Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Cuántas palabras puede aprender tu perro y realmente conoce su significado?

palabras que aprende el perro y significado advice
© Unsplash

Los perros son capaces de diferenciar palabras y distinguen las que han escuchado anteriormente y las que no. Analizamos esta habilidad comprensiva partiendo de su capacidad de entender al ser humano a través de las palabras.

Por Jose Manuel Cano

Los perros entienden cuando les hablas

Existen estudios contradictorios sobre la materia ya que mientras unas corrientes defienden que el perro puede aprender hasta 250 palabras, otras aseguran que no hay base científica que apoye esta hipótesis y apuntan a un nulo entendimiento por su parte. Sin embargo, en Wamiz damos con la clave y ya os adelantamos que solo es una cuestión de interpretación de los estudios. Podemos decir que ambas teorías son correctas y totalmente válidas, aunque la verdadera afirmación, para entendernos, es que los perros pueden aprender palabras y las asimilan, aunque realmente no conocen el significado exacto de las mismas. 

En Wamiz, hemos tenido la ocasión de charlar con un experto en la materia, el veterinario y biólogo Felipe Vázquez Montoto, del Centro Veterinario CatDog, que nos confirma la teoría de la que hablamos. “Los perros aprenden órdenes, no palabras. Valoran la entonación, lo que escuchan e incluso diferencian las palabras, pero no aprenden su significado. Sólo interpretan las órdenes. Puedes enseñar a un perro a sentarse diciéndole siempre la palabra 'coca cola', él se limitará a interiorizar la orden asociando la palabra a un mandamiento, pero jamás discurrirá el concepto en sí de la palabra”

En este sentido, Ashley Prichard, del departamento de psicología de la Universidad de Emory, asegura que "muchos dueños piensan que sus perros saben lo que significan algunas palabras, pero realmente no hay mucha evidencia científica que lo respalde".

perro intentando entenderte
Los perros pueden aprender entre 150 y 250 palabras, aunque no siempre saben su significado

UnsplashNo obstante, "sabemos que los perros tienen la capacidad de procesar al menos algunos aspectos del lenguaje humano ya que pueden aprender a seguir órdenes verbales", matiza el neurocientífico Gregory Berns, autor principal del estudio. "La investigación previa, sin embargo, sugiere que los perros pueden confiar en muchas otras señales para seguir un comando verbal, como la mirada, los gestos e incluso las expresiones emocionales de sus dueños"

No se quedan solo en las palabras

Los estudios realizados de esta materia han determinado que los perros discriminan entre las palabras que conocen y las que no, pero las investigaciones concluyen un resultado sorprendente: los perros estimulan más su cerebro con palabras desconocidas que conocidas. Les ocurre justo lo contrario que a los humanos, cuya activación neuronal es mayor con palabras que ya dominan. 

Una determinada palabra o frase activa diferentes áreas del cerebro del perro, aunque para el animal el comando expresado o verbalizado no es lo más importante a la hora de interpretarlo. El perro se basa en la entonación, en los gestos y, sobre todo, en la recompensa que obtiene al realizar o no la acción. Aunque siguen las órdenes verbales, no se desentienden del resto de las señales y están atentos a la mirada de su dueño, sus gestos y sus expresiones corporales o funcionales. "Cuando las personas quieren enseñarle un truco a su perro, a menudo usan un comando verbal porque son lo que preferimos los humanos. Sin embargo, desde la perspectiva del perro, un comando visual podría ser aún más efectivo, ayudando al perro aprender el truco más rápido", explica Gregory Berns.

Los estudiosos de la materia consideran que los perros pueden tener capacidades y motivaciones diferentes para aprender y comprender palabras humanas, pero tienen una representación neuronal muy particular del significado de las palabras que previamente les han enseñado. Ahora bien, lo que es seguro es que se esfuerzan en comprendernos.

¿Cuántas palabras aprenden?

Los perros aprenden gracias a sus experiencias pasadas y su inteligencia puede dividirse en tres grupos:

  • Inteligencia instintiva 

  • Inteligencia adaptativa

  • Inteligencia funcional.

Solo en la inteligencia funcional o de obediencia podríamos englobar su comprensión. El perro aprende a distinguir mensajes y colabora con su dueño porque aprende una serie de palabras dependiendo del nivel de enseñanza y la raza. 

En cuanto al número de palabras que aprenden, un perro doméstico sobre el que no se ejerza una enseñanza particular interioriza con facilidad una decena de palabras, aunque los expertos aseguran que los perros más avanzados y que reciben una estimulación especial pueden aprender hasta 250 palabras. Existen casos extremos de perros que han llegado a asimilar hasta 1.000 palabras, pero lo más normal en estos tipos de animales que han sido educados previamente con este objetivo es que asimilen unas 160 palabras.

Recordamos, una vez más, que hablamos de distinción de palabras, no de comprensión de las mismas. “Los únicos animales que han conseguido aprender palabras y sus significados han sido los primates. Los perros se dice que aprenden unas diez palabras, pero los hay que tienen más de ocho o diez órdenes asimiladas, y no solo órdenes (comida, toma, ven...)”, nos explica el veterinario Felipe Vázquez.

perro entiende palabras
Los perros pueden aprender entre 150 y 250 palabras, aunque no siempre saben su significado

UnsplashLos perros nos observan constantemente. Quizás por ello pueden desarrollar habilidades increíbles y poseen unas cualidades para el aprendizaje inmensas. De hecho, los expertos no dejan de sorprenderse con los nuevos descubrimientos. Y es que incluso se ha demostrado que poseen la habilidad de contar hasta cinco y descubrir errores de cálculo simples. 

Nuestros amigos caninos aprenden las mejores rutas para llegar a determinados lugares, saben orientarse a la perfección y conocen perfectamente dónde volver a encontrar objetos que para ellos son valiosos. Eso ya lo sabemos, ¿por qué iba a sorprendernos que también aprendan palabras? Su abstracción de conceptos, para entendernos, puede ser extraordinaria. Stanley Coren, investigador neuropsicológico y experto en habilidades mentales caninas de la Universidad British Columbia, asegura que nuestros amigos de cuatro patas están más cerca de los humanos de lo que muchos pueden pensar y equipara sus capacidades mentales "a las de un niño de dos a dos años y medio".

Los perros son incluso capaces de engañar, de manera deliberada, tanto a sus semejantes como a los humanos para lograr una recompensa

Las razas más inteligentes

A la hora de aprender palabras, existen unas razas más listas que otras. El psicólogo experto en perros Stanley Coren elaboró un listado que va desde las razas más inteligentes y las menos hábiles. A continuación, repasamos el ‘ránking’ de las mejores ‘asimiladoras’ de palabras:

  1. Border Collie

  2. Caniche

  3. Pastor Alemán

  4. Golden Retriever

  5. Doberman Pinscher

  6. Shetland Sheepdog

  7. Labrador Retriever

  8. Papillon

  9. Rottweiler

  10. Australian Cattle Dog 

En este grupo de razas ‘listas’ se encuadran los perros que requieren menos tiempo para entender las nuevas órdenes de su dueño, logrando un 95% de respuesta en la primera orden sin necesitar un adiestrador profesional para lograr resultados satisfactorios.

La investigación impulsada por Stanley Coren asegura que estas razas tienen mayores aptitudes a la hora de aprender palabras. Según sus experimentos, border collie, caniche, pastor alemán, golden retriever, labrador o doberman tienen mayores posibilidades de desarrollar un léxico amplio en comparación con otras razas. No obstante, esto no es matemático. Todo esto dependerá de un correcto entrenamiento y de que los dueños sepan estimular al perro desde una edad temprana, más allá de su raza. Del mismo modo, también pueden darse excepciones.

¿Y cómo nos entienden los perros?

Los perros utilizan el hemisferio izquierdo de su cerebro para comprender las palabras que escuchan, mientras que el hemisferio derecho lo emplean para entender la entonación de las palabras. 

Las investigaciones concluyen que para ellos es más fácil entender conceptos concretos que abstractos. Es decir, asimilan más rápidamente palabras que le evocan objetos o cosas (pelota, hueso, comida...) antes que conceptos que no identifican  (cariño, amigo...)

Los perros pueden aprender entre 150 y 250 palabras, aunque no siempre saben su significado

Unsplash

En este sentido, Stanley Coren descubrió que a los perros les resulta más fácil el aprendizaje de palabras que empiezan por consonantes fuertes (p, t, c, k, q) antes que las que empiezan por consonantes suaves (f, s, r, l). 

Del mismo modo, aprenden más rápido palabras de forma individual que las compuestas o que se formulan de forma colectiva. Interioriza antes la palabra "calle" que la frase "vamos a la calle", aunque en la mayoría de las ocasiones ellos convierten frases en una sola palabra: "vamosalacalle". Incluso a veces ni siquiera escuchan la palabra entera y se quedan con las primeras letras, las que suenan más fuertes. 

Todo depende del uso que utilice su dueño a la hora de dirigirse a él y del número de repeticiones de determinadas palabras. Los perros retienen los conceptos mediante un mapeo rápido, lo cual sucede cuando le repiten con frecuencia ciertas palabras y las relacionan con una acción u objeto. Las órdenes serán más efectivas si vienen acompañadas de un lenguaje corporal comprensible por parte de las personas. 

El mejor momento para enseñarle nuevas palabras es cuando el perro es cachorro. Tal y como ocurre con los humanos, es el momento en el que absorben todo con más facilidad, ahí son esponjas. El condicionamiento a la hora de instruirlos es esencial. Los perros perros tendrás más disposición al aprendizaje cuando se les refuerza con premios (golosinas, caricias o palabras amables). Ahí está el secreto del incentivo perfecto.