Ahora en Wamiz :

Publicidad

¿Cómo reconocer la disnea en perros?

Disnea en perros advice
© Shutterstock

La disnea en perros es un proceso por el cual el can comienza a tener dificultad para respirar o directamente no consigue hacerlo. Desde luego, es una de las enfermedades más dolorosas que incluso puede provocar la muerte. 

Si crees que tu can está sufriendo problemas respiratorios sigue leyendo el artículo para conocer en mayor profundidad los síntomas de esta patología.

Por Yanira Rodríguez

Publicado el 30/8/20 16:18

Síntomas de la disnea en perros

La disnea se manifiesta con un aumento de la frecuencia respiratoria (más de cincuenta respiraciones por minuto), la boca suele estar abierta y con jadeo constante, a parte hay un grado de ansiedad bastante notable. 

De manera secundaria, podemos observar como nuestro perro se tumba con las extremidades bastante abiertas para favorecer la expansión pulmonar e intentar respirar mejor. 

¿Cómo reconocer la disnea en perros?

  • El cuello y la cabeza se mantienen gachos y hacia adelante.

  • La temperatura puede subir, incluso llegando a más de 40ºC. En este enlace te enseñamos a reconocer la fiebre en perros. 

  • Pérdida de apetitoy vómitos.

  • Las mucosas estarán más pálidas e incluso pueden llegar a ponerse azuladas por falta de oxígeno en el organismo.

  • Pueden presentar dolor en el tórax cuando lo toques.

IMPORTANTE: Si observas que tu compañero perruno cumple uno más de estos síntomas, no dudes en acudir a tu veterinario rápidamente.

Causas que provocan la disnea en perros 

Existen múltiples causas que producen que tu perro esté padeciendo disnea. A continuación te mostramos las más importantes. 

1. Falta de oxígeno en la habitación 

Al estar mucho tiempo cerrado un sitio y sin ventilación el oxígeno del aire va disminuyendo pudiendo provocar un déficit del mismo en el ambiente. 

Del mismo modo puede ocurrir, en épocas de ola de calor que provocan un ambiente demasiado caluroso y húmedo. 

2. Problemas físicos

Cuando los perros tienen las fosas nasales pequeñas o nariz muy chatas, especialmente en perros braquiocefálicos.

3. Alteraciones en las vías aéreas altas

En la mayoría de los casos se trata de obstrucciones que dificultan la entrada del aire. 

  • Obstrucción completa: no hay sonido respiratorio alguno y los esfuerzos por respirar son muy fuertes e improductivos, la inspiración es muy fuerte y notoria en el tórax.

  • Obstrucción parcial: hacen mucho esfuerzo por respirar, consiguiendo poco aire, se ponen ansiosos y respiran con la boca abierta. Es habitual escuchar ronquidos durante la inspiración.

4. Obstrucción de las vías aéreas bajas

La obstrucción de las vías aéreas bajas tienen distintos orígenes: alérgico, irritante, infeccioso.

Estas obstrucción se suele manifestar con respiraciones más largas y acompañadas de silbidos y/o crepitaciones secas y sonoras.

5. Enfermedades del parénquima pulmonar

  • Edema pulmonar.

  • Bronconeumonía.

  • Contusión pulmonar.

Suelen venir acompañadas de problemas a la hora de respirar, con poca expansión pulmonar, ruidos al respirar e incluso toses.

perro con oxigeno
©Shutterstock

6. Alteraciones del espacio pleural 

Cualquier patología que produzca un rellenado del espacio pleural acumulando material en el interior del mismo. Este puede ser líquido, gas, masas o tumores (benignos o malignos) y órganos abdominales.

7. Alteraciones  de la integridad de la pared torácica 

Estas alteraciones se deben a las diferentes heridas abiertas o fracturas de costillas.

8. Dimensión abdominal severa con desplazamiento craneal del diafragma

Se reduce el volumen del tórax, haciendo que el diafragma no pueda moverse con normalidad.

9. Enfermedades neurológicas o neuromusculares 

Existen ciertas patologías que pueden producir una disminución de la función respiratoria. 

Diagnóstico de disnea en perros

A la vez que se estabiliza al perro se debe ir buscando el diagnóstico para saber cuál es el origen de la disnea y poder tratarlo de la forma más adecuada.

Por ello, hay que realizar diferentes pruebas:

  • Revisión física completa, mirando si hay algún cuerpo extraño en la boca.

  • Hemograma completo.

  • Perfil bioquímico.

  • Urianálisis.

  • Evaluación de oxígeno y dióxido de carbono en sangre.

  • Analítica de filaria.

  • Radiografías de tórax, abdomen. 

  • Toma de muestra de líquido y posterior análisis del mismo.

  • Electrocardiograma y ecocardiografía.

  • Rinoscopia y broncoscopia, con toma de muestras si fuera necesario. 

perro veterinario
©Shutterstock

Tratamiento para la disnea en perros

Lo más probable es que tu compañero perruno deba quedarse ingresado en el hospital veterinario. Este recibirá oxigenoterapia para ayudarle a respirar y para que todos sus órganos reciban la cantidad de oxígeno necesario. Además, puede que le administren medicamentos orales o intravenosos para hacer que respire mejor. 

La recuperación será costosa y los paseos y todo tipo de actividad física serán eliminados. 

Una vez que tu can esté en casa recuerda seguir estrictamente las indicaciones de tu veterinario, administrar la medicación tal cual se la han prescrito y no saltarte ninguna revisión.

Es muy importante controlar como respira tu perro siempre, de vez en cuando cuenta sus respiraciones por minuto para asegurar que todo está correcto.

Cuanto más al día lleves a tu perro y más atención le prestes diariamente, es más probable que si le sucede algo a nivel interno, te des cuenta y puedas llevarle al veterinario sin que su vida corra demasiado peligro.

De todos modos, antes de ir al veterinario consulta sus tarifas y elige el que creas que mejor atención puede prestar a tu perro.