Noticias :
wamiz-v3_1

Publicidad

Cómo viajar en avión con un gato: todo lo que debes saber antes de comprar el billete

Viajar en avion con un gato advice
© Shutterstock

¿Quieres llevarte a tu minino de vacaciones pero no tienes ni idea de cómo hacerlo? ¡Tranquilidad! Viajar en avión con tu gato es sencillo, rápido y económico. Te damos los mejores consejos para tu minino no sufra y tú estés tranquilo. 

Por Vanessa Parapar

¿Eres de esas personas que no puede separarse de su gato ni un segundo? No te preocupes a mi también me pasa lo mismo, y por eso quiero llevármelo a todas partes, incluso afrontando el hecho de viajar en avión con un gato. La primera vez que pensé en viajar con él en avión me surgieron mil dudas que se fueron resolviendo con la ayuda de mis amigos que tienen gato y de mi veterinario. Hoy ha llegado el momento de compartir contigo esta guía de viaje para felinos y humanos.

Volar en avión con un gato: ¿qué aerolíneas permiten hacerlo?

Ellas tienen la última palabra porque ninguna está obligada a transportar gatos por el mundo. Cada compañía tiene la potestad para decidir si lleva a bordo felinos y de qué manera lo hace. Lo primero que debes hacer es comprobar que la aerolínea acepta a tu gato y cuáles son sus condiciones. Después solamente te queda comprar un billete de avión para tu mascota. Ese es el primer paso si quieres viajar en avión con tu gato. 

¿Cuánto cuesta viajar en avión con un gato?

Recuerda que viajar con animales incrementa el precio del avión aunque vayan en su transportín o sobre tus rodillas. Toda esta información la puedes encontrar más detallada en las páginas web de las compañías aéreas aunque los precios oscilan entre 50 y 250 euros. 

Requisitos para viajar en avión con tu gato

1. Documentación necesaria para viajar en avión con tu gato

¡Sí, tu gato necesita un pasaporte! No te asustes, conseguirlo es muy fácil puesto que son los veterinarios los encargados de hacerlo cuando le ponen el chip a tu felino. En el documento queda reflejado el historial médico de tu gato. Así como la cartilla de vacunas de tu mascota. Sin embargo, para visitar determinados países pueden pedirte más datos. Antes de volar con tu minino infórmate bien en la Embajada del Estado que vayas a visitar.

2. ¿Qué transportín debo utilizar para viajar en avión con mi gato?

Cuando viajamos con nuestro gato una de nuestras principales preocupaciones es que no sufra y que esté lo más cómodo posible durante el trayecto. Pues bien, para eso es primordial elegir un transportín adecuado que cumpla también las normas de seguridad exigidas por la aerolínea que vas a utilizar (estas también las encontrarás en su página web).

Las medidas exactas del transportín de un gato cuando viajas en avión

Cuando hablamos del transportín del gato para llevarlo en avión existen algunas reglas básicas para que viaje a tu lado. Normalmente, las compañías dejan subir a bordo gatos que pesen menos de 8 kilos (incluyendo el transportín), según cuenta Nuria, una empleada de Iberia que trabaja en el aeropuerto de Asturias. “Si tu gato esté más gordito deberá viajar en la bodega del avión por motivos de seguridad”, asegura la trabajadora. 

En este punto también es importante saber que el transportín debe caber debajo de tu asiento para que tu gato pueda ir contigo en la cabina del avión. De no ser así, la compañía tiene el derecho de decirte que tu mascota no podrá realizar el trayecto junto a ti. 

Consejos para viajar en avión con un gato

1. No le des comida ni bebida

Según nos cuenta Jose Álvarez, veterinario asturiano, tu gato no debe comer nada dos horas antes de comenzar el viaje para que no le entren ganas de hacer sus necesidades durante el trayecto. Puede parecer cruel pero es por su bien ya que en el transportín no puedes llevar su arena. ¿Te imaginas lo que sufrirá si tiene ganas de hacer sus necesidades y no puede?

2. Cómo pasar el control de seguridad del aeropuerto si viajo con un gato

Tu gato también tiene que pasar por el control de seguridad del aeropuerto antes de coger el avión. Es recomendable que llegues con tiempo suficiente a la base aérea porque tendrás que sacarlo de su transportín para pasar por la cinta.

Lo más normal es que te digan que lo saques de su bolsa y lo pongas en una caja de plástico para pasar los rayos X o, si ese día el personal de tierra está simpático, que pases tú con él en brazos por el arco. Habitualmente los gatitos se estresan ante este tipo de situaciones sobretodo si los espacios están repletos de gente y  con mucho ruido. No te olvides llevar una correa para evitar que eche a correr por todo el aeropuerto.

Viaja con tu gato en avión solo cuando sea necesario

Aunque nos duela (y según nos cuentan desde la clínica Lindo Pulgoso de Asturias) lo mejor para nuestros gatos es que no viajen demasido puesto que se ponen nerviosos, incontrolables e incluso agresivos. Sin embargo, existen momentos en los cuales no podemos evitarlo puesto que vamos a realizar un viaje largo o una mudanza y no podemos dejarlos solos en casa. Solamente en ese caso hay que plantearse la opción de llevarlos con nosotros.