Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Enfermedad del gato: transmisión de la toxoplasmosis a humanos, lo que DEBES saber

Enfermedad del gato,  toxoplasmosis advice
© Shutterstock

Los gatos son unos compañeros maravillosos, pero como todos los animales pueden enfermar o coger parásitos. Entre todas ellas, encontramos la toxoplasmosis, que además de ser contagiosa es zoonótica (se contagia a humanos) y puede afectar a cualquier tipo de animal de sangre caliente.

Por Rodríguez Paula

¿Qué es la toxoplasmosis?

Es una enfermedad parasitaria, contagiada por la bacteria Toxoplasma Gondii. Se conoce como “la enfermedad del gato” porque se considera como el huésped definitivo. De hecho, se convierte en el único anfitrión que expulsa ooquistes (quiste que forma el cigoto del parásito) en sus heces y puede contagiar así la enfermedad.

Métodos de transmisión de la enfermedad del gato

¿Cómo se contagia la toxoplasmosis?

Los gatos pueden contagiarse de diversas maneras:

  1. Ingesta de carne o vísceras contaminadas con el ooquiste. Estas deben estar crudas o mal cocinadas.

  2. Beber agua o leche infectada con el ooquiste.

  3. Consumir hierba (para purgarse) contaminada con ooquistes.

  4. Contacto con un suelo infestado.

  5. Transfusión de sangre infectada.

  6. Mediante heces contaminadas, pasados entre 1 y 5 días.

  7. Mediante contacto de material infectado en las mucosas.

Ciclo de la enfermedad del gato, de la toxoplasmosis

Como en la mayoría de enfermedades llevan un proceso desde la infección hasta la aparición de los primeros síntomas.

  1. Ingieren los ooquistes esporulados mediante una de las formas anteriormente citadas.

  2. Se liberan los Bradizoitos en el intestino al romperse el ooquiste.

  3. Los Bradizoitos se reproducen sexualmente generando ooquistes no esporulados que son eliminados del organismo entre 1 y 3 semanas.

  4. Los ooquistes esporulan entre el día 1 y 5 de haber defecado el gato.

Síntomas de la enfermedad en el gato

Una vez se ha ido desarrollando la enfermedad aparecen síntomas como:

  • Apatía.

  • Vómitos.

  • Anorexia y/o deshidratación.

  • Debilidad física generalizada.

  • Fiebre.

  • Dolor abdominal.

  • Paresia y/o ataxia en extremidades.

  • Mucosas ictericias (coloración amarillenta en mucosas).

Diagnóstico de la enfermedad en gatos y humanos  

Existen diversas formas de diagnosticar la enfermedad. Entre las principales destaca el análisis de heces, aunque tiene alta complejidad porque se debe examinar en busca de ooquistes.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que una vez expulsados los ooquistes los síntomas tienden a desaparecer.

Por tanto, ¿cómo saber un diagnóstico fiel y seguro?

El método principal de diagnóstico es mediante una serología, esta se realiza haciendo una extracción de sangre, en ella se mide la inmunoglobulina G (IgG).

Tratamiento de la toxoplasmosis

Durante un gran período de tiempo, el tratamiento principal para la toxoplasmosis era sulfonamidas y pirimetamina, acompañado de una gran ingesta de agua para evitar la formación de cristales en la orina.

Hoy en día, el tratamiento que se emplea para la enfermedad del gato es la clindamicina en ciclos de 30 días.

De todos modos, deberás seguir las indicaciones y pautas que marque el veterinario.

Enfermedad en gatos y humanos

Como has podido comprobar, los humanos también se contagian de esta enfermedad que afecta a los gatos.

El arenero, sin duda es el objeto que al tocar más posibilidades tiene de infección. Sin embargo, esto no quiere decir que por tener un gato y que este se infecte, nosotros vayamos a contagiarnos, además hay numerosos estudios que determinan que es muy poco probable que un humano se contagie por sus heces. Pero, no olvides que también es imprescindible la limpieza del arenero.

La mayoría de las infecciones a humanos se deben a la ingesta de alimentos infectados con el ooquiste (gato infectado, sale del arenero habiendo heces del día anterior y se sube a la encimera de la cocina).

¿Cómo evitar que mi gato se contagie de toxoplasmosis?

  • Vacuna periódicamente a tu gato y desparasítalo con frecuencia.

  • Dale una buena dieta para mantener su sistema inmune fuerte.

  • Haciendo que tu gato sea completamente casero, que no salga al exterior y tenga la opción de cazar aves o ratones.

  • Si le preparas la comida a tu gato, asegúrate de que está bien cocinada y que no se quede cruda.

  • Evita que otros gatos (amigos felinos de tu gato que puedan vivir fuera) utilicen el arenero.

¿Cómo evitar el contagio de la enfermedad del gato al humano?

Si sigues estos consejos seguro que consigues evitar el contagio ¡Atento!

  • Limpia a diario el arenero de tu peludo (recuerda utilizar una pala y no recoger las cacas con las manos).

  • Evita que se suba a las encimeras de la cocina, si no puedes, desinféctalas antes de poner alimentos sobre ellas.

  • Lávate las manos varias veces al día.

  • Si te gusta la jardinería y tienes jardín en casa, utiliza guantes para trabajar en él.

Con toda esta información ya conoces mejor la enfermedad del gato y cómo puede producirse la zoonosis.

Siguiendo las pautas y manteniendo a tu gato fuerte y sano, se puede llevar una vida completamente normal con tu compañero felino.

Eso sí, si estás embarazada o planeas estarlo, no pasa nada, el gato sigue siendo un compañero ideal, no es necesario deshacerse de él, sé riguroso con la higiene y tu gato y tú podréis ser felices juntos.