Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Qué pipetas para perros son las más adecuadas y cómo usarlas?

Pipetas para perros advice
© Shutterstock

La desparasitación de nuestro perro es un cuidado básico que debemos llevar a cabo como propietarios, y cumplir estrictamente los períodos establecidos. En el mercado hay tantas opciones y formatos de productos para desparasitar a nuestro perro que puede resultar un problema a la hora de escogerlo, ya que desconocemos cuál es el mejor. En esta ocasión, nosotros hablamos sobre las pipetas para que te familiarices con ellas. 

Por Rodríguez Paula

¿Qué es una pipeta para perros?

Las pipetas para perros son formulaciones químicas, normalmente de consistencia oleosa (aceitosa), que contienen un principio activo tóxico para los parásitos externos, fundamentalmente. Este compuesto suele ser Permetrina, Fipronilo, Imidacloprid o la combinación de ellos. Estos principios activos actúan como veneno para pulgas, garrapatas, piojos y/o flebotomos (mosquitos). También actúan como repelente por lo que previenen futuras infestaciones por parte de estos parásitos externos.

Cada pipeta tiene la cantidad suficiente de tóxico para un peso determinado, por lo que es importante comprar el formato oportuno y así no pasarnos la cantidad recomendada (que puede ser tóxica para nuestro perro), o para no quedarnos cortos. 

Por ejemplo, si a un perro que pesa 20 kilos, administramos una pipeta para perros de entre 4 y 10 kilos, la cantidad de tóxico será insuficiente para acabar con los parásitos externos que albergue. Del mismo modo, si a un perro de 7 kilos le ponemos una pipeta para perros de 30 kilos, probablemente tenga reacciones adversas secundarias a la pipeta. No obstante, no hay por qué preocuparse, ya que las marcas comerciales hacen muy fácil este trabajo y dividen sus productos por rangos de peso y color, de esta forma es imposible equivocarse. 

Por lo tanto, con las pipetas para perros actuamos sobre los parásitos externos y prevenimos su ataque, pero para una completa protección frente a los parásitos, te recomendamos que leas el artículo 'Lo que necesitas saber para desparasitar a tu perro'. 

¿Cómo se administran las pipetas para perros?

Las pipetas para perros son muy fáciles de administrar y las puede poner el propietario en casa sin ningún problema. 

Los pasos a seguir son:

  • Abrimos el paquete donde tenemos la pipeta. Las pipetas para perros suelen tener un cierre plástico de seguridad que debemos retirar.

  • Comenzando en la base de la nuca y principio del lomo (entre las dos escápulas), separamos un poco el pelo para ver la piel. En ese punto colocamos la pipeta y presionamos para verter el producto

  • Si es demasiada cantidad, podemos hacer otro punto un poco más abajo, a lo largo de la columna vertebral. 

  • Nosotros recomendamos no bajar demasiado, es decir, no colocar la pipeta en mitad de la espalda o hacia la cola, ya que los perros tienen mucha flexibilidad y pueden llegar a alcanzarse esa zona y chupar el producto. Deben ser zonas donde no pueda acceder.

  • Finalmente, debemos dejar el producto y evitar tocarlo. Tampoco bañaremos al perro, mínimo en una semana, para asegurar que se absorbe la totalidad de la pipeta. 

Las pipetas se absorben vía tópica, a través de la piel, y cuando alcanza los vasos sanguíneos y capilares, el producto se distribuye por todo el cuerpo quedando protegido frente a estos seres.

Beneficios de las pipetas para perros

Los beneficios de aplicar pipetas para perros son los siguientes:

  1. Las pipetas para perros resultan muy efectivas frente a parásitos externos.

  2. Son muy fáciles de administrar.

  3. Se pueden poner a edades muy tempranas (cachorros), incluso a perras gestantes, sin suponer un riesgo para ellas y/o sus cachorros.

  4. Son económicas.

Inconvenientes de las pipetas para perros

Hemos mencionado sus beneficios, pero también presentan ciertos inconvenientes, tales como:

  • Algunos perros pueden sufrir una reacción alérgica al entrar en contacto con la piel.

  • No se deben administrar a perros con problemas de piel o en tratamiento de lesiones dérmicas, ya que puede retrasar su curación.

  • Al ser oleosas tienden a ensuciar el pelo de nuestro perro.

  • No debe entrar en contacto con los ojos y boca, así como lavar bien las manos después de administrarla. Por esta razón, hay que tener cuidado si hay niños cerca que puedan entrar en contacto.

  • Debemos evitar que el perro lama el producto ya que puede desarrollar síntomas digestivos (babeo excesivo, náuseas, vómitos, etc.)

Qué pipetas son las más adecuadas

Las opciones para elegir una pipeta son muchas, y lo mejor es que un veterinario tome la decisión sobre qué pipeta es la más indicada para cada perro.

Por ejemplo, hay algunas más indicadas para cachorros, otras no protegen frente a mosquitos, algunas tienen un efecto por menos de un mes (aunque normalmente suele ser mensual), etc. 

Algunas de las pipetas para perros más conocidas y con mayor efectividad son:

1. Advantix (Bayer)

Su principio activo es la combinación de permetrina e Imidacloprid. Tiene acción frente a pulgas y garrapatas, con una protección eficaz de 4 semanas. También protege frente a flebotomos (mosquitos), entre 2-3 semanas y frente a moscas con eficacia de 4 semanas. 

Esta pipeta es resistente al agua. Se puede administrar a partir de 1,5 kilos y/o 7 semanas de edad. Participa en la prevención de leishmaniosis al actuar como repelente de mosquitos. 

2. Frontline (Merial)

Su principio activo es la combinación de fipronilo y permetrina. También protege frente a pulgas, garrapatas, flebotomos (mosquitos e insectos voladores (moscas), por 4 semanas. 

Útil para la prevención de leishmaniosis y dirofilariosis. También se utiliza en el tratamiento de DAPP (dermatitis alérgica a la picadura de la pulga). Es apto para cachorros a partir de las 8 semanas y/o a partir de los 2 kilos de peso. Su uso en perras gestantes y/o lactantes es controvertido. 

El uso de pipetas para perros es una forma fácil y segura de proteger a nuestros perros frente a parásitos externos. Lo único que necesitamos es el asesoramiento por parte de un veterinario y realizar los recuerdos de la pipeta mensualmente. 

Si te preocupa la salud general de tu perro y quieres estar preparado para cualquier imprevisto, un seguro médico para perros puede ser una buena idea.

Lea también