EL QUIZ DE WAMIZ

Publicidad

Mi perro está resfriado: causas, síntomas y tratamiento

perro resfriado advice

Un perro resfriado descansando

© Shutterstock

¿Tu perro estornuda, tiene secreción nasal y tose? ¡Puede haberse resfriado! El Dr. Stéphane Tardif, veterinario, explica cómo reconocer un resfriado en perros y cómo curar esta enfermedad. 

Por Stéphane Tardif

Publicado el 18/9/20 16:37

¿Qué es un resfriado?

En primer lugar, es necesario redefinir lo que es el "resfriado". El sistema respiratorio del perro es su principal canal de percepción, o lo que es lo mismo, el sentido del olfato. El perro lo usa extensivamente para analizar su entorno, y por ello, puede verse expuesto a distintas enfermedades que puede afectarle de muchas maneras.

El resfriado común en los seres humanos es una enfermedad viral que afecta el tracto respiratorio superior. Causa congestión en la nariz, produciendo mucha mucosidad, lo que caracteriza al resfriado. Sus síntomas generalmente duran solo unos pocos días, pero a veces puede complicarse con fiebre o pérdida de apetito.

Es una enfermedad bastante contagiosa, especialmente en poblaciones densas. Por lo tanto, la prevención del vírus es muy complicada.

En los perros, también encontramos esta enfermedad, pero con otros agentes. El frío de un humano no puede transmitirse a un perro, y viceversa.

Más adelante, vas a aprender cómo detectar los resfriados de los perros en general y otras enfermedades que se pueden confundir con la que estamos tratando. 

Síntomas del resfriado en perros

golden resfriado
Un perro resfriado ©Shutterstock
  • Ruidos durante la respiración: silbidos o ronquidos tras la obstrucción de las vías respiratorias.
  • Estornudos y todos. Algunas razas son más predispuestas a este tipo de enfermedades y son por lo tanto más sensibles, siempre dependiendo de su anatomía.

  • Secreción nasal.
  • Pérdida de apetitio. Esta se da en casos más graves, especialmente en el caso de la superinfección. El animal puede ver rápidamente afectado su apetito. El componente relacionado con el olfato es importante para la ingesta de alimentos, por lo tanto, si no puede oler bien acabará por no comer.
  • Hipertermia. Los veterinarios pueden detectarla haciéndole un análisis de sangre que confirme tanto la misma como la infección que sufre el can. En este aspecto, cabe destacar que no existe una prueba específica para los resfriados.
  • Fiebre. A nivel médico, un tratamiento simple contra la fiebre (generalmente antiinflamatorio) y la cobertura de antibióticos (opcional) generalmente permiten que el cuerpo se deshaga de un mal virus de manera rápida y sencilla.

Causas del resfriado en perros

El frío y los cambios bruscos de temperatura pueden llegar a ser muy peligrosos. Ahora que queda un suspiro para que llegue el otoño debemos cuidar a nuestro can más que nunca y protegerlo como se merece. 

Una buena dieta y un descanso tranquilo y cómodo, permiten que el cuerpo se defienda con eficacia ante cualquier bactería.

Mi perro está resfriado: tratamiento

perro color chocolate con mascarilla
Perro color chocolate con mascarilla ©Shutterstock

1. Medicamentos

¡No le des ninguna medicina humana a tu perro sin consultar antes al veterinario! La aspirina o el paracetamol son medicinales letales para nuestros amados peludos, por ejemplo.

En general, no dudes, en caso de complicaciones puedes consultar a su veterinario. El resfriado en los perros a menudo pasa desapercibido, no dudes en seguir los consejos de un especialista dependiendo de su estado.

2. Ámbiente cálido y tranquilo

No debemos olvidar darle al perro un ambiente cómodo que llame a la recuperación. 

En primer lugar, proporcionarle un lugar cómodo y cálido para dormir. El perro a menudo está más cansado de lo habitual y buscará dormir para calmarse. 

3. Sácalo a pasear cuando él quiera

Los paseos se darán a voluntad: no dudes en acortarlos, y ten cuidado de que no se agote mucho.

Pero deja que tu perro se adapte a su nueva condición, mantenerlo encerrado si está en forma también sería perjudicial. Al igual que con nosotros, las reacciones a la enfermedad son variables de un individuo a otro, ¡debemos aprender a manejar al perro de acuerdo con su temperamento!

4. Apuesta por la aromaterapia

La aromaterapia está particularmente indicada en un perro con un sistema respiratorio sensible, ya que el sentido del olfato se ve afectado con frecuencia. Esto se aplica especialmente a la ingesta de alimentos: a veces vemos que el perro ignora su comida habitual porque no la reconoce.

Hoy en día hay una gran variedad de fragancias disponibles, por ejemplo, en alimentos para mascotas, que estimulan el apetito con nuevos olores y ayudan a los perros que sufren, entre otras cosas, resfriados y/o diversas infecciones respiratorias.

5. Vigila su dieta

Finalmente, el apetito es precisamente el factor que debe vigilarse más de cerca: en caso de disminución o pérdida del apetito, no dudes en llamar a tu veterinario.

Una pérdida de apetito duradero (más de 24-48 h para un perro adulto) es preocupante y, por lo tanto, debes llevar al perro a la clínica lo antes posible.

¿Cómo y con qué no confundir el resfriado del perro?

No es tanto el resfriado lo que es tan peligroso como las otras enfermedades que lo acompañan o se parecen.

Hay tres casos comunes que seguramente pueda tener tu can si ves que tu perro estornuda frecuentemente o hacer un ruido raro mientras respira.

1. Enfermedades infecciosas

Las enfermedades causadas por virus o bacterias, incluidos los resfriados, son un bloque importante de diversas enfermedades. En la parte superior de la lista se encuentra la tos de las perreras, una especie de resfriado crónico altamente contagioso entre los perros de las perreras y que además es muy resistente. 

Si los síntomas respiratorios se asientan gradualmente y persisten durante varios días en el can, o si su estado general se deteriora en unos pocos días (en particular, la pérdida de apetito), no dude en consultar a su veterinario. 

Si en 24 - 48h el cuerpo del can no reacciona yendo a mejor, no esperes más. Actúa del mismo modo si ves que la condición general se deteriora rápidamente (cuando el animal se vuelve muy débil en unas pocas horas).

2. Enfermedades cardio-respiratorias

La secreción activa de líquido por el tracto respiratorio puede provenir de un edema pulmonar, común en la insuficiencia cardíaca. Es potencialmente el caso de emergencia que debes conocer para detectar si su animal sufre algún problema cardíaco.

La aparición de las secreciones es diferente, y el animal puede estar en dificultad respiratoria, llegando a asfixiarse.

La urgencia y los impresionantes signos clínicos de estas convulsiones hacen que sean difíciles de confundir con un resfriado, pero a veces pueden aparecer señales de advertencia mucho antes de la convulsión, con un aumento de ruidos respiratorios o secreciones. Un buen seguimiento cardíaco de su animal permite limitar los riesgos.

pomeranian resfriado veterinario
Un tierno perrito resfriado ©Shutterstock

3. Alergias

Las manifestaciones agudas (picaduras de insectos, alérgenos...) a menudo provocan edemas importantes, lo que las distingue claramente de los resfriados.

Por otro lado, las manifestaciones crónicas todavía son poco conocidas y difíciles de tratar en los animales. Pero los perros con sistemas respiratorios sensibles estarán más expuestos que otros a las superinfecciones virales.

Los perros son más resistentes que los gatos, que suelen sufrir bronquitis alérgica con más frecuencia, pero es necesario pensar en ello si los exámenes complementarios no proporcionan otras conclusiones.

A menudo se trata de enfermedades que "diagnosticamos" por exclusión, es decir, cuando hemos eliminado todas las demás causas potenciales, por lo que debemos pensar en ello en caso de resfriados frecuentes y que parezcan ocurrir de manera cíclica.

Los perros que padecen estas enfermedades a menudo visitan a su veterinario para una revisión de la bronquitis o rinitis crónica; el buen tratamiento médico se realiza tan pronto como el animal empieza a respirar mal.