Noticias :
wamiz-v3_1

ESPECIAL OLA DE CALOR

Publicidad

¿Qué es un seguro para perros potencialmente peligrosos?

Seguros para perros PPP advice
© Shutterstock

Los perros PPP son aquellos considerados como Perros Potencialmente Peligrosos. Si tenemos uno en casa deberemos plantearnos si necesitamos contratar un seguro para perro ppp.

Por Rodríguez Yanira

A finales de los años 90 se incrementó considerablemente la tasa de ataques de perros a personas, y por eso se elaboró una nueva Ley que protegía a los ciudadanos ante estos ataques. Esta denominación como Perros Potencialmente Peligrosos nació para acabar con los accidente que causaban estos animales y, sobre todo, para reducir su adiestramiento como perros de peleas.

Esta Ley fue la primera que se elaboraba en España para este tipo de casos. Con el paso de los años las mediadas han ido cambiando para adatarse a los tiempos, así como para adaptarse a las leyes de cada Comunidad Autónoma.

El listado de perros PPP genérico incluye  8 razas de perros:

  • Pit Bull Terrier

  • Staffordshire Bull Terrier

  • American Staffordshire Terrier

  • Rottweiler

  • Dogo Argentino

  • Fila Brasileiro

  • Tosa Inu

  • Akita Inu

Junto con estas, en función de la Comunidad Autónoma son consideradas como peligrosas otras razas, como los bóxers.

Seguros para perros PPP

Siempre que se esté en posesión de una mascota, ya sea catalogada como peligrosa o no, cabe la posibilidad que el animal ocasione algún daño material o a terceras personas. Por lo que siempre es aconsejable contratar un seguro de responsabilidad civil que cubra daños ante accidentes que puedan ocurrir. A veces este seguro queda incluido dentro de la responsabilidad familiar que se contempla en el seguro del hogar. Pero, en otras ocasiones, es necesario contratar una póliza específica.

Cuando estamos en posesión de un perro PPP debemos conseguir una licencia que nos acredite como tal, pero antes hay que contratar un seguro de responsabilidad civil. Por lo que los seguros para perros peligrosos son obligatorios a nivel nacional, independientemente de las legislaciones autonómicas. Este tipo de seguro debe cubrir una cuota mínima para considerarse como tal. No contar con un seguro para perros PPP podría suponerte sanciones.

Este capital mínimo se fijó en 120.00 euros durante la reforma de la Ley en 2002. La cifra puede variar dependiendo de cada Comunidad Autónoma. Por ejemplo en Cataluña la cifra asciende a 150.253 euros y en Andalucía a 175.000 euros.

Además de asegurarnos una defensa judicial y cubrirnos los gastos ante algún problema de responsabilidad civil, el seguro para perros PPP cuenta con otras coberturas que podemos contratar de manera adicional si quisiéramos. De entre estos extras que podríamos contratar encontramos la asistencia telefónica especializada, la asistencia veterinaria, el derecho al cobro por indemnización si nuestro perro fallece por accidente o nos lo roban y, además, si se pierde, todos los gastos en publicidad para encontrarlo; así como la recompensa al que logre localizarlo.

La necesidad de contratar un seguro para perros PPP

Cuando nos hacemos con una mascota ya sabemos que mantenerla conllevará un coste. Este coste puede incrementarse considerablemente si tenemos un perro PPP.

Para conseguir la licencia debemos pasar un test de aptitud psicológica y también física por el que deberemos pagar. Otros gastos que deberemos hacer serán para pagar el certificado veterinario que asegure que el animal está en perfecto estado y no sufre ninguna enfermedad.

Por supuesto, habrá que contratar algún seguro para perros peligrosos que nos costará un mínimo de 60 euros, si decidimos contratar el más básico. A mayor cobertura mayor será también el precio.

Está más que demostrado que un perro no es genéticamente agresivo. El factor clave que hace que un perro no llegue a ser estable es un mal aprendizaje y no su raza. Pero no todo el mundo lo entiende así. Y por ello dependiendo de la zona en la que vivamos tendremos más o menos facilidades. No hablamos sólo de las legislaciones autonómicas, sino de las misma legislaciones comunitarias que pueden regir una zona vecinal, por ejemplo.

Existen opiniones de todo tipo sobre esta Ley, sus pagos y la contratación de seguros para perros peligrosos. Algunas personas alegan que un perro no es agresivo por pertenecer a una raza determinada, sino por la educación y el trato que recibe. Esto está demostrado pero aún así la Ley no cambia.

Pero si hay una cosa clara es que si queremos compartir nuestros días con uno de estos perros catalogados como PPP hay ciertas reglas que debemos cumplir cuando salgamos a pasear con el animal. A parte de los seguros para perros PPP y el seguro de Responsabilidad Civil, hay que ponerle al can un bozal homologado y adecuado para su raza, y siempre llevarlo atado con una correa que no sea extensible. Además esta correa no debe medir más de dos metros.

El seguro para perros PPP puede librarnos de más de un dolor de cabeza ocasionado por cualquier pequeño problema que ocurra con nuestro peludo amigo. Así que si tu perro está considerado como potencialmente peligroso, sácale el seguro correspondiente.