Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Cómo curar heridas a perros y cuándo acudir al veterinario

Curar las heridas de los perros advice
© Shutterstock

Ya puede ser durante los paseos o jugando en casa, nuestros perros pueden lastimarse y llegar a hacerse heridas. Estas pueden ser más o menos graves y, en función de lo que les haya pasado, debemos acudir al veterinario o podremos curar las heridas a los perros en casa.

Por Rodríguez Yanira

¿Qué tipos de heridas existen?

A la hora de decidir si ir al veterinario o curar la herida al perro nosotros mismos, debemos tener en cuenta el tipo de herida que tiene y la gravedad de la misma

Los diferentes tipos de heridas en perros son:

  • Heridas abiertas. Son aquellas en las que se rompe la piel, hay sangre y podemos ver el tejido que hay bajo la piel (cortes, arañazos..).

  • Heridas cerradas. Se identifican de forma sencilla, ya que aparece un hematoma (zona morada), debida a una pequeña hemorragia interna (contusiones o lesiones internas).

  • Fracturas. Hay rotura de algún hueso (estas también pueden ser abiertas o cerradas).

  • Quemaduras. Lesión de los tejidos orgánicos que puede producirse por fuego, líquidos calientes, fricción, o un suelo muy caliente.

  • Heridas con puntos. Aquellas que quedan tras una cirugía. 

¿Cómo saber si ir al veterinario?

Una vez identificado el tipo de herida que tiene tu perro y la gravedad de la misma debes actuar. Es por ello que en ciertas ocasiones deberás de acudir al veterinario y no curar las heridas a perro en casa. 

Estos casos son: 

  • Si es una herida abierta muy profunda, ya que puede necesitar puntos o controlar la hemorragia. En estos casos, venda la herida y acude al veterinario.

  • Si tiene un hematoma lo mejor es que acudas al veterinario para hacer una radiografía y asegurar que no tenga daños internos graves.

  • Con fracturas acude siempre al veterinario, ya que lo más probable es que tu perro necesite cirugía para reparar el hueso.

  • Si tu perro se quema con líquidos o fuego acude al veterinario rápidamente para que frene la evolución de la quemadura. Si se quema las almohadillas con el suelo o se raspa y se hace una quemadura por fricción puedes curar la herida tú mismo en casa.

¿Cómo curar heridas a mi perro en casa?

A la hora de curar heridas de un perro en casa hay que tener en cuenta que cada tipo de herida tiene un método de cura específico y unos pasos a seguir, junto a una medicación o un tratamiento particular.

Antes de empezar a curar la herida de tu perro, debes fijarte en si tiene dolor (si tuviste que acudir al veterinario, asegúrate de haberle dado la medicación correspondiente), ten preparado el botiquín con todo lo necesario para poder hacerlo todo de una vez.

En el caso de ser necesario, utiliza un bozal para perros para evitar que pudiera morderte y, ten algunos premios cerca para darle cuando termines.

Curar heridas abiertas en casa

Usa suero para limpiar la zona. Si lo echas a presión, limpiarás mejor las partículas que se puedan haber quedado en la herida. Después, utiliza la clorhexidina para desinfectar la zona. Además, puedes poner alguna crema/pomada para favorecer la cicatrización. 

Por último, al curar la herida de tu perro, venda la zona para evitar el contacto con el exterior y que pueda infectarse. 

Si fuera necesario, utiliza un collar isabelino para evitar que tu perro se lama la herida. 

Curar heridas cerradas en casa

Hay distintos tipos de cremas para favorecer la re-absorción de líquidos. Dependiendo de la zona podemos colocarla y hacer un pequeño masaje circular (en el sentido de las agujas del reloj).

Si el edema está en una extremidad, podemos utilizar la crema y hacer un masaje de drenaje, para que el líquido retome poco a poco su lugar. 

Curar quemaduras en casa

Humedece la zona con gasas mojadas en suero, para ablandar la zona y evitar molestias. Desinfecta bien la zona con clorhexidina y después utiliza una crema especial para quemaduras.

Si fuera necesario, venda la zona. Al hacer el cambio de vendaje, humedécelo con suero antes de retirarlo para evitar hacerle daño al can

Curar heridas postquirúrgicas o con puntos en casa

Para curar estas heridas a tu perro, túmbalo o siéntalo para retirar el vendaje con mucho cuidado. Reblandece la zona con gasas humedecidas en suero. Si empezase a hacer costras, usa gasa para ir retirándolas poco a poco, con esto favorecerás una correcta cicatrización y harás que sea más rápida. Después desinfecta la zona y vuelve a vendar.

Aplicando estos consejos para curar las heridas a tu perro en casa, su evolución debería ser favorable. Sigue las indicaciones específicas de tu veterinario, y si la herida no cicatriza correctamente o se infecta, vuelve a acudir a él.