Ahora en Wamiz :

Publicidad

Gastroenteritis en perros: síntomas, causas y tratamiento

Gastroenteritis en perros advice

Cómo tratar la gastroenteritis en perros

© Shutterstock

La gastroenteritis en perros es un problema de irritación o inflamación del sistema digestivo muy común hoy en día. Es muy común que los perros sufran esta enfermedad ya que aunque su alimentación sea saludable y equilibrada, cuando se purgan pueden ingerir algo que sea dañino para su estómago.


Cuando un perro tiene gastroenteritis, tiene los típicos síntomas que atribuimos a la mayoría de enfermedades. Y hay que tener en cuenta que hay varios tipos de gastroenteritis en perros. Todo ello depende de la causa, que también implica un tipo de tratamiento u otro.

Por Paula Rodríguez

Publicado el 27/1/20 11:01

Síntomas de la gastroenteritis en perros

Los diferentes síntomas que puede presentar un perro con gastroenteritis variarán según la gravedad de la misma, que vendrá condicionada por cuál ha sido el origen del problema. Nosotros hablaremos de todos los síntomas que pueden aparecer si tu perro padece esta enfermedad, así estarás bien informado y podrás reaccionar a tiempo.

1. Vómitos y diarreas súbitos

Si tu perro hace unas horas parecía estar la mar de feliz, haciendo el burro y saltando por ahí y ahora de golpe parece que el mundo se le ha venido abajo, que ha perdido las fuerzas de golpe y ha vomitado o tiene diarreas muy escandalosas, puede ser perfectamente gastroenteritis.

Los vómitos y diarreas que vienen de golpe, sin venir a cuento, sin que el perro se pase unas horas pachucho ni que parezca estar mal desde un principio o unas horas antes de los síntomas, suceden por un problema digestivo que ha venido de sorpresa.

Si los vómitos son muy persistentes (2 o 3 veces al día), o el color del vómito es anormal con tono rosado y las heces son rojas o muy negras, no lo pienses más y acude al veterinario. La deshidratación es algo común cuando se tiene mucha diarrea o vómitos, y hay que tener cuidado.

Si sientes que tu perro se está deshidratando... ¡llévalo de inmediato al veterinario!

2. Desinterés por la comida

La pérdida de apetito es muy normal ante problemas de este tipo. Cuando acabas de vomitar tienes muy pocas ganas de meterte algo de nuevo a la boca. Y el propio cuerpo es sabio, sabe que tiene que regenerar el sistema digestivo y apaga todos los sensores del hambre y la apetencia.

3. Náuseas

Es muy normal que tu perro después de vomitar y perder su interés por la comida empiece a tener náuseas. Es muy curioso darse cuenta de que las náuseas en perros se presentan en forma de salivación excesiva, relamidos y, obviamente, arcadas.

perro fiebre veterinario

4. Fiebre

El malestar estomacal es palpable, y dentro de las consecuencias (sobretodo si hablamos de gastroenteritis con infección) pueden conllevar una subida anormal de la temperatura corporal, aunque es un síntoma poco frecuente. La fiebre es una de las formas que tiene el cuerpo de avisar y alertar de que algo no va bien.

Esto puede hacer que el perro pierda de golpe toda la energía y entre en un estado de letargo.

Causas de la gastroenteritis en perros

Pero ¿de dónde viene todo este problema, qué ha podido originar tantos vómitos y diarrea?

El origen puede venir de todas partes. Esta serie de síntomas los generan casi todas las complicaciones de salud, así que es normal que a veces se confunda la gastroenteritis por otra cosa, o que sea consecuencia de otra enfermedad.

En primer lugar, la gastroenteritis en perros puede venir de un virus o bacteria que le ha afectado. Así como también es posible que se haya generado por una infección por el parvovirus o coronavirus en cachorros.

También es muy común ver a perros con problemas de diarrea o incluso de vómito debido a un estrés prolongado

Otra posible razón que haya comido algo que le ha sentado mal, esto es muy común en el caso de las intoxicaciones o cuando abusan de la comida y se empachan.

Aún peor es cuando ingieren cosas no comestibles, como puede pasarles a algunos perros jóvenes con sus juguetes.

Tratamiento de la gastroenteritis en perros

Ante problemas de este tipo, lo más recomendable es visitar enseguida al veterinario. Él será quien pueda diagnosticar la enfermedad, por mucho que veas claramente los síntomas de una gastroenteritis. Es posible que los mismo síntomas signifiquen alguna clase de alergia, herida interna o intoxicación.

Algo recomendable es que se le haga un análisis de sangre al perro para evitar problemas víricos, así como una radiografía para descartar la presencia de cuerpos extraños en el abdomen o tracto digestivo, que haya podido causar toda la sintomatología.

Los perros generalmente reaccionan bien ante tratamientos sintomáticos, los cuales consisten en tomar medicación que se centra en reducir los síntomas que padece, como la diarrea, los vómitos, la fiebre o las náuseas y las infecciones causantes de la gastroenteritis.

Es posible que se le recomiendo al perro un período de ayuno. Algo que ya hacía con su falta de apetito (y que es un mecanismo natural), aunque hay perros que por problemas de glotonería no sepan nunca parar (como suele pasar con muchos labradores).

Es muy importante que mantengas observado a tu perro en todo momento para que en el primer momento que detectes que algo no va bien puedas solucionarlo a tiempo con ayuda siempre de un veterinario y siguiendo todas sus indicaciones.

Lea también