Ahora en Wamiz :
wamiz-v3_1

Publicidad

¿Es posible sedar a mi gato si voy a viajar?

sedar a mi gato para viajar advice

Gato dentro de una maleta, ¡está preparado para viajar!

© Shutterstock

Como bien es sabido por todos, los gatos son seres muy sensibles emocionalmente y si los pequeños cambios pueden producir grandes cantidades de estrés, no digamos lo que puede hacer un viaje en coche, en barco o en avión. Por ello muchos propietarios se plantean si es bueno sedar a los gatos para viajar y cómo o con qué hacerlo.

Por Rodríguez Yanira

¿Cómo afectan los viajes a los gatos?

Un viaje, independientemente de en qué medio de transporte lo hagas es un gran cambio, hay que preparar muchas cosas. Desde el minuto uno, tu minino sabe que te vas a ir a algún lado y que te lo vas a llevar contigo, por ello es muy importante ir paso a paso, despacito e intentando que tu compañero felino no se estrese.

Los nervios pueden afectar a tu gato de muchas maneras, algunas son menos graves pero hay otras que realmente pueden llegar a ser un problema. 

Podemos tener problemas de conducta; que tu gato se esconda y no quiera salir. Puede comenzar a caminar nervioso por toda la casa sin parar o puede llegar a ponerse algo arisco. 

Por otro lado, podemos encontrarnos con problemas alimentarios, hay veces que nuestros mininos beben menos agua por puro nervio, no se sienten tranquilos y no logran beber. Otras veces por nervios pueden comer menos o incluso dejar de comer, (si ves que pasan dos días y tu minino no come, no esperes al tercero, deja lo que estés preparando y acude a tu veterinario con rapidez). En algunos casos, aunque con menos frecuencia, tu gatito puede ponerse a comer de forma más compulsiva (controla siempre su dosis de comida).

Por último, muchos gatos por estrés comienzan a lamerse de forma compulsiva hasta llegar a hacerse heridas, a otros se les cae el pelo y pueden llegar a tener calvas. Es por ellos que es súper importante que controles los focos de estrés en tu minino, ya que son muy sensibles e incluso pueden llegar a perder la vida si sus niveles de estrés son muy altos.

gato sedado en un transportin

¿Cómo preparar a un gato para un viaje?

Varios son los pasos a seguir para hacer que tu gato se vaya adaptando y reduzcamos los niveles de estrés lo suficiente como para no sedar al gato durante el viaje.  Hay veces que podemos lograr que el minino se quede bastante tranquilo pero hay otras que no podemos evitar tener que sedarlo para viajar. 

  1. El transportín para el viaje debe ser lo suficientemente grande como para que tu compañero felino se levante y se dé la vuelta sin problemas, además de que quepa una mantita con él.
    Es importante que se lo presentes en casa días e incluso semanas antes, con y sin tapa. Poniendo premios dentro o juguetes para que se vaya adaptando a entrar.
     

  2. La aromaterapia funciona bastante bien con ellos, hay plantas aromáticas que les ayudan a relajarse, como la lavanda o la menta gatera (nepeta cataria). El olor de estas plantas les relaja y les ayuda a reducir los niveles de estrés.
     

  3. La musicoterapia también ayuda bastante, los mininos son sensibles a la música clásica, si se la pones en casa y la asocia a algo bueno y tranquilo, después puedes usarla durante el viaje para darle sensación de confort. 
     

  4. Ahora mismo en el mercado podemos encontrar sprays creados químicamente con hormonas felinas. Estas son las hormonas que segregan las mamis gatunas durante la lactancia para apaciguar a sus cachorros y que mamen más tranquilos, por lo que es una buena opción emplearlo en sus mantas o su camita para hacer que esté más relajado.
     

  5. Hay diferentes tipos de medicaciones para sedar gatos durante el viaje. 

¿Cómo sedar gatos para viajar?

Si has probado con todos los trucos anteriores y aun así no logras que tu gato se relaje, igual debes tomar la opción de sedarlo para que no sufra durante el trayecto. Para esto acude a tu veterinario y que sea éste quien te diga qué debes utilizar.

Solo tu veterinario debe tomar esa decisión

Hay distintos tipos de sedación para los gatos, podemos encontrar comprimidos, gotas o inyectables. Dentro de ésto podremos elegir entre químicos y naturales. Si se puede y hay tiempo, siempre es mejor intentar sedar a los gatos de forma natural, es menos agresivo para el sistema y habitualmente tiene menos efectos secundarios.

Si vas a viajar con tu gato recuerda prepararle con tiempo, puede ser necesario que necesites días e incluso semanas dependiendo de lo sensible que sea. Habla con tu veterinario y comenta los pasos a seguir y si cree que necesites alguna pauta especial. Si al final necesitases sedar al gato para el viaje, tu veterinario será quien te diga qué es lo mejor que puedes usar con él. 

Escrito por: Yanira Rodriguez, auxiliar de veterinaria