Publicidad

¿Cómo curar el resfriado en gatos?

Resfriado en gatos

Un gatito resfriado recibiendo los cuidados necesarios para curarse rápidamente

© Shutterstock Creative Cat Studio

El resfriado en gatos se manifiesta con diferentes síntomas y conlleva diversos tratamientos en función de la gravedad. Descubre cómo reconocerlo, tratarlo y prevenirlo.

 

Por Vanessa Parapar

Actualizado el

Resfriado en gatos: ¿qué es?

De la misma manera que ocurre con los humanos, el resfriado en gatos es una enfermedad muy común sobre todo en invierno cuando bajan las temperaturas y los felinos son más propensos -y están más expuestos- a contraer ciertos virus. 

Según los expertos de la clínica Innova Veterinaria, el resfriado en gatos es una dolencia ''de gran prevalencia entre la población felina''. Sin embargo y siempre siguiendo sus palabras, los gatos no sufren las consecuencias del mismo virus que provoca el catarro o resfriado a los humanos. Por lo tanto, ni tu mascota te puede contagiar ni existe posibilidad de contagio entre tú y ella.

El resfriado en gatos afecta a las vías respiratorias y al sistema inmunitario del animal. 

Aunque no es una de las enfermedades más invasivas, no obstante es bueno prestar atención no solo a los síntomas, sino también al tratamiento, para frenarlo cuanto antes algo que, si se descuida, puede causar graves daños a la salud del felino. 

Causas del resfriado en gatos

El resfriado en gatos sucede a consecuencia de dos posibles infecciones víricas exclusivas de los felinos: 

  1. Herpesvirus felino
  2. Calcivirus felino

Un gato también podría caer resfriado debido a la infección de un gusano o a partir de una reacción alérgica, señalan los expertos. 

👉 Cabe destacar que los resfriados en los gatos son más habituales de lo que muchos piensan, sobre todo en otoño y en invierno; estaciones donde el mercurio desciende, debido (en la mayoría de los casos) a una infección de sus vías respiratorias superiores. Aunque en épocas de calor debido a las corrientes de aire y a los cambios bruscos de temperatura también el gato se puede resfriar. 

¿El resfriado en gatos es contagioso?

Al igual que muchas enfermedades respiratorias felinas, como la gripe, el resfriado en gatos es altamente contagioso entre ellos. Por lo tanto, si hay varios felinos en una misma casa y uno de ellos se encuentra resfriado; su propietario deberá aislarlo durante el proceso viral para evitar el contagio entre sus congéneres. Además, el cuidador deberá lavarse muy bien las manos antes y después de estar con el gato contagiado. 

 

Cómo prevenir el resfriado en gatos

La mejor manera de prevenir el resfriado en gatos es seguir a rajatabla el calendario de vacunación del gato, tal y como indica el veterinario. Asimismo se debe tener cuidado con los cambios de temperatura bruscos y con las corrientes de aire. 

Pero no solo eso, los expertos mencionados anteriormente comparten una serie de recomendaciones más para evitar el resfriado en gatos: 

  • Cumplimiento del programa de vacunación felina
  • Hidratación del gato
  • Alimentación saludable para el animal: dale alimentos de calidad enfocados en fortalecer su sistema inmunitario
  • Mantener limpio y aireado el espacio vital del felino
  • Evitar las corrientes de aire, sobre todo en invierno
Gato resfriado en el veterinario ©Shutterstock Andy Gin

Resfriado en gatos: síntomas 

Los síntomas del resfriado en gatos no son muy diferentes de los nuestros. A continuación te mostramos la lista: 

  • Malestar general 

  • Falta de apetito
  • Estornudos y secreción nasal
  • Nariz irritada
  • Tos y carraspera
  • Secreción ocular y conjuntivitis
  • Fiebre

La recomendación de los expertos: si el gato tiene fiebre o secreciones nasales y/o oculares amarillentas, hay que llevarlo al veterinario de urgencia. Esto también debes hacerlo si el animal lleva más de unos días con los síntomas descritos sobre estas líneas. 

Los síntomas del resfriado en gatos varían dependiendo de la cepa del virus que haya contraído el felino. 

El resfriado común se caracteriza por los problemas respiratorios. El virus invade las membranas mucosas de la nariz, el paladar y la lengua, donde se multiplica.

A menudo sale un líquido de los ojos y de la nariz; sucede regularmente que el moco es tanto que el sentido del olfato del gato pierde agudeza, lo que no le ayuda a comer. Estos flujos se acompañan de ruidos respiratorios fuertes (silbidos) y tos/estornudos.

Además, puede haber convulsiones que varíen mucho en intensidad: desde una hipertermia leve hasta un problema de respiración tan grave que pueda causarle la muerte.

Los individuos más sensibles a esta enfermedad son los recién nacidos y los gatos mayores, por tener un sistema inmunológico más débil (inmunosupresión).

En caso de crisis, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario 🩺🙏

¿Cuánto dura el resfriado en un gato?

El resfriado durará en gatos adultos y sin problemas de salud alrededor de 10 días. Sin embargo, en cachorros, madres lactantes, felinos mayores o enfermos; esta patología puede complicarse llegando a derivar en un problema más grave, por ejemplo, una neumonía. 

👉 Si tu mascota se encuentra entre los grupos mencionados anteriormente, llévalo al veterinario el primer día que descubras los síntomas del resfriado. 

No obstante, cabe subrayar que la duración varía en función del momento en que el gato acuda a la clínica veterinaria y tras el diagnóstivo inicie el tratamiento más adecuado para él. 

En general, cuanto antes se acuda al veterinario, antes funcionará el tratamiento y antes se curará nuestro amigo. 

¿Qué tratamiento hay para el resfriado común en gatos?

Existen diversos tratamiento para combatir el resfriado en gatos, pero todos ellos depende del tipo de virus que contraiga el animal. En líneas generales, se toman: 

  • Antibióticos
  • Antihistamínicos
  • Antiinflamatorios 

IMPORTANTE 👉 El veterinario es el único que tiene la potestad de prescribir un tratamiento farmacológico. 👈

Aunque a nosotros nos pueda parecer un simple constipado, hay que saber muy bien qué se le puede dar a un gato resfriado y jamás automedicarlo. 

Los expertos subrayan que algunas crisis pueden requerir la hospitalización del animal con el objetivo, entre otros, de llevar a cabo un tratamiento sintomático. En muchas ocasiones también se proponen inhalaciones para ayudar al gato a despejar gradualmente sus vías respiratorias y a respirar mejor. 

El tratamiento se proporcionará hasta que lo indique el veterinario. Según los expertos, este suele durar una o dos semanas dependiendo de cada caso y de la gravedad del gato. 

Resfriado en gatos: remedios caseros

Existen varios remedios caseros, según la opinión del asistente veterinario, Francesco Reina, que tienen pocas contraindicaciones y pueden ayudar a tu gato a recuperarse más rápidamente del resfriado.

Por ejemplo, homeopatía:

  • Manzanilla para eliminar la flema
  • Miel, tiene una fuerte acción antibiótica
  • Equinácea (extracto herbal), capaz de estimular las defensas inmunitarias. Además, tiene una acción bacteriostática y virostática (tiende a controlar el crecimiento del virus). El extracto seco de Equinácea se utiliza de la siguiente manera: 12,5 mg de extracto seco al día por cada 5 kg de peso durante todo un mes. 

¿Cómo prevenir el resfriado común en los gatos?

Según un artículo publicado en la revista Animals Health basado en declaraciones de varios profesionales del centro veterinario Albayda, una buena práctica para prevenir el resfriado en gatos es vacunarlos contra esta enfermedad. 

Pero en este sentido es importante tener en cuenta que la vacuna no protege contra todas las cepas del resfriado: la vacuna reduce en gran medida el riesgo de enfermarse, pero los síntomas podrán aparecer igualmente si tu gato se ve afectado por una cepa no presente en la vacuna. De hecho, a día de hoy hay cepas para las que no existe ninguna vacuna en el mercado.

Sin embargo y como la enfermedad está presente de forma significativa en la población felina siendo altamente contagiosa, los efectos beneficiosos de la vacuna son claramente visibles: el número de gatos afectados ha disminuido enormemente desde que se empezó a administrar la vacuna.

La vacunación primaria suele realizarse a las 8 ó 9 semanas de edad, administrando una segunda dosis a las 12 semanas. Después, se para a un calendario de revacunación anual.

Recordamos que esta información es meramente orientativa. Ante cualquier duda, no dudes en pedirle consejo a tu veterinario tanto sobre las vacunas como sobre la presencia del resfriado común en gatos de tu zona. 

Comentarios
0 mensajes
Confirmar la supresión

¿Seguro que quieres borrar el comentario?

Comentar