueño de la infancia, estaba segura de que todo sería estupendo.

Sin embargo, estaba muy equivocada.

Sophie comenzó a buscar un cachorro hasta que un día encontró uno perfecto ante sus ojos y su criterio e inmediatamente se puso en contacto con el criador y lo compró. Pero su error fue no cerciorarse de quién era el vendedor ni de cómo vivían las madres y las crías, entre otras cosas. 

Sorpresa en el veterinario 

Días después, Sophie fue con su perro al veterinario para una revisión. Cuando el doctor vio al perro se echó las manos a la cabeza: ¡el cachorro solo tenía un mes de vida, era demasiado joven para separarse de su madre!

Con las cartas sobre la mesa, Sophie llegó a la conclusión de que el criador simplemente quería ganar dinero lo antes posible. Debía de tener miedo a que la cliente cambiase de opinión y le entregó el perro antes de tiempo, según contó la afectada en sus redes sociales. 

Una situación muy complicada

La situación fue difícil porque el perro estaba privado de modelos de conducta. Tendría que aprender por sí mismo todo lo que un cachorro debe saber y ser capaz de hacer bajo la atenta mirada de su madre.

Además, no tuvo tiempo de acostumbrarse a otros alimentos que no fueran la leche materna ni pasó por un periodo de socialización con sus hermanos. 

Para Sophie, esto significaba que su perro requeriría mucho más tiempo y mucha paciencia.

Afortunadamente, en términos de salud, el husky estaba en excelentes condiciones. Este punto, según el veterinario que atendió a la mujer, era lo más importante porque a su modo de ver ''se puede esperar cualquier cosa de un criador que entrega un cachorro demasiado pronto''.

Visto lo visto Sophie y su cachorro acudieron al veterinario de manera frecuente hasta comprobar que el desarrollo del perro era el correcto y su salud no estaba comprometida. 

Por desgracia, la historia de Sophie se repite muchas veces. La recomendación de los expertos hacia los futuros propietarios es comprobar siempre las referencias del criador, visitar las instalaciones del criadero y no tener miedo de hacer todo tipo de preguntas al vendedor. 

Recuerda: la adopción salva vidas

Si quieres colaborar con la causa animal, visita nuestra sección de adopción. Decenas de perros y gatos están esperando una segunda oportunidad. 

 

También te puede gustar:

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar