Noticias :
wamiz-v3_1

TEST: ¿Cuál es tu perro ideal? 🐶

Publicidad

Mi gato está estreñido: ¿Qué debo hacer?

Gatos estreñidos advice
© Shutterstock

Los gatos pueden ser muy suyos en sus cosas. Pero sobretodo donde más delicados parece que son es durante las deposiciones. Cuando acaban de hacer la faena, la tapan con sumo cuidado en su cajita de arena (como intentando que nadie vea su creación).

Del tema de las cacas queríamos hablar precisamente hoy. Y es que hay gatos que, aunque intenten esconderlo, no consiguen ir al baño como es debido. Eso les hace sufrir bastante, sobretodo si llevan tiempo así. 

Si eres de esas personas que quieren a su gato y lo observas a menudo, porque te interesa (pero que sirve para controlar posibles problemas de salud). Entonces seguramente más de una vez lo pillarás en medio de este tipo de problemas.

Por Rodríguez Paula

Posibles causas del estreñimiento en gatos

Si parece que tu gato tiene estreñimiento, te recomendamos que lo lleves al veterinario. Él te sabrá guiar en que actuaciones deberás tomar. Al fin y al cabo él es el especialista en salud. 

Sin embargo, para que mientras tanto puedas saciar tu curiosidad (y por qué no decirlo, para dejar de preocuparte o prepararte) hemos investigado cuáles podrían ser las causas del estreñimiento. Para que lo tomes como un posible síntoma de algún problema. 

De hecho, ten en cuenta que tu gato puede estar teniendo problemas para defecar por muchas razones. Que serán variadas y que (sabiéndolo) podrás detectar la causa tu mismo:

  • Acicalamientos excesivos: es decir, que se chupa demasiado: como se traga más pelo del habitual (y seguramente no lo vomita) esto hace que el tracto digestivo tenga un exceso de pelo y esto frena cualquier defecación. 
     

  • Falta de agua: Sé que no suelen beber agua, pero los gatos siguen necesitando agua aunque parezcan alérgicos a ella (sobretodo en las piscinas).
     

  • Problemas renales: Temas como insuficiencia en el riñón, como efecto secundario. A consultar directamente con el veterinario.
     

  • Megacolon felino: Suena muy mal, lo sé. Este problema sucede cuando el colon se dilata en exceso y eso provoca los músculos ya no se puedan apretar para mover los residuos por el tracto. Haciendo que las heces se acumulen en el interior sin poder salir. Si ves que tu gato parece estar “embarazado”, lo mejor que podrás hacer es visitar al veterinario.
     

  • Bloqueos: Aparte del pelo, el gato puede haber ingerido algo que bloquee el tracto digestivo como una cuerda, huesos… Fíjate en que no haya desaparecido recientemente nada importante que pueda bloquearlo (entre los juguetes del gato o en la comida).
     

  • Dietas con poca fibra y demasiados carbohidratos: Exacto, los gatos también necesitan fibra para ir bien de vientre. Así que ya sabes, si la comida que le dabas es desbalanceada, puedes ser tú el culpable. Piensa bien qué le das a comer. 
     

  • Demasiada comida, obesidad: En el término medio está el gusto. Obviamente, ni poco alimento ni demasiado alimento son buenos. Si tu gato está rellenito de más, y le cuesta hasta respirar, lo más normal es que su metabolismo se vuelva mucho más lento y le cueste más hacer del número dos. 
     

  • Otros problemas internos del colon: Tumores, lugares que se han estrechado por alguna inflamación, etc… Todo esto lo podrías ver fácilmente a través de una prueba con el veterinario. 
     

  • Problemas o dolor en la columna vertebral: Importante problema que, por puro dolor, le quita las fuerzas a tu gato para hacer esfuerzo. Podrás observarlo si tu gato empieza a maullar o a gritar cuando intenta hacer sus cacas. 
     

  • Miedo y estrés: Los problemas psicológicos también afectan, igual que nos pueden afectar a nosotros en el mismo sentido exacto. Vigila bien a qué tipo de estímulos sometes al pobre animal y replantea vuestra convivencia si realmente esta puede ser una de las causas.

Todo lo que puedas observar en cuanto a síntomas y en cuanto a la forma, dureza y color de las cacas, así como si tienen sangre o no, ayudarán mucho al profesional que lleves al gatito.

Soluciones al estreñimiento en gatos

No debe de preocuparte si esto le pasa casualmente, ya que a todos nos puede pasar. Pero si es algo muy común en tu mascota, deberías plantearte llevarlo al veterinario. 

El estreñimiento puede hacer que le duela mucho la tripa, y no querrás que tu gato lo pase mal, ¿verdad?

Pero hazme caso: evita a toda costa medicarlo. Ni se te ocurra utilizar laxantes o lavativas, podrían ser muy tóxicos para tu gato. Si el veterinario se enfadase contigo, tendría toda la razón. 

La solución es mucho más natural y fácil mientras esperas ayuda profesional. Aumenta la fibra y el agua en su dieta y cepilla a tu gato más a menudo (a diario, o mínimo 2 o 3 veces a la semana). Y si ves que tu gato produce muchas bolas de pelo también se recomienda a menudo darle un poco de malta una vez a la semana. 

Escrito por: Paula Rodriguez, graduada en Veterinaria y especializada en Medicina Tradicional China y Terapias Naturales.