Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Los perros pueden ducharse con gel de personas?

Se puede bañar a un perro con gel para humanos advice
© Shutterstock

Saber si se puede bañar el perro con gel de persona es una pregunta que surge en muchos propietarios al convivir con los peludos. Puede no parecer importante, ya que si el objetivo es lavar y mantener limpio a nuestro perro, el gel o champú que usamos nosotros diariamente es la opción que tenemos a mano, pero quizás no sea la opción mejor para la piel de tu can.

En Wamiz resolvemos tus dudas sobre si puedes bañar a tu perro con gel de persona o no.

Por Rodríguez Paula

La piel humana vs la piel canina

Es la diferencia más importante y a partir de la cual se responde a la pregunta sobre bañar al perro con gel de persona o no. La piel es la capa externa que cubre todo el cuerpo y protege de las agresiones externas en los animales (humanos  y no humanos), pero es muy distinta entre especies.

Existe un factor conocido como “pH” que indica cuanto de ácida es la piel y, a partir de este pH, se desarrollan los procesos celulares y el correcto funcionamiento de esta barrera. El pH se representa con un número que va de 1 (“lo más ácido”) a 14 (“lo menos ácido” o “lo más básico”), si este valor se altera, la funcionalidad de la piel se verá afectada dejándola desprovista de su capacidad protectora y puede dar pie a irritación cutánea o, incluso, a la entrada de bacterias al organismo.

El pH es muy distinto entre perros y personas. Las personas tenemos un pH ácido, alrededor de 5.5, mientras que el de los perros ronda 7 - 7.5. Los geles y champús destinados a cada especie se basan en este valor, por lo que un “gel de personas” estará formulado con un pH adecuado a una piel con acidez 5.5, mientras que un “gel de perro” lo estará para una acidez de 7.4.

Diferencia de ph entre perros y humanos
Diferencia de ph entre perros y humanos© Wamiz

Al bañar al perro con gel de persona estás atacando directamente a su barrera protectora, debilitándola al utilizar un producto demasiado ácido. Esto puede producir problemas como picor e irritación, incluso alergia. Si esto ocurre, el perro comenzará a rascarse y puede provocarse heridas que evolucionan a infecciones secundarias por proliferación de bacterias. También hay estudios que demuestran que cuanto más alto sea el valor del pH de una piel, más propensa es a padecer dermatitis y pioderma (infección bacteriana de la piel) si se ve afectada.

Es cierto que, al utilizar gel/champú de personas para bañar a nuestro perro, en contadas ocasiones, puede no causar ningún daño, pero has de saber que no es la opción más correcta y estar al tanto de las consecuencias que puede tener. Si su uso es frecuente y realizas baños con asiduidad a tu perro (por alguna circunstancia concreta), sí te recomendamos que optes por un producto indicado para perros, ya que será totalmente respetuoso con su piel al estar formulado expresamente para ella.

Gel de personas vs gel de perros

La higiene en perros y personas es diferente. Nosotros utilizamos el gel a diario, ya que el darnos una ducha está en nuestra rutina cada día; en cambio para los perros basta con un baño completo en profundidad (con gel o champú) una o dos veces al mes, en situaciones naturales, sin contar con ningún contratiempo. Por esta razón, un gel de personas puede no ser suficiente para limpiar a nuestro peludo; ya que están pensados para una higiene más superficial, además suelen contener agentes limpiadores y aromáticos que se quedan atrapados en el pelo de los perros por más tiempo y, en lugar de mantenerlos limpios, terminan por atraer más la suciedad.

Del mismo modo, en los perros hay multitud de tipos de pelaje y cada uno precisa un cuidado especial. Un gel/champú de personas no va a satisfacer al cien por cien las necesidades caninas, y el resultado final será mucho peor que si hubiéramos utilizado un producto indicado para perros.

También debemos recordar y tener muy en cuenta que nuestros amigos peludos presentan distintas capas dentro de su pelaje y suelen realizar “la muda”, cosa que no ocurre en las personas. Para ello, los perros precisan un gel/champú que nutra e hidrate en profundidad para fortalecer el pelaje y que la muda se desarrolle correctamente.

Por último, cabe destacar la formulación de los geles. Los geles humanos suelen contener muchos más aditivos que los indicados para perros por lo que, además de alterar la acidez de la piel de nuestro can, la estaremos atacando con agentes innecesarios.

En definitiva, podemos utilizar el gel de personas para bañar a nuestro perro de forma esporádica, sin producir ningún problema grave, pero tampoco ningún beneficio. De todas formas, es importante conocer cuáles son las posibles consecuencias y saber los riesgos a los que exponemos a nuestro amigo.

Sin ninguna duda, la mejor opción sería utilizar un champú específico para perros y, si es necesario, indicado para alguna característica concreta (piel atópica, capa blanca, pelo duro, etc.), de esta forma estaremos proporcionando una limpieza en profundidad además de un cuidado e hidratación óptima para nuestro amigo peludo.

Lea también