Ahora en Wamiz :

Publicidad

¿Los gatos pueden tener síndrome de Down?

gato blanco sindrome down advice

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? 

© Shutterstock

¿Pueden los gatos tener síndrome de Down? Y, de lo contrario, ¿qué hace que algunos gatitos lo parezcan? Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre los gatos y el síndrome de Down.  

Por Ismael G. Cabral

Publicado el 8/8/20 15:50

Es posible que alguna vez te hayas fijado en un gato que parece algo distinto a los demás. Sí, los gatos pueden nacer con algo similar al síndrome de Down. De hecho, en los últimos años, se ha producido un gran aumento de casos.  

¿Qué es el síndrome de Down?

El síndrome de Down es uno de los muchos trastornos genéticos causados por una anomalía cromosómica. Sucede cuando la división celular anormal crea una copia parcial o completa del cromosoma 21. Este cromosoma adicional produce cambios físicos y en el desarrollo que afectan a las capacidades motoras y mentales. 

¿Pueden los animales tener síndrome de Down?

Los humanos tenemos 23 cromosomas en total, mientras que los gatos tienen solo 19. Científicamente hablando no existe el síndrome de Down felino. Esto se debe a que los gatos no tienen un cromosoma 21

¿Qué animales pueden tener síndrome de Down? 

El síndrome de Down puede aparecer en otros animales, incluidos tigres, jirafas y chimpancés. No hay evidencia, sin embargo, de que los perros puedan desarrollar síndrome de Down.

gato sindrome down
Los gatos pueden tener un desorden cromosómico similar al síndrome de Down ©Shutterstock 

¿Pueden los gatos tener deficiencia mental?

El retraso mental se refiere a la discapacidad intelectual en humanos o animales, incluidos los gatos. Es un efecto secundario de las alteraciones genéticas, como el síndrome de Down, así como también consecuencia de traumatismo craneal, insuficiencia de oxígeno y exposición a sustancias químicas o toxinas peligrosas.

Un gato con retraso mental tendrá una capacidad intelectual reducida, lo que afectará a su capacidad para aprender lo básico, incluido el coger el hábito de ir al baño. También tendrán algunos problemas de disfunción motora. Otros síntomas incluyen visión deficiente, pérdida auditiva y menos habilidades sociales que otros gatos.  

Por  lo tanto, si bien los gatos no pueden tener exactamente síndrome de Down, sí que pueden nacer con un problema cromosómico que causa síntomas físicos y mentales muy similares a las personas con el síndrome. Esto podría ser el resultado de nacer con un cromosoma extra. O también podrían deberse a una anormalidad en los cromosomas que determinan si un feto será macho o hembra. 

¿Gato con síndrome de Down? Los síntomas

Los síntomas similares al síndrome de Down ocurren en los gatos muy raramente. Pero cuando lo hacen se manifiestan de manera física o mental. Puedes detectar ya algunas señales cuando nace el gatito, mientras que otras pueden tardar semanas en aparecer.

Estas son algunas de las cosas a tener en cuenta:

  • Orejas pequeñas o de formas extrañas
  • Problemas de visión
  • Ojos anormalmente separados
  • Dificultad para caminar
  • Escasa masa muscular
  • Nariz plana o hacia arriba
  • Desinterés en socializar con otros gatos

Cualquier gato que muestre estos síntomas necesitará algunas pruebas genéticas. Estas determinarán qué apoyo adicional necesita el gato para vivir una vida plena.

¿Cuál es el coeficiente intelectual de alguien con síndrome de Down?

Una persona con síndrome de Down tiene un coeficiente intelectual de entre 35-69, que es significativamente más bajo del promedio, por ejemplo, de 97 en los ciudadanos de España, según datos de la web datosmundial.

Los gatos con síntomas similares al síndrome de Down también requieren cuidados adicionales. Es posible que necesiten una dieta especial, así como algunas visitas más al veterinario que la mayoría de los otros gatos.

También son menos independientes que un gatito promedio y no se encuentran tan preparados como los demás para hacer frente a situaciones peligrosas, como cruzar la carretera. Como tal, estos gatos deben vivir dentro de casa o en lugares donde puedan ser más o menos vigilados. 

Maya, la gata con síndrome de Down 

Maya es una gata atigrada que nació con una anomalía cromosómica. Pero esto no ha sido impedimento para que tenga una existencia feliz y rodeada del amor que merece. ¡Incluso tiene su propia cuenta en Instagram!

Su mamá la trata como si fuera una gatita completamente sana. En cambio Maya es una minina muy especial. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Maya the Cat (@meetmayacat) on

"Recibimos comentarios de cariño constantemente. Ojalá encuentren una cura, aunque será difícil", cuenta Lauren, su compañera humana. "Aunque realmente no hay necesidad porque ella es feliz, está sana y se siente muy querida".

Muchas otras personas están de acuerdo en que Maya es perfecta tal como es. ¡Esta estrella felina triunfa en las redes sociales con casi 500.000 seguidores en Instagram!

Lil Bub, otro gato famoso con síndrome de Down

Maya no es el único gato famoso nacido con síntomas de síndrome de down. Lil Bub se convirtió en una celebrity de la red Tumblr en 2011 y tras aparecer en varios programas de televisión. Incluso llegó a protagonizar un documental. También intervino en algunas películas, como Nine Lives y I'll Be Next Door

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lil BUB (@iamlilbub) on

Lil Bub falleció en 2019 a los ocho años. Y aunque murió joven Lil Bub vivió una vida increíble y fue muy querida

Estas historias demuestran que todos los gatos pueden vivir la vida al máximo, sin importar los desafíos que tengan que superar. Y aunque no todos los gatitos que nacen con síntomas similares al síndrome de Down llegan a ser una estrella de las redes sociales, estos pueden ser tan felices como cualquier otro gato.

Todo lo que necesitan es un poco más de amor y cuidado extra.