Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

Planes con mi perro en San Valentín: opciones románticas para corazones rotos

planes con perro en san valentin advice
© Shutterstock

Disfruta de San Valentín con la mejor compañía: tu mascota. ¡Toma nota de todos los planes que puedes hacer con tu perro! 

Por Vanessa Parapar

¿Odias San Valentín porque una mala persona te ha roto el corazón? No vuelvas a pensar de esa manera y disfruta de la fiesta más romántica del año al lado de tu mascota. Recuerda que ella no te abandonará jamás y estará dispuesta a darte amor a cualquier precio, sin tener en cuenta el lugar y sin importar la hora que marque el reloj. ¿Qué más necesitas para ser feliz? Tú nada pero tu peludo quizás necesite una recompensa. 

Apúntate todos los planes para hacer con tu perro en San Valentín y… ¡demuéstrale cuánto lo quieres! 

Cena romántica, peli, manta y sofá 

Prepara un plato especial tanto para ti como para tu perro. Por ejemplo, una suculenta pasta emulando la escena de La Dama y El Vagabundo para ti mientras que a tu peludo le pones en su comedero sus croquetas preferidas o una de esas recetas caseras de carne (bien preparada) que le vuelven loco.

Aunque lo mejor de esta plan no es el menú sino la compañía y el ambiente que crees en tu salón. No te olvides de lanzar una de esas películas románticas, tipo Pretty Woman, para un final apoteósico que tendrá lugar en el sofá con manta, con algún dulce y muchas pero que muchas caricias. 

Daros un capricho en pareja 

No importa si acabáis de conoceros o si lleváis años juntos puesto que un plan a modo capricho siempre viene bien para reforzar el vínculo. Reserva un spa para ti y otro para tu perro. ¡No se nos ocurre una mejor forma de relax! No obstante, si te niegas a dejar a tu peludo solo durante unas horas, mascarilla en su carita, el 14 de febrero; opta por hacer una reserva en un hotel que admita perros. ¡Pasaréis una noche loca!

Cogeros de las patitas para salir a comeros vuestra ciudad 

Lleva a tu perro a su lugar preferido de la ciudad, del campo o de la playa, ese que sabes que le hace feliz. Hoy es el día de quererlo al máximo así que no antepongas tus gustos a los suyos porque el amor no se basa solamente en recibir sino dar. No te olvides de respirar profundamente, mirar el paisaje y agradecer a la vida el mayor regalo que te ha hecho: tu querido perro. Sinceramente, darle las gracias por existir es un presente inigualable. 

Escápate con tu perro muy lejos

Quizás tengas la oportunidad de pedirte el día libre por San Valentín para olvidarte del mundo y disfrutar de las cosas que realmente te importan como tu mascota. Si este es tu caso, ¡aprovecha para conocer nuevos lugares con tu peludo!

El plan de hacer un viaje junto a tu mascota te ayudará a valorar lo que tienes, a incluirlo en tus gustos viajeros y a conocer nuevas culturas a su lado. ¿Lo mejor de esta opción? Él estará encantado de estar a tu lado y no pondrá pegas por nada. Recuerda que tu ex se quejaba cada vez que proponías una escapda a una nueva ciudad o país. ¡Eso se terminó!

Los mimos nunca están sobrevalorados

Ten este punto presente. A tu perro le ocurre lo mismo que a ti: ama que le des mimos hasta el aburrimiento. Él nunca te dirá que le dejes tranquilo para ver el fútbol o para salir con sus amigos porque tú eres su único Planeta. ¡Su mundo gira entorno a ti!

Déjale dormir contigo para soñar abrazaditos

Sabemos que no todo el mundo deja a sus perros dormir en la cama. Si perteneces a ese grupo de humanos, ¡sáltate esa regla! ¡Por un día no pasa nada! El 14 de febrero todo está permitido para tu mascota. 

  • Piensa en el calorcito que os daréis el uno al otro. 

  • Piensa que él no invadirá tu espacio personal. 

  • Piensa que él hará la cucharita contigo.

  • Piensa que él te dará el mejor despertar del año (ración extra de mimos incluida).

Hazle un regalo

Un collar nuevo, una correa personalizada para salir a pasear juntitos, un par de comederos dignos de un rey, un original juguete… La lista de caprichos para tu perro es infinita solamente debes elegir qué ensere necesita o le conviene más. 

Daros un baño de masas

No vamos a obviar que una persona con el corazón roto necesita de mucha compañía. Además de tu perro (que se posiciona a tu lado pase lo que pase), los amigos y los familiares juegan un papel fundamental a la hora de subirte la autoestima, hacerte reír, incitarte a salir, obligarte a conocer gente y ayudarte a reconstruir tu músculo del amor.

Esas personas probablemente querrán pasar San Valentín contigo por miedo a que hagas una locura. Si ese es tu caso, no dejes a un lado a tu perro. Sal con él e inclúyelo en tu plan de BFF o en la cena con tu madre. ¡Te lo agradecerá!

El último baile (o el primero de tantos)

¿Nunca has cogido de las patitas a tu perro para regalarle un baile digno de La Bella y La Bestia (en este caso la bestia sería la persona que te dejó)? ¡Hazlo! Pon tu canción preferida, agarra a tu peludo y fundiros en una danza inolvidable. ¡Qué suene la música!

Una declaración de amor

El día de San Valentín es la fecha ideal para miraros a los ojos y decir te quiero. Una declaración es el mejor regalo (y dejar al descubierto los sentimientos no cuesta nada) que puedes hacerle a tu mascota porque el amor todo lo puede. La declaración puedes escribirla de tu puño y letra -nosotros apostamos por este método- o recurrir a algún clásico de la literatura. Recuerda que Lorca, Víctor Hugo o Shakespeare pueden echarte una mano en lo que a palabras románticas se refiere. 

El 14 de febrero es un día muy especial tanto para humanos como para animales ya que todo el mundo tiene derecho a sentirse extremadamente querido y halagado con muy poco tal y como te acabamos de mostrar con los planes Wamiz de San Valentín con tu perro. ¿Cuál es tu preferido?

¿Y si tu ex pareja quiere volver?

Aunque te cueste creerlo, existen personas que después de dejarnos el corazón partido son tan egoístas que quieren volver para seguir haciéndonos daño. ¡Pon tus límites! No importa si quiere volver, si lo vuestro es una relación complicada o si justo el día de San Valentín encuentras a un nuevo novio dispuesto a quitarte las penas, esa persona tiene que entender que tu perro es lo más importante y él no te ha abandonado a la primera de cambio.

A pesar de que tu otra media naranja quiera pasar San Valentín solamente contigo, no claudiques a sus deseos si tu perro no está incluido en el plan. 

Sabemos que en ocasiones la conciliación no es fácil pero todos debemos hacer un esfuerzo para no abandonar a nuestras mascotas en ningún momento y mucho menos en la fiesta del amor puesto que esos compañeros de vida están siempre dispuestos a cuidarnos y acompañarnos desde que amanece hasta que el sol se esconde. 

Por lo tanto, este San Valentín haz como yo: planes con mi perro. Recuerda, en todas las opciones que te presentamos en este artículo pueden incluir un más uno bien por tu parte o por parte de tu mascota porque, como por todos es sabido, no podemos poner límites al amor. ¡Feliz fiesta de los enamorados junto a tu peludo!