Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

Champú casero para perros

Champú casero para perros advice

Un perro disfrutando de su baño

© Shutterstock

Ante la industria de los productos para perros, que cada vez utilizan más químicos y productos desconocidos (y posiblemente nocivos) para nuestros perros podemos optar por comprar productos de una gran calidad u optar por hacerlos nosotros mismos. 

Si te gustaría saber cómo crear un champú para perros, ¡sigue leyendo!

Por Bosch Maica

¿Qué pasa actualmente con los champús para perros?

Pues bien, los champús cada vez se utilizan más productos químicos que pueden dañar la salud de nuestro perro. Por ello, ante esta situación tienes dos opciones: 
 

  1. Comprar sólo productos de la más alta calidad, por lo tanto de los cuales los orígenes sean 100% naturales y estén contrastados y tengan una garantía de nuestros profesionales de confianza (que, a su vez, también podrían ser engañados). Esto conlleva un coste que no todo el mundo está dispuesto a asumir.

  2. Crear nosotros mismos nuestros propios productos, escogiendo los ingredientes idóneos para nuestro perro concreto. Con sus necesidades cutáneas específicas cubiertas, escogiendo también productos 100% naturales y haciéndolo todo de forma artesanal y manteniendo todas las propiedades originales de los componentes. 

Si la segunda opción es la que más te gusta, estás en el lugar indicado. A veces las cosas las tiene que hacer uno mismo o parece que no puedan salir bien. 

Antes de nada, si decides utilizar tus propios remedios para bañar a tu perro con el mejor champú, ni se te ocurra utilizar champú para seres humanos. El perro tiene otro tipo de piel distinta a la nuestra, y sólo acabarías irritando terriblemente todo su cuerpo y causándole problemas que podría arrastrar por meses. 

Lo mismo se aplica a muchos ingrediente que solemos usar para nosotros. Así que no se te ocurra aplicar las guías de creación de champús para seres humanos en uno para perros.

pug banandose champu casero

Champú casero para perros

Lo mejor de todo, al hacerlo nosotros, es que podemos hacer el champú que nos dé la gana. Todo dependerá de los ingredientes, y podremos dejar en la piel del perro el olor que más nos guste. 

Opciones hay muchas, y muchas de ellas la encontrarás en libros o internet. E incluso cuando sepas un poco más puedes innovar con tus propias recetas. Todo irá dependiendo de cómo experimentes y aprendas. Aquí tienes unos ejemplos de los champús caseros para perros más clásicos. 

1. Champú para perros con piel sensible 

El ingrediente ideal para perros a los que tendremos que duchar a menudo (aunque no es muy recomendable) y enjabonar es la avena. Este producto es extremadamente suave y te evitas muchos problemas de irritación. 

Ideal también para perros que han sido picados últimamente por pulgas o garrapatas. Desinfecta, nutre y calma las irritaciones. Incluso en perros que se suelen rascar mucho por dermatitis. Como ves, es una muy buena opción. Necesitarás los siguientes ingredientes: 

  • Una taza de harina de avena, que haremos triturando los copos de avena (o comprando directamente la harina)

  • Media taza de bicarbonato de sodio

  • Media taza de agua tibia

Siguiendo estas proporciones, el champú estará listo en el acto. Puedes aprovechar cualquier frasco de champú que hayas usado anteriormente. Eso si, deberás guardarlo en la nevera para que se conserve mejor. Al no tener conservantes artificiales (es decir, químicos) tendrás que conservarlo tú con frío.

2. Champú casero antipulgas para perros

Para perros que tienen problemas serios de pulgas y garrapatas no hay nada como esta receta, que no es puramente natural. 

Se trata de una mejora de un champú para hacerlo mucho más eficaz contra los parásitos. Los componentes que necesitaremos serán: 

  • Champú para perros ya preparado

  • Media taza de vinagre de manzana

  • Media taza de agua

Al mezclar estos ingredientes, gracias al vinagre de manzana, lograremos un poder antiparasitario sin precedentes. El vinagre hace milagros en este aspecto. Lo ideal es que dejemos reposar la mezcla entre 3 y 5 minutos en nuestro perro. 

Esto hará que el vinagre tenga tiempo de acabar con todos los bichos. Si quieres puedes jugar con él y con el jabón, así el perro no se lo intentará sacar. Procura que no se le meta en los ojos ya que le puede molestar. 

Resultados a corto plazo

Cuando pases unos días aplicando estos champús, te darás cuenta de que tienen un efecto mucho más potente que otros de los que has comprado hasta ahora. Y si le añades el poder antipulgas del vinagre de manzana ya te sorprenderás mucho más. 

Como ya te hemos indicado hay muchas variedades y posibilidades de champús. Hay quien utiliza desengrasantes de lavavajillas para acabar con la grasa de la piel del perro, limón, aceite de coco, etcétera. 

Al ser todos los ingredientes tan naturales, los perros alérgicos no presentarán problemas de piel. Y si lo hacen podrás retirar el ingrediente al que parecen reaccionar mal. Estas son las ventajas del champú casero: puedes experimentar con todo tipo de ingredientes. 

Siempre que tengas dudas en cuanto a la limpieza de tu perro, podrás preguntar por los ingredientes idóneos a tu veterinario de confianza. No todos conocen las propiedades de los champús caseros así que no te sorprendas si alguno te recomienda en su lugar productos comerciales. 

Escrito por: Paula Rodriguez, graduada en Veterinaria y especializada en Medicina Tradicional China y Terapias Naturales.
Fuentes: Wakyma, Mis Animales y Pet Darling.