Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Dónde les gusta a los perros que les rasquen?

rascar a tu perro advice © Shutterstock

¿Estás seguro que sabes cuáles son las zonas que tu perro prefiere que le acaricies? Si alguna vez te has preguntado cuál es la manera más correcta de tocar a tu mascota, en este artículo te mostraremos un listado sobre dónde rascar a un perro para que conozcas al detalle el gusto canino.

Por Rodríguez Yanira

En ocasiones hacemos cosas que a nuestros perros no les gustan demasiado. Un ejemplo sobre los comportamientos humanos que los canes no aman demasiado se basa en el hecho de rascarlos en zonas que no son de su agrado. Presta atención a nuestros consejos puesto que te damos la clave para que rasques a tu perro exactamente donde quiere. 

Qué debes hacer antes de acariciar a un perro

Los perros son muy amigables y, si eres un amante de los animales, seguro que no puedes evitar tocar todos los perros que te vas encontrando por la calle.

Pero puede ser que no siempre sepas cómo hacerlo de manera correcta, ni dónde rascar a un perro y, esto, es muy importante ya que será tu carta de presentación con el animal.

Si ya conoces al can puedes ahorrarte el seguir estos pasos previos. Pero si es un perro con el que no has tenido contacto antes lo mejor es que tomes cierto tipo de precauciones:

1. Prestarle atención al comportamiento del perro

Antes de tocarlo lo que debes hacer es valorar cómo reacciona ante los demás y si se muestra agresivo o no. Si el perro no quiere que le toques podrás notarlo enseguida y lo mejor es no insistir.

2. No hagas gestos que puedan ser amenazantes

Hay gestos que el animal puede interpretar como una amenaza y, aunque esto parezca algo muy obvio, muchas veces si te mueves rápido o levantas el brazo de manera extraña, el perro puede reaccionar mal porque sentirá miedo y podría atacar.

Si, por ejemplo, el perro está centrado, comiendo o haciendo cualquier otra actividad y lo tocas, se asustará porque no te ha visto venir y podría reaccionar mal. Lo mejor en estos casos, antes de decidir dónde rascar a un perro, es dejar que el can te vea primero.

3. No le hables desde arriba

Lo mejor para tener contacto directo con un animal, con los perros en este caso, es que te pongas a su altura, ya que tan sólo estando cara a cara con el animal podrás tener un contacto real y el can perderá ese temor inicial.

Cómo debes acariciar a un perro

Cuando ya hayamos tenido contacto con ese animal, siguiendo los pasos previos explicados o porque ya lo conocemos, lo siguiente es saber cómo acariciarlo. Has de saber que debe ser el perro el que vaya a por la caricia y no que tu seas el que la busque.

Es decir que no hay que, de primeras, abrazarlo ni extender tus brazos sobre el animal. Deja que se acerque a ti de manera natural.

Cuando le acaricies debes hacerlo de forma suave y siguiendo el crecimiento del pelaje. Ahora veremos qué zonas son las más adecuadas y les resultan más agradables.

Dónde rascar a un perro: qué zonas son las más apropiadas

Hay zonas en las que el animal agradecerá más que le rasques. Estas son:

En la parte trasera de las orejas

La primera caricia que casi siempre se llevan los perros es en la cabeza, pero no siempre es esta la favorita por ellos. El área que queda detrás de las orejas es ideal para rascar a un perro.

La zona del pecho

Si te tienen confianza, los perros suelen tumbarse y ponerse boca a arriba para mostrarte el pecho y la barriga, ya que es una zona que les encanta que les acaricien. Si piensas rascar a un perro en alguna zona, sin duda, esta será su preferida.

La base de la cola

La parte que queda en la parte final del lomo también es una de sus favoritas y, con mucha pena para los perros, es una de las más olvidadas. La gente no suele rascar esa zona pero si lo haces verás como enseguida el perro lo agradece.

Entre el cuello y la barbilla

Esta es un área difícil de rascar a un perro, pues siempre está en movimiento y es difícil acceder realmente. Lo que puedes hacer, en caso de no tener confianza con el can, es empezar por acariciar la zona desde la parte del lomo hacia arriba. Lo que no es nada recomendable, de nuevo, en el caso de que no conozcas al perro es empezar a acariciarlo por esta zona porque puede darte algún que otro susto.

Si sabes dónde rascar a un perro tienes parte de su cariño ganado, y es que son unos animales muy agradecidos y te lo harán saber.

Ahora que ya conoces las cuatro zonas principales en las que puedes rascar a un perro, sólo te queda ponerlo en práctica.

Tan sólo recuerda llevar acabo esos pasos previos de comprobación si no conoces al animal.